Respirando juntos en un vasto océano de vida,





Cada uno con su forma, cada uno con su función, cada uno con su propio color, sonido y expresión y sin embargo, tan iguales, tan unidos, dándole forma a este vasto universo, dándole forma al cuerpo Mayor.

Respirando juntos en un vasto océano de vida, de amor y de conocimiento, existimos como energía, como un soplo infinito de vida.


El Uno se dividió a si mismo, para conocerse mejor, para explorar
se y explorar sus creaciones. Sin un fin, sin un propósito específico, solo Ser, estar, experimentar.

Dentro de ese océano infinito existimos como Mónadas, como espíritus de luz, unidos, respirando como Uno y sin embargo, explorando la vida como individuos, aún desmemoriados, sin recuerdo de nuestro origen, para apreciar mejor todas las facetas a explorar.


Recorremos un sin fin de caminos, un sin fin de aventuras, un sin fin de vivencias y en cada una comprendemos al Universo de una manera distinta hasta conocer todo el proceso.


Somos esculturas vivas que vamos autotallando, mejorando, errando, pero siempre transformándonos.

Únicos e individuales dentro de un océano de Unidad que es creado en base a nuestra diversidad! 


Y es que, así de paradójico es nuestro Universo!


Nosotros Somos Unidad, el Uno, expresándose y manifestándose a SI MISMO,desde nuestra maravillosa individualidad.

Pero todo esto no se remite, claro, a esta forma que hoy utilizamos, esta es una fase muy transitoria, se refiere a lo que somos como Mónadas experimentando la materia, Mónadas salidas del Absoluto dador de vida, exploradoras de lo desconocido, intrépidas viajeras del Kosmos, que algún dia emprenderán la vuelta para dormir de nuevo en los brazos de su Creador, hasta la próxima exteriorización.








No hay comentarios:

Publicar un comentario