EL EJE MAGNÉTICO HA CAMBIADO.





El primer conjunto de resultados de alta resolución a partir de tres satélites de la constelación Swarm de la Agencia Espacial Europea (ESA) confirma una tendencia que ya se había observado en los últimos años: el movimiento del norte magnético desde Norteamérica, donde se encuentra en la actualidad, hacia Siberia. Este cambio, que podría acontecer en menos de medio siglo según anunciaron los geofísicos ya hace varios años, podría suponer que las auroras boreales dejaran de aparecer en los cielos de Alaska para hacerlo en Siberia y el norte de Europa. Donde apuntan las brújulas no será el mismo sitio.

Lanzado en noviembre de 2013, Swarm proporciona conocimientos sin precedentes en el complejo funcionamiento del campo magnético de la Tierra, que nos protege de la radiación cósmica. Las mediciones realizadas durante los últimos seis meses confirman el movimiento del norte magnético desde la isla de Bathurst, en Canadá, hacia Siberia. Este conocimiento es fundamental en muchos campos, como para los marinos, que se fían de sus brújulas para dirigir la navegación.

No hay que confundir los polos magnéticos con los geográficos. Los primeros no son constantes, y cambian ligeramente año a año. Los científicos consideran probable que estos movimientos sean oscilaciones cíclicas, por lo que después de desplazarse a Siberia es posible que vuelva de nuevo a Canadá.

Los resultados también refuerzan la tendencia general de debilitamiento del campo magnético, con descensos más drásticos en el hemisferio occidental. Pero en otras áreas, tales como el sur del Océano Índico, el campo magnético se ha fortalecido desde enero.

Estos cambios se basan en las señales magnéticas derivadas de núcleo de la Tierra. En los próximos meses, los científicos analizarán los datos para desentrañar las contribuciones magnéticas de otras fuentes, como el manto, la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera.

Esto proporcionará una nueva visión de muchos de los procesos naturales que se producen en el interior de nuestro planeta con el clima espacial provocado por la actividad solar. A su vez, esta información dará lugar a una mejor comprensión de por qué el campo magnético se está debilitando. Los primeros resultados han sido presentados en el III Encuentro de Ciencias del Swarm, en Copenhague, Dinamarca.




Los efectos del magnetismo no se distribuyen por igual en toda la superficie del imán. Los extremos del imán son los puntos de máxima atracción y se denominan polos magnéticos. Cada imán tiene dos polos magnéticos, el norte y el sur.
Si se suspende un imán por el centro de tal forma que pueda girar libremente, un polo siempre apuntará al norte terrestre y el otro siempre al sur. El motivo, es que nuestro planeta se comporta como un gigantesco imán, y según la ley de la atracción y repulsión del magnetismo, que es similar a la de los campos electrostáticos, los polos de distinto signo se atraen y los de igual signo se repelen. Por ello el polo norte de un imán intenta siempre buscar la atracción del polo sur magnético de la Tierra alineándose con él, el cual se encuentra cercano al polo norte geográfico.

Hay que aclarar, que el norte y el sur magnético de la Tierra están invertidos con relación al norte y sur geográfico. Además, cuando el imán apunta hacia el norte de la Tierra (el sur magnético), en realidad no coincide exactamente con el norte geográfico, es decir, existe un ángulo entre el lugar hacia el que apunta el imán y el eje de rotación de la Tierra. Este ángulo varia anualmente, y también es diferente según el lugar de la tierra en donde ser realice la medición, por ello existen tablas de corrección anual para los navegantes que aún utilizan el método de situación por aguja magnética.
Además, conforme nos acercamos a los polos terrestres la brújula deja de ser efectiva, ya que las líneas de fuerza del imán se orientan cada vez más verticalmente con respecto a la superficie de la Tierra. Si nos situamos con un imán sobre el mismo polo norte terrestre, la aguja deja de orientarse.





http://saikumisterios.blogspot.com.ar/



SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario