Memorias de un ser extraterrestre



"Fuimos sembrados y cultivados, hace muchísimas kalpas atrás, por seres que ya partieron hacia otro Universo.
Ahora somos nosotros los jardineros.Quién lea estas palabras comprenderá, que de acuerdo al proceso evolutivo, podría llegar a serlo, en su momento dado.
Nuestras figuras, son básicamente iguales a la de los seres humanos que pueblan la Tierra, aunque nuestros cuerpos, son mucho más livianos, sutiles y ligeros, por vibrar a una velocidad mucho mayor.
Carecemos de algunos órganos internos y externos, de los que son posedores los cuerpos físicos que se usa en la superficie de la Tierra. No son necesarios, ya que nos alimentamos de energía pura y nuestro sistema de reproducción es diferente.
Somos de elevada estatura, si nos comparamos con ustedes, las féminas un poco más bajas.
Cuando nacemos ( lo hacemos ya como seres adultos y nos quedamos en esa etapa juvenil como apariencia) se nos proporciona un vestuario completo.El mismo consiste, en un traje metálico de una sola pieza, de luminoso color plateado tornasolado.Se ciñe completamente a nuestro cuerpo, como una segunda piel, para tener así, completa libertad de movimientos. A la cintura, llevamos una ancha faja, donde adosamos una serie de diminutos y precisos instrumentos, indispensables para nuestro trabajo como jardineros."


Acto de creación amorosa de otro ser, en un mundo más evolucionado.

"La pareja, entro a un recinto, tomada de la mano, donde debían fusionar sus más puras energías, para la creación de un nuevo ser.Se acercaron lentamente hacia el cilindro genético, donde con amor y devoción ,pondrían lo mejor de si mismos, para dotar a su heredero de bellas cualidades y virtudes.
Mirándose tiernamente, plenamente conscientes de la solemnidad del acto, acercaron sus manos al cilindro.De acuerdo, a su voluntad expresa, ese sería el único que engendrarían.Parados frente a frente, se miraron, comunicándose mentalmente. Antes de comenzar la descarga energética, se besaron con dulzura.
El hombre, con un rápido movimiento, llevó un dimimuto dispositivo hasta su pecho y un rayo cegador lo envolvió, por un instante.La mujer, se apoyó contra el cilindro, mientras una potente descarga enegética, emanaba de las manos de su eterno compañero, luego hicieron inversamente lo mismo, quedando exhautos por la energía entregada al cilindro, donde ya se avisoraba el nuevo ser.
Fueron apartando sus manos lentamente del cilindro energético, luego retrocedieron, para mirar mejor a su creación de amor."

Allia –la que utiliza la luz

Memorias de un ser extraterrestre de Sally Barbosa.


Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!!

Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo



SAIKU



 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario