Estamos aquí. Somos los Pleyadianos, una energía colectiva de las Pléyades.



Estamos aquí. Somos los Pleyadianos, una energía colectiva de las Pléyades. Poseemos una larga historia. Nuestros ancestros llegaron de un universo que había logrado la realización, un universo. Vosotros estáis viviendo simplemente en un planeta que se acerca a la realización, y estamos aquí para ayudaros en esta tarea. Esta realización o transformación ha sido anunciada durante muchos eones. Es un momento im-portante. Lo que suceda en la Tierra ahora afectará a todo el universo.
La realización consiste en que comprendáis quiénes sois para que podáis ir más allá en el experimento. Nuestros ancestros provenían de un universo que se había realizado y luego había comprendido universal-mente que era el Creador Principal, la Primera Causa, o el viaje del Creador Principal en el tiempo. Venían de un universo que había descubierto su esencia: la creatividad. Al descubrir esa esencia, descubrimos que somos creadores.
Nuestros ancestros pudieron elegir entre regresar al Creador Principal —que es simplemente movimiento— y permanecer dentro de esa vibración, o continuar, como sucede siempre que se ha logrado la reali-zación de la forma. Eligieron venir a este universo como embajadores porque se dieron cuenta de que algún día estaríais preparados para la realización. Vinieron a las Pléyades porque algún día ese sistema solar sería capaz de ayudaros en la época más difícil, la crisis previa a la reconexión con el Creador Principal. Nuestros ancestros fueron algunos de los Planificadores Originales de la Tierra, que plantaron semillas de creatividad y amor en los mundos. Debido a sus cualificaciones, gustaban de orquestar mundos, del mismo modo que los conductores aman conducir. Nuestros ancestros son también vuestros ancestros, y nos gusta llamaros nuestra antigua familia, pues en realidad lo sois. Nuestros ancestros entregaron su ADN a los Planificadores Originales, y este ADN se convirtió en parte del ADN de la especie humana.
Los Pleyadianos venimos de vuestro futuro. En nuestra versión del «ahora», aún existen la tiranía y el tumulto, y hemos vislumbrado probables futuros de la Tierra que incluyen la misma tiranía y decadencia. El concepto de tiempo no es correctamente comprendido en la realidad de la tercera dimensión: vosotros creéis que el tiempo se mide en minutos o grados. El tiempo es mucho más vasto de lo que creéis. En realidad, el tiempo codifica y juega con la información, pues al estirarse, distorsionarse, curvarse y moverse, os per¬mite penetrar en distintas realidades simultáneamente. Podéis entrar en una curva elíptica del tiempo y experimentar diferentes realidades simplemente desplazándoos por la curva y descubriendo que el tiempo no es «sólido», como tampoco lo es la realidad.
Como todas las realidades no son sólidas y como el futuro no está establecido (es tan sólo un número de probabilidades), vemos que ahora es el momento en que se da la oportunidad para insertar una probabilidad más positiva en la Tierra. Deseamos reinsertar la luz en este planeta y devolverle a la Tierra su propósito original: el convertirse en un magnífico centro de intercambio de información intergaláctica. Así que hemos regresado en una sección de tiempo a un lugar que llamamos una semilla, con el fin de poder producir un cambio. Este cambio no sólo afectará a la Tierra, afectará también a vuestro futuro, a nuestro presente y a todo el universo.
¡Éstas son buenas noticias! Habéis venido a la Tierra en un momento y un lugar en que la evolución está a la mano. Está a punto de producirse un gran salto en el que participaréis, y no estáis solos, ya que muchas energías están llegando a la Tierra en estos momentos para participar en este gran proyecto. Hay naves nodrizas rodeando el planeta. Hay rayos de luz que están llegando a la Tierra desde viejos y antiguos sistemas de estrellas que han estado trabajando para vosotros durante eones. Estos rayos de información están sien¬do enviados hacia el planeta.
A medida que esta información os sea transmitida, vuestros cuerpos deben ser capaces de recibirla, albergarla, y retransmitirla a otros. Muchos de vosotros estableceréis vínculos telepáticos con estas naves nodrizas, lo cual será como tener vuestras propias estaciones de radio, con las cuales podréis sintonizar con una gran riqueza de información siempre que queráis.

La transición está a punto de ocurrir, un cambio dimensional que hará disminuir la densidad de la tercera dimensión para que podáis moveros hacia dimensiones más elevadas, en las que el cuerpo no tiene un estado tan sólido. Habéis venido aquí porque queréis dominar el proceso evolutivo y aprender a vivir con él. Esto será muy emocionante, porque significa que podréis funcionar en muchas realidades.
Las respuestas están enterradas en lo más profundo de vuestro ser. Las preguntas llegan a vuestras mentes para que encontréis las respuestas en vuestro interior. Para conseguir esto tenéis que creer que la información está almacenada ahí. La humanidad está aprendiendo una gran lección en estos tiempos. La lección consiste, por supuesto, en que reconozcáis vuestra divinidad, vuestra conexión con el Creador Principal y con todo lo que existe. La lección consiste en que os deis cuenta de que todo está conectado y de que vosotros formáis parte del todo.
Hay multitudes de culturas y sociedades que exis¬ten en la inmensidad del espacio, y estas sociedades y culturas han entrado y salido de este planeta desde el principio. Los Pleyadianos no somos los únicos que hemos venido a asistiros; somos sólo un grupo de uno de los tantos sistemas de estrellas. Muchos han viajado aquí por muchas razones. La mayoría de los extraterrestres están aquí para vuestro bien, aunque también hay quienes están aquí por otras razones.
Vuestra historia se mueve a través de épocas muy especiales. Muchos de vosotros os involucrasteis en la Tierra hace eones a través de la energía estelar, trabajando con los reinos más elevados. Tenéis un conocimiento bastante completo de las dificultades que ha atravesado la Tierra, así como de los movimientos de tierras que tuvieron lugar y de cuántas veces ha llegado ayuda del cielo.
La información fue distorsionada cuando aquellos que llegaron de los cielos para ayudar en vuestro desarrollo fueron considerados dioses. Así como los niños hacen sus ídolos de aquellos que pueden hacer lo que ellos no pueden, vuestra sociedad ha demostrado este mismo sistema de creación de dioses. El concepto que se esconde detrás de este método es uno de los paradigmas que habéis venido a cambiar. El mundo tridimensional es todo un reto, pues permite que se construyan increíbles limitaciones. Por medio de estas limitaciones se forman estructuras y, mediante este proceso, creáis, y aprendéis que sois una porción del Creador Principal y que el Creador Principal desea experiencia.


MENSAJEROS DEL ALBA




No hay comentarios:

Publicar un comentario