Los Anunnaki y Su Relación Con Las Leyendas Sobre Dragones.(primera parte)


Imagen 1


David Vaughan Icke es un escritor y conferenciante británico. Desde 1990 se ha dedicado a buscar “quién/quienes controlan el mundo” y a escribir libros y artículos polémicos. Icke ha sido reportero, presentador deportivo, y portavoz del Partido Verde del Reino Unido. También es autor de más de veinte libros, en los cuales explica sus puntos de vista junto a los resultados de sus indagaciones sobre diferentes temas, principalmente referidos al supuesto control mundial por unos pocos seres humanos y con especial hincapié en los Illuminati, en su mayoría magnates y miembros de diferentes realezas, actuando conjuntamente con seres extraterrestres, los cuales llevarían ejerciendo su dominación sobre la humanidad desde sus albores. Según Icke, hay una fuerza oculta que controla a la humanidad. Los llama Illuminati, aunque reconoce que es una sociedad secreta sin nombre, que podría basarse en la llamada Hermandad de la Serpiente o Hermandad de Babilonia. Esta sociedad secreta u “hombres en las sombras” tienen una agenda que tiene como principal objetivo la instauración de un gobierno mundial de corte fascista; una dictadura controlada por las élites mundiales, muy en línea con lo descrito por George Orwell en su novela 1984. Esta elite mundial está conformada por varias familias poderosas, dentro de las cuales Icke posiciona a los Bush, los Rockefeller, los Rothschild y la familia real de Inglaterra, entre otros. Además argumenta que todos tienen la misma línea sanguínea, que viene esparciéndose por las aristocracias mundiales desde los reyes de Sumeria hasta los actuales. Me he basado, en gran parte, en su libro “El Mayor Secreto” para escribir este artículo.

Imagen 2
Según Zecharia Sitchin, los anunnaki fueron seres extraterrestres que llegaron al planeta Tierra hace 445.000 años con un propósito claro: obtener oro. Al parecer, necesitaban este mineral para restaurar su atmósfera y protegerse de los rayos ultravioleta. En la mitología sumeria, An o Anu, era el dios del cielo, señor de las constelaciones, rey de los dioses, que vivía con su esposa, la diosa Ki, en las regiones más altas del cielo. Se creía que tenía el poder de juzgar a los que habían cometido delitos, y que había creado las estrellas como soldados para destruir a los malvados. Su atributo era la tiara real. Fue uno de los más antiguos dioses del panteón sumerio, y formaba parte de una tríada de grandes dioses, junto a Enlil, dios del aire y la atmósfera, y Enki, también conocido como Ea, dios de la Tierra. Anu era considerado como el padre y primer rey de los dioses. Con el paso del tiempo, los Igigi, tripulantes de las naves extraterrestres alrededor de la Tierra,  se amotinaron y decidieron no seguir extrayendo oro, por lo que Enki decidió crear una nueva especie para que extrajera dicho mineral. Decidió extraer un óvulo de una hembra neandertal, lo fecundó con esperma anunnaki y lo volvió a introducir en la neandertal. De esta unión nacieron unos seres muy primitivos. En otras palabras: no eran útiles para el propósito por el que habían sido creados. Decidieron entonces repetir el proceso, pero, en vez de reintroducir el óvulo en la hembra neandertal, lo introdujeron en una hembra anunnaki. Y funcionó. De esa unión surgió la especie humana y durante miles de años fueron esclavos de los anunnaki, los cuales acabaron por enseñarles conocimientos para la supervivencia y el desarrollo. Para Zecharia Sitchin, la intervención anunnaki explicaría el porqué no se ha encontrado al conocido eslabón perdido en la cadena evolutiva humana. Por otro lado, el escritor y conferenciante británico David Icke sostiene que los anunnaki continúan controlándonos a través de los gobiernos y las grandes fortunas. Según Icke, los anunnaki de las Tablillas Sumerias y los marcianos blancos, propuestos por Brian Desborough, no serían  los mismos seres, aunque bien podría haber una conexión genética entre ellos. Brian Desborough cree que la Tierra estuvo una vez mucho más cercana del Sol de lo que está hoy y que Marte orbitaba alrededor de donde la Tierra orbita ahora. Si, como se alega, los cañones hondos en la superficie de Marte fueron causados por masivos torrentes de agua, tiene que haber habido un ambiente más cálido en Marte, porque hoy es tan frío que el agua se congelaría en un instante y la atmósfera de casi vacío haría evaporarse el agua en un instante.

Imagen 3
Desborough dice que la mayor proximidad de la Tierra al Sol provocó que los primeros seres humanos de la Tierra fueran de raza negra, con la pigmentación adecuada para poder lidiar con los ardientes rayos del Sol. Esqueletos antiguos encontrados cerca de Stonehenge, en Inglaterra, y a lo largo de la costa de oeste de Francia, demuestran características de tipo africano. Desborough dice que Marte, entonces con un ambiente muy parecido al nuestro, tenía una raza blanca antes del cataclismo del planeta Venus. Su investigación lo ha convencido de que los marcianos blancos construyeron las pirámides que habrían sido registradas en Marte y fueron a la guerra con una raza negra avanzada con el objetivo de conquistar la Tierra. Estas guerras, dice, son las “guerras de los dioses” descritas en incontables textos antiguos, sobre todo los Vedas hindúes. Desborough añade que, después del cataclismo, los marcianos blancos que se habían establecido en la Tierra fueron abandonados aquí sin su tecnología y con su planeta de origen devastado. Estos marcianos blancos se convirtieron en los pueblos blancos de la Tierra. Algunos científicos afirman que cuando gente de raza blanca es sumergida en tanques de privación sensorial por períodos largos, su ritmo circadiano tiene una frecuencia de 24 horas 40 minutos, que no se corresponde al período rotacional de la Tierra, sino de Marte. Esto no es el caso con razas no blancas que están en armonía con la rotación de la Tierra. En la biología, los ritmos circadianos o ritmos biológicos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo. Todos los animales, las plantas y probablemente todos los organismos muestran algún tipo de variación rítmica fisiológica, que suele estar asociada con un cambio ambiental rítmico. En todos los organismos eucariotas así como muchos procariotas se han documentado diferentes ritmos con períodos que van desde fracciones de segundo hasta años. Si bien son modificables por señales exógenas, estos ritmos persisten en condiciones de laboratorio, aun sin estímulos externos. La alteración en la secuencia u orden de estos ritmos tiene un efecto negativo a corto plazo. Muchos viajeros han experimentado el jet lag, con sus síntomas de fatiga, desorientación e insomnio. Además del alcohol, algunos desórdenes psiquiátricos y neurológicos, como el trastorno bipolar y algunos desórdenes del sueño, se asocian a funcionamientos irregulares de los ritmos circadianos en general, no sólo del ciclo sueño-vigilia.

La alteración de los ritmos circadianos a largo plazo tendría consecuencias adversas en múltiples sistemas, particularmente en el desarrollo de exacerbaciones de enfermedades cardiovasculares. La periodicidad de algunos tratamientos, en coordinación con el reloj corporal, podría aumentar la eficacia y disminuir las reacciones adversas en forma significativa.  Desborough cree que estos marcianos blancos eran una raza muy avanzada en el mundo antiguo, conocida como los fenicios o los arios. Y empezaron un largo proceso para regresar a su anterior poder tecnológico después de los trastornos que destruyeron y devastaron la superficie de su propio planeta. Una raza blanca, conocida como los fenicios y por otros nombres, eran probablemente los cerebros que guiaron la civilización egipcia, por lo menos hasta el 3.000 a. C. La Meseta de Giza, donde la gran pirámide fue construida, era antes conocida como El-Kahira, un nombre que derivaba del árabe, El- Kahir, de donde proviene el nombre de El Cairo, se refiere aMarte. Los textos antiguos revelan que la medición del tiempo estaba muy relacionada con Marte, y el 15 de marzo, los Idus de Marzo (Marte), era una fecha clave en su calendario relacionado con Marte, como lo es el 26 de octubre. El primero conmemoraba el inicio de la primavera y el segundo era el final del año en el calendario celta. Las historias del Santo Grial y del Rey Arturo se conectan con este tema. Camelot aparentemente significa Ciudad de Marte. Se cree que la Tierra ha sufrido grandes cataclismos durante el período entre 11.000 y 1.500 a. C. El primer cataclismo del 11.000 a.C. puso fin a la Era Dorada y arrasó las avanzadas civilizaciones que habían existido hasta entonces. Las antiguas razas extraterrestres abandonaron el planeta Tierra, sobrevivieron en las altas montañas o se refugiaron en el interior de la Tierra. Lo mismo sucedió con el cataclismo posterior, en el 1500 a.C. Muchos de los extraterrestres y la mayoría de los seres humanos de la Tierra no sobrevivieron a estos cataclismos. Los que sobrevivieron se quedaron con el trabajo de empezarlo todo de nuevo, sin la tecnología antes disponible. Los supervivientes se dividieron en dos categorías principales: Los de origen principalmente extraterrestre, que conservaron los conocimientos avanzados, y los seres humanos, la raza esclava, que no lo hizo. Los primeros también cayeron en dos categorías. Había aquellos que deseaban usar sus conocimientos positivamente y comunicar su información a la humanidad, y aquellos que trataron de acumular los conocimientos y usarlos para manipular y controlar a dicha humanidad. La pelea entre esos dos grupos sobre el uso de los conocimientos continúa hasta la actualidad. A medida que las sociedades se recuperaron de los trastornos del 11.000 a. C., otros cataclismos causaron más devastación durante los miles de años que siguieron, por lo que la humanidad se enfrentó con diversos nuevos comienzos.




https://despiertacordoba.wordpress.com/


SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario