EL NUEVO MOVIMIENTO PLANETARIO








Cuando os hablamos de una existencia cósmica, lo hacemos por Amor, porque tenéis voluntad de evolucionar hasta el conocimiento de las leyes. Así, cuando os hablamos de nuestros aparatos de vuelo, es por el mismo principio.
En todos nuestros aparatos, desde los menores hasta los mayores, existen las mismas e idénticas características de la mecánica de los cuerpos celestes. Por tanto, dentro de ellos nos sentimos como en nuestra casa y sobre esas "naves cilíndricas"., como las llamáis, nos movemos libremente como en una pequeña ciudad, incluso llegando a una velocidad incalculable para vuestro conocimiento científico actual.
Una de nuestras naves espaciales de dos kilómetros de diámetro, cubre la distancia entre el planeta Marte y la Tierra en apenas 9 días, o sea, 216 horas. Si fuera necesario, ese tiempo puede reducirse notablemente con el uso de naves espaciales equipadas para viajes intergalácticos. Fuera de vuestro sistema planetario podemos desarrollar una velocidad cien veces mayor que la de la luz. En cuanto a la energía disociativa de la materia, o sea, la que produce la "antimateria".; os informamos que sobre Marte y Saturno, al igual que en ciertas zonas de vuestro satélite, la Luna, aquélla fue utilizada por nosotros con fines altamente benéficos y dirigida para proteger cuerpos celestes de la continua amenaza de meteoros, los cuales, por falta de suficiente sustancia desintegrarte, caerían sobre el suelo lunar con efectos desastrosos.
Atendiendo a su estado actual, la Luna tiene frágiles envolturas magnéticas.
Nosotros, al igual que otros participantes del Consejo Intergaláctico universal que formamos la confederación interestelar a la cual vuestro sistema solar también pertenece, usamos energías intersolares para el desplazamiento de nuestras naves cósmicas. Protegemos los cuerpos celestes menores del impacto con otros de grandes dimensiones, lo que podría ocasionar daños de gran repercusión para el sistema. Hace milenios que usamos la energía disociativa de la materia con grandes beneficios para la ciencia evolutiva.
Nuestra ciencia usa la energía asociativa para alimentar la homogeneidad de cualquier cuerpo celeste en estado de carencia cohesiva en su estructura física carencia debida a la pérdida natural (lentamente progresiva) de las fuerzas cosmo-magnéticas.
Actualmente, vuestro satélite, la Luna, manifiesta justamente esa carencia, debido a la contracción de su núcleo ígneo-magnético-cósmico. Eso produjo un cambio radical en su anillo magnético-esférico, que fue absorbido hacia el centro. Por consiguiente, vuestro satélite Luna se encuentra actualmente suspendido en el espacio en una especie de vacío cósmico, como una esfera en precario estado de estado de estabilidad.
Esa particularidad fue notada por la ciencia terrestre el día 25 de julio de 1959, por inspiración de nuestros discípulos que operan en Italia. Ellos invitaron a los científicos de la Tierra a que desistieran de las experiencias que se están llevando a cabo sobre el satélite lunar, pues esas experiencias podrían provocar su caída sobre la Tierra. No siempre vuestros científicos toman en serio nuestras informaciones; por consiguiente, no siempre permitimos exploraciones en la Luna, y así hacemos que los proyectos fallen.
Nunca dejamos de observaros, y hoy lo hacemos más que nunca. El 24 de abril de 1964, nuestros discípulos comunicaron a todas las jerarquías responsables y a los científicos de la Tierra que es absolutamente necesario rever, con carácter de urgencia y antes de que sea tarde, el delicado campo de la física nuclear, y aplicarlo positivamente; de la misma forma, estamos recomendando que se detengan las pruebas nucleares. ¿Acaso Chernobyl no será una advertencia?
Estamos usando nuestros recursos técnico-científicos, enviando nuestras naves-laboratorio a los espacios contaminados, para limpiarlos A través de esos viajes, podemos localizar y medir las convulsiones caóticas que inciden sobre el núcleo de la masa ígneo-cósmica de vuestro planeta. ¿Esas palabras tienen algún sentido para vosotros? Encontramos, pues, en su anillo magnético-esférico una grave acentuación vibratoria, y hay preocupación en otros planetas por vuestra actividad cósmico-física habitual.
Nuestros controles consiguieron también localizar una grieta progresiva, preludio de catástrofes imprevisibles. Todo eso sumadlo a la ruptura del eje magnético del planeta Tierra, que es sabida por los responsables de vuestra política mundial. Esas informaciones os las dimos, pero en vuestro planeta impera la hegemonía mental como fuerza destructiva.
Ahora bien, se concreta cada vez más la amenaza espantosa de vuestra autodestrucción y el caos cósmico de vuestro planeta. Una de las advertencias visibles de ello es la mancha negra en la calota polar.
¿Sabéis lo que esas señales dicen?

Sarumah (Erks- Mundo Interno)



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/



 


Saiku


No hay comentarios:

Publicar un comentario