Los Anunnaki y Su Relación Con Las Leyendas Sobre Dragones (parte 7)


Imagen 21
Debemos aclarar que la Cruz de Malta, llamada también de San Juan, de ocho puntas u octógona, es un símbolo usado desde el siglo XII como insignia por los caballeros hospitalarios o de la Orden de San Juan de Jerusalén, llamada también de Malta desde que el emperador Carlos V le dio en feudo esta isla en el siglo XVI. La Cruz Paté, quizá la más famosa e identificativa cruz de los Templarios se caracteriza por tener los cuatro brazos iguales, representando a los cuatro evangelistas, las cuatro estaciones, los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua) y los cuatro puntos cardinales. Es también un símbolo solar e insignia de los Caballeros del Temple. Deriva de la Cruz Celta y del Crismón de ocho radios y se dice que la recibieron del Papa Eugenio III.  Habitualmente es confundida con la Cruz de Malta, también llamada Cruz de las ocho beatitudes, por el significado de sus ocho puntas. La Cruz de Malta es una variación de la Cruz Paté. Aquella descripción del piloto norteamericano es muy similar a la descripción de los Observadores en elLibro de Enoc: “Y se me aparecieron dos hombres muy altos, tales como nunca he visto sobre la Tierra. Y sus caras brillaban como el Sol, y sus ojos eran como lámparas ardiendo…. Sus manos eran más brillantes que la nieve“. Esto también coincidiría con la descripción de los antiguos “dioses” como “los que brillan“. Ciertamente hay cosas que están sucediendo en este planeta que la mayoría de las personas se negarían a creer. Muchas razas extraterrestres, no sólo los reptiloides, operan en y alrededor de la Tierra en esta u otras dimensiones. Seres de Orión y las Pléyades están entre muchas otras razas que están interactuando con seres humanos, según testimonios de personas abducidas e investigadores de este tema. Según antiguos miembros de la Hermandad de la Serpiente que han visto a algunos de estos seres extraterrestres, los de Orión, una raza cruel, pero de apariencia hermosa, tienen alguna clase de alianza con los reptiloides. Probablemente los ángeles bíblicos eran los Observadores, los reptiloides, con alas y sin ellas. El término mismo “hijos de los dioses” es traducido en el Septuagint, la versión griega del Antiguo Testamento, como angelos (ángeles). Parece que hay diferentes facciones reptiloides: aquellos que son más positivos en su actitud hacia la humanidad y aquellos que desean dominarla y controlarla. Ambas facciones se conocen como los Observadores o ángeles, básicamente ángeles caídos. Bien podría ser que las leyendas de San Miguel lanzando el dragón a la Tierra para la batalla final y San Jorge derrotando al dragón, se relacionan con el conflicto de mucho tiempo entre los marcianos blancos y los reptiloides anunnaki. “Entretanto se trabó una batalla grande en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban contra el dragón, y el dragón con sus ángeles lidiaban contra él: Pero éstos fueron los más débiles, y después no quedó ya para ellos lugar ninguno en el cielo.”Así describe San Juan su visión de la lucha entre el Bien y el Mal, después de que el dragón tratase de devorar al hijo que habría de gobernar el mundo.
Imagen 17
El pintor Durero realizó una xilografía con una descripción minuciosa del pasaje bíblico, uno más de los que el artista adaptó en imágenes para una edición del Apocalipsis de San Juan, según las circunstancias que se explican en el comentario a San Juan y los 24 Ancianos. Durero plantea la visión divina elevada sobre el mundo terrenal, botín que se disputan el ejército de los ángeles capitaneado por San Miguel contra el dragón de siete cabezas y sus demonios. San Miguel y San Jorge son antiguos héroes fenicios de la misma región del mundo donde los anunnaki iniciaron su programa de cruzamientos. Y durante mucho tiempo actuaron abiertamente como reptiloides.  En el último libro de la Biblia, el libro del Apocalipsis, vemos una clara conexión entre el ser conocido como Satanás y la serpiente o reptil: “El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él…. Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años“. En un fragmento de los Rollos del Mar Muerto, traducido por el erudito hebreo Robert Eisenman, hay una descripción de un Observador llamado Belial (tal vez Bel), que es descrito como el Príncipe de la Oscuridad y el Rey del Mal. Bel (del acadio bēlu), significa Señor o Amo, siendo más un título que un nombre personal. En las lenguas semíticas noroccidentales su equivalente es Ba’al. Su forma femenina es Belit o Bēltu; Señora o Dueña. En la religión mesopotámica se le aplicó como epíteto a varios dioses. Los autores griegos lo trasliteraron como Belos, incorporándolo a su mitología y pasó al latín con la forma Belus. En las primeras traducciones, el ideograma que representaba al dios sumerio Enlil era leído como equivalente al acadio Bel. Bel fue usado especialmente para designar al dios Marduk, y en tal sentido entra en la composición de varios nombres propios asirios y neo babilónicos. Del mismo modo, Belit fue usado como epíteto de Sarpanit, esposa de Marduk, sin embargo, también su madre conocida como Ninhursag, Damkina o Ninmah y otras divinidades femeninas de origen sumerio fueron llamadas Belit–ili (“Señora de los Dioses”) en acadio. A través de los siglos, otros dioses también recibieron el título de Señor y fueron identificados, total o parcialmente, con Bel Marduk. También el Zeus Belos, mencionado por Sanjuniatón como hijo de Crono, es probable que se refiera a Marduk.
Se dice que Belial era terrorífico en su apariencia. Era como una serpiente, con un semblante como una víbora. Uno de los principales grupos angelicales en la tradición hebrea son los serafines o “serpientes ardientes ” y la descripción de los Observadores está muy relacionada con las serpientes. En las enseñanzas persas también hablan de un ser que describen como “la serpiente antigua que tiene dos pies“, justo como el Libro de Enoc representa a serpientes que caminan. Cuando se dice que los seres de linaje miden hasta 3,66 metros de estatura y tienen la piel blanca albina, o “más blanca que la nieve“, esta descripción se relaciona con la piel muy blanca de los bebés gigante híbridos Observador – humano descritos en el Libro de Enoc. Hay que hacer referencia a que el parto de un niño humano – Observador en el Libro de Enoc se refiere a Noé. En este caso, Noé sería un híbrido reptiloide – humano. Ello implicaría  que los pueblos descendentes de Noé serían descendentes de los Observadores y anunnaki reptiloides. En el mito hebreo, los Nefilim son descritos como awwim, que significa devastadores o serpientes. En los Rollos del Mar Muerto, Noé es descrito como parecido a “los hijos de los ángeles (caídos) del cielo” cuya “concepción era (debida) a los Observadores y a los Nefilim“.  En la tradición judía, Eva es vista como la madre ancestral de los Nefilim y asociada con las palabras hebreas que significan vida y serpiente. Eva fue tentada por la serpiente, de acuerdo con el mito del Antiguo Testamento y otras fuentes. En el Libro de Enoc encontramos que entre los Observadores que revelaron los secretos a humanos estaba Gadreel, el ángel caído que ha sido identificado como tentando a Eva. El Libro de Enoc fue prohibido por la Iglesia Católica Romana, que trató de negar la antigua creencia en la existencia de ángeles de carne y hueso, así como ángeles caídos habitando cuerpos físicos y cruzándose con humanos. Esto era para evitar que la gente comprendiese la verdadera situación. Pero los francmasones, que se dice controlan la Iglesia Católica Romana, siempre han considerado a Enoc como uno de sus fundadores legendarios. El mismo nombre Enoc significa “iniciado“. El tema de los ángeles caídos que dan los secretos prohibidos a la humanidad puede ser encontrado en el Libro de Enoc y en otras obras. Entre estos comunicadores de secretos está Azazel, que enseñó el arte de la elaboración de metal, y Shemyaza, que enseñó las artes mágicas. Estos relatos dieron origen a muchos héroes posteriores, el más famoso de los cuales es el dios griego Prometeo, que se dice que robó fuego (o conocimiento) de los dioses y se lo dio a humanos. Al menos a humanos elegidos.
Imagen 18
En el Rockefeller Center de Nueva York podemos ver una estatua de oro de Prometeo. ¿Será que los Rockefeller son conscientes del verdadero significado y el trasfondo de la leyenda de Prometeo? El Observador llamado Azazel es el origen del símbolo de la cabeza de macho cabrío en el ritual satánico y del término “chivo expiatorio“. De acuerdo con el Libro de Levítico, los israelitas sacrificarían a dos machos cabríos durante el Yom Kippur, el Día del Perdón o Día de la Expiación. Uno era ofrecido a Dios y el otro a Azazel. El sacerdote ponía ambas manos sobre la cabeza del macho cabrío para Azazel y confesaba los pecados de las personas. El macho cabrío sería entonces llevado al desierto y arrojado por un despeñadero, simbolizando el ángel caído Azazel. Azazel fue visto atado y encadenado en el desierto, o el abismo según el libro del Apocalipsis. Icke cree que representa su encarcelamiento en la cuarta dimensión inferior. La cabeza de macho cabrío de Azazel, un ángel caído reptiloide, es simbolizada por la estrella de cinco puntas invertida del satanismo. Parece que las razas extraterrestres han estado visitando la Tierra con propósitos diferentes durante probablemente millones de años. Y, seguramente, sus cruzamientos con humanos han creado las diversas corrientes raciales. En el pasado remoto han existido civilizaciones muy avanzadas, basadas en conocimientos extraterrestres. Una Era Dorada, como los antiguos la llamaron. Hace alrededor de 450.000 años los Anunnaki llegaron a la Tierra. Era una raza reptiloide conducida por los Draco alados y albinos, que trataron de apoderarse del planeta. Es probable que en ese momento ya hubiesen colonizado y habitado Marte. Durante mucho tiempo los anunnaki vivieron abiertamente como reptiloides. Pero posiblemente por la hostilidad de otras razas extraterrestres y la humanidad, encubrieron su forma reptiloide. Salieron a apoderarse el planeta pareciendo ser seres humanos. Esto incluía un programa de cruzamiento que creó linajes híbridos humano – reptiloide, a través de los que podían operar desde la cuarta dimensión inferior. Los reptiles cuarto dimensionales usan sus cuerpos humanos como un “traje” genético y cuando un cuerpo muere, el reptiloide “muda de casa” a otro cuerpo y continúa el programa en una nueva generación. Es como usar trajes espaciales, que podemos ponernos o quitarnos. Estas criaturas son las que las personas con grandes capacidades psíquicas ven como reptiles dentro de cuerpos físicos humanos. Parece que necesitan habitar un cuerpo con una fuerte corriente genética reptiloide para poder hacer esto. Por esta razón ciertos linajes siempre terminan en los puestos del poder. Otros que son híbridos humano – reptiloides son poseídos por una conciencia reptiloide desde la cuarta dimensión y son las personas a quienes las personas con grandes capacidades psíquicas ven como esencialmente humanos, pero “sombreados” por un reptiloide.
Esta posesión es más difícil para aquellos con menos genes reptiloides. Esta es la razón de que laHermandad de la Serpiente mantiene registros detallados de las líneas genéticas. Es curioso que ello coincida con la política de los mormones. Por razones supuestamente de índole religiosa, laIglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) está recopilando información sobre todas las personas de todo el mundo. Por ese motivo han microfilmado numerosísimos documentos de archivos de distinta índole, tales como censos, certificados civiles, “partidas“, testamentos, etc… A partir de los registros antes indicados, la Hermandad de la Serpiente sabe qué personas pueden ser poseídas más fácilmente que otras. Los reptiloides tratan, sin embargo, de influir en todos los humanos, estimulando los patrones de comportamiento de la región reptil del cerebro, que es la que guía el pensamiento jerárquico, agresión, conflicto, división, falta de compasión y una necesidad por el ritual. Hay muchos ejemplos de la obsesión humana por el ritual, incluyendo hacer las mismas cosas día tras día. Los reptiloides han usado la raza blanca como su base principal para el control global, pero se han cruzado con todas razas, incluyendo los chinos, japoneses, árabes y los judíos. Todo esto permite a los reptiloides controlar personas y organizaciones aparentemente aisladas. Es la versión extraterrestre de miembros de la misma sociedad secreta trabajando en muchos lugares de influencia, mientras que el resto de la población no tiene idea de que están conectados. Podemos ver una serie de seres humanos aparentemente diferentes, en puestos diferentes del poder, que llegan a las mismas conclusiones y aceptan la misma política. Parece ser que la misma fuerza está controlando a todos ellos. Esto sería un tipo de dictadura mundial. Y esto es lo que está ocurriendo con los reptiloides trabajando a través de cuerpos humanos, así como con la red de sociedades secretas que estos linajes han creado. El Libro de Enoc dice que los nacidos de la sangre de Nefilim, los híbridos reptiloide – humano, están, debido a su espíritu ancestral, destinados a “afligir, oprimir, destruir, atacar, batallar y trabajar la destrucción en la Tierra”  En otras palabras, esos cuerpos pueden ser poseídos por su “espíritu ancestral“, que serían los reptiloides de la cuarta dimensión inferior.  En los Estados Unidos hay una organización llamadalos Hijos de Jared, nombrados así en honor del padre de Enoc. Prometen una “guerra implacable” contra los descendientes de los Observadores quienes “como notorios faraones, reyes y dictadores, han dominado la humanidad durante toda la Historia“. En su publicación, The Jaredite Advocate (El Defensor Jaredita), condenan a los Observadores como “una mafia celestial gobernando el mundo“.  Muchas personas pueden preguntarse cómo la élite de laHermandad de la Serpiente puede causar tal muerte, destrucción y sufrimiento, sin mostrar ninguna emoción. Al menos algunas de las corrientes genéticas reptiloides no parecen sentir la misma emoción que los humanos, por lo que pueden ser más despiadados. Sabemos sólo una pequeña fracción de todo lo que nos rodea, pero debemos pensar más allá de los límites de lo que se dice que es la realidad.
Fuentes:
  • Zecharia Sitchin – Crónicas de la Tierra
  • David Icke – El Mayor Secreto
  • Arthur David Horn – Los Orígenes Extraterrestres de la Humanidad
  • William Bramley – Dioses del Edén
http://oldcivilizations.wordpress.com/2014/05/29/los-anunnaki-y-su-relacion-con-las-leyendas-sobre-dragones/


Los Anunnaki y Su Relación Con Las Leyendas Sobre Dragones (parte 7)

http://saikumisterios.blogspot.com.ar/

SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario