La Tierra rodeada de basura espacial



Más de 700.000 objetos de entre uno y 10 centímetros de diámetro orbitan la Tierra a gran velocidad, un auténtico peligro para naves y satélites

La basura espacial contiene tuercas, tornillos, 70.000 gotas radiactivas de combustible nuclear, y un guante de astronauta perdido en 1965, todo viajando a 28.000 kilómetros por hora.

El satélite Vanguard I, lanzado por Estados Unidos en 1958 y operativo hasta 1964 lleva medio siglo sin control y lo convierte en el objeto artificial inactivo más antiguo alrededor de nuestro planeta. Seguirá dando vueltas durante al menos 200 años.
Se han destruido satélites mediante impacto de misiles como ocurrió el 11 de enero de 2007, cuando el ejército de China lanzó uno de ellos al satélite meteorológico Fengyun-1C. Desperdigó por el espacio 150.000 fragmentos de chatarra de más de un centímetro, de los cuales unos 3.000 de ellos tenían más 6 centímetros. Este suceso es el que más basura espacial ha generado.



Los escombros rodean nuestro planeta y pueden llegar a constituir un problema. Se han detectado hasta 16.530restos de satélites y cohetes. Es la cra más sucia de la investigación espacial.

La basura espacial que orbita la Tierra ha alcanzado los 16.530 escombros de satélites y cohetes, lo que supone 131 objetos más que los que había desde el 30 de junio de este año, según se desprende del último informe trimestral de la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales, al que ha tenido acceso Europa Press, y que ha sido publicado esta semana.
Por ‘basura espacial’ se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.
De manera desglosada, de los 16.530 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la ‘Commonwealth of Independent States’ (CIS) –Reino Unido y sus colonias– se mantiene, con respecto a los del trimestre anterior, como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6.195 objetos; seguida de Estados Unidos con 4.945, y de China con 3.726.
Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con tan sólo con 86 cuerpos, uno más que en 2011, y de los que concretamente 41 proceden de explosiones y 45 son cohetes, cuerpos y demás escombros.
Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y ‘tiran a la órbita terrestre’ aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 492 franceses, los 199 que tiene Japón, o los 175 indios, según se desprende de este informe de la NASA.
El programa de la NASA encargado de controlar la basura espacial es el ‘U.S Space Surveillance Network’ (SSN). La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.
Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.


POR REDACCIÓN BUENA VIDA

Los objetos mayores de 10 centímetros pueden ser localizados desde la Tierra con radares y telescopios, el resto no y los pequeños, precisamente por no verlos, son los más peligrosos, capaces de destrozar o hacer graves daños a las naves. Tengamos en cuenta que un cuerpo del tamaño de 1 centímetro, como una canica, a 10.000 kilómetros por hora, libera tanta energía en el impacto como una granada de mano.
Más de 20.000 objetos con un tamaño mayor a 10 cm flotan alrededor de la Tierra. La ISS, que es la mayor nave construida por el hombre, tan grande como un campo de fútbol (100 x 100 metros), quedaría completamente destruida al toparse con desechos superiores a los 10 cm. La energía que se liberaría sería enorme, y el desastre, total.
Ya de hecho, los astronautas de la Estación Espacial Internacional, se vieron en serios apuros cuando un grupo de desechos pasó a solo 250 metros de ellos. Los seis astronautas se tuvieron que refugiar en dos naves rusas Soyuz, acopladas a la Estación, por si era necesaria la evacuación. En 2009 el satélite de telecomunicaciones estadounidense Iridium 33, que estaba activo y a una altura de 776 kilómetros, debería haber pasado según los cálculos a 584 metros delsatélite militar ruso Kosmos 2251, fuera de servicio desde 1995, pero los cálculos fallaron y los satélites chocaron dejando 2.000 fragmentos en el espacio de más de 10 cm y cientos de miles de restos más pequeños.

Con información de: www.abc.es y EFE

http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario