Círculos en las Cosechas : siguen apareciendo



círculos de las cosechas 2015





“Hay algo más
fuerte que todos los
ejércitos del mundo,
y es una idea
cuya hora llegó.”
Victor Hugo,
escritor francés (1802-1885)



La aparición de dibujos en
plantaciones de trigo en diferentes
partes del mundo no es tan
reciente. Unas pocas xilografías
inglesas registran que ya se observaban
desde hace algunos cientos
de años. Estos dibujos fueron registrados
esporádicamente desde
el comienzo del siglo pasado,
pero se hicieron más evidentes
al principio de los años ochenta.
Después de mil novecientos noventa,
sus formas presentaron un
repentino aumento de tamaño y
complejidad, llegando a tener, sólo
una figura, cuatrocientos dos
círculos y trescientos metros de
diámetro.
Llegaron de manera implacable
y quedaron grabados principalmente
en plantaciones, pero
también en terrenos con césped,
flores silvestres, juncos, tierra,
arena, nieve, hielo, suelo de f lorestas
y hasta en la copa de los árboles.
Constituyen un fenómeno mundial que tiene
lugar en Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Australia,
Rusia, Japón, países de Europa (occidental y
oriental) incluyendo Escandinavia, Israel y partes de
África. Aparecen principalmente en verano, con un
promedio de trescientos por año, y ya se encontraron
por lo menos seis mil formas documentadas.
En general, se concentran cerca
de monumentos antiguos, que
a su vez fueron construidos en lugares
de poderosas energías telúricas.
Probablemente es por eso
que existen tantos en el área de
Wiltshire, Inglaterra, donde se
encuentran las estructuras neolíticas
más importantes, como
Stonehenge y Avebury.
La plantación queda ligeramente
inclinada, a veces con varias
capas distintas.
Se han realizado muchos trabajos
científicos para descubrir el
efecto que causan en la materia viva.
Los análisis han mostrado que
la composición química del suelo
se altera significativamente, como
si allí hubiese caído un rayo.
A veces se han encontrado en
las muestras algunos cristales muy
puros de silicio. Esos cristales no
son comunes, sólo pueden formarse
bajo la considerable presión de una gran masa
de hielo o bajo intenso calor. Las plantas también
presentan indicios de calentamiento a una temperatura
muy alta. Se alteran sus semillas así como su
ciclo reproductivo, pero la cosecha no sufre daños, y
la plantación continúa creciendo y madurando normalmente.
Esos efectos indican que los dibujos aparecen
en segundos; en caso contrario, los campos se
incendiarían bajo tan intenso calor.
Muchos datos recolectados a lo largo de los años
muestran una evolución progresiva en sus formas.


2014

Sus dibujos se basan en la geometría
sagrada y euclidiana, en la
matemática superior y en los símbolos
antiguos; muchas veces se
combinan los tres aspectos de manera
completamente innovadora.
Presentan una nueva simbología
que conecta las elevadas enseñanzas
espirituales de nuestros ancestros
con la física moderna. Esos
nuevos símbolos pueden agruparse
en familias, y se los puede estudiar
y descifrar como cualquier
otra enseñanza. Códigos de conocimientos
que en el pasado estaban
reservados a los iniciados
ahora son impresos abiertamente
en los campos para que todos los
vean, lo cual demuestra la urgencia
de esas transmisiones. Su mensaje
no siempre es fácil de comprender,
pero como con frecuencia
una misma comprensión es
alcanzada simultánea e independientemente
por personas de orígenes
y disciplinas distintas, queda
claro su carácter universal.
Los dibujos en los trigales encantan
por su belleza, pero su importancia
va más allá de la apariencia.
Irradian energía y tienen
un poder transformador.
¿Cómo surgieron aquí en la
Tierra, de dónde vienen, quién
los hace?
Nos dejan más preguntas que
respuestas, y es imposible estudiar
ese fenómeno en profundidad sin
poner en duda las certezas que
hemos adquirido sobre la naturaleza del mundo en
que vivimos.


febrero 2015

Muchas personas en todo el mundo están sintiendo
la necesidad de cambios, pero cambios –cualesquiera
que sean– sólo pueden ocurrir por medio
de profundos cuestionamientos. Esas formaciones
contienen grandes verdades que la humanidad prefirió
abandonar en los siglos pasados,
pero que ahora necesita recuperar.
Los dibujos evocan en nosotros
las enseñanzas de nuestros
ancestros, quienes, basados en
valores espirituales, transmitían
que todo está vivo, consciente y,
por lo tanto, digno de respeto.
Por medio de sus símbolos, los
dibujos nos enseñan que nuestro
mundo no sólo es esférico, sino
vivo, multidimensional, y forma
parte de un gran universo, también
vivo, al igual que cada una
de nuestras células forma parte de
nuestro cuerpo.
Esos sucesos que ocurren en
Inglaterra y en otras partes del
mundo, así como los nuevos descubrimientos
en distintos campos
del conocimiento, nos llevan
a percibir que nuestra realidad es
considerablemente más maravillosa
de lo que fuimos inducidos
a creer.
Aun sin ninguna respuesta
directa sobre su aparición tan
inexorable, es posible percibir
un objetivo al ver sus resultados.
Los mensajes de las formaciones
de los trigales transmiten
un gran apremio, insistentemente
le muestran a la humanidad que
urge cambiar su modo de pensar
y de actuar para no llegar a un
punto sin retorno.



Francine Blake , fundadora del Grupo
de Estudios de Wiltshire Crop Circles,

Inglaterra.






 


Saiku



1 comentario: