Los Anunnaki y Su Relación Con Las Leyendas Sobre Dragones (parte 3)


Imagen 6
Los antiguos griegos tenían una tradición del Jardín de las Hespérides, situado hacia el Oeste, en la que crecía un árbol que producía unas manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Este jardín era protegido por un dragón.  En los libros sagrados chinos hay un jardín en que crecían árboles que producían la fruta de la inmortalidad y también era protegido por un dragón. En relatos mejicanos antiguos, su versión de la historia de Eva involucra una gran serpiente.  Otra leyenda hindú habla de la montaña sagrada de Meru vigilada por un dragón terrible. Una y otra vez vemos el mismo tema de lugares sagrados protegidos por dragones temibles o de un reptiloide, dando conocimientos espirituales a humanos. La especie reptil, representada por los dinosaurios, tiene una larga conexión con la Tierra, que se remonta a más de 150 millones de años. Las especies reptiles, como los lagartos o serpientes, no son sino una forma de la corriente genética reptil en el universo. Los dinosaurios no eran todos reptiles de sangre fría, como ha indicado la investigación moderna. Los reptiles y dinosaurios están estrechamente relacionados por la apariencia física y ambos han engendrado una variedad asombrosa de formas diferentes. Los dinosaurios se manifestaron, en algunos casos, como criaturas voladoras, tenían tamaños muy variados, que supuestamente culminaban con el Tiranosaurio Rex. De todos modos recientemente se han encontrado restos de dinosaurios que aún fueron más grandes. Es evidente que si la corriente genética reptil – dinosaurio puede producir tal diversidad, no puede sorprender que pueda manifestarse en forma humanoide y con una importante capacidad cerebral.  Más recientemente, un mayor entendimiento de los dinosaurios ha revelado que, hace unos cien millones de años, algunos eran muy inteligentes. Los Saurornithoides, nombrado por su apariencia de pájaro reptil, tenían un cerebro grande, ojos que le daban visión tridimensional, y dedos con pulgares en oposición que le permitían atrapar mamíferos pequeños.  Adrian J. Desmond, uno de los principales investigadores de dinosaurios, dice que criaturas como los Saurornithoides, se diferenciaban de otros dinosaurios como pueden diferenciarse los hombres de las vacas. ¿Cómo habrían evolucionado los Saurornithoides si hubieran sobrevivido? Algunos estudios han sugerido que si los dinosaurios no se hubiesen supuestamente extinguido por un cataclismo, hace aproximadamente 65 millones de años, ya habrían evolucionado hacia un reptil humanoide. Como curiosidad debemos decir que la NASA pidió a Dale Russell, un paleontólogo de la Universidad de California del Norte, producir un informe sobre a qué se podría parecer la vida extraterrestre.
El Troodon (“diente que hiere“), es un género animal representado por una única especie de dinosaurio terópodo trodóntido, que vivió a finales del período Cretácico superior, hace aproximadamente entre 75 a 70 millones de años, en el Campaniano y Mastrichtiano, en lo que hoy es Norteamérica. Descubierto en 1855, es uno de los primeros dinosaurios descubierto en América del Norte y Asia. Su nombre proviene del griego antiguo, significando “diente que hiere“, haciendo referencia a los dientes de este dinosaurio, que son diferentes al de los otros terópodos. Los dientes tienen prominentes dentaduras orientadas apicalmente. Estas dentaduras “hirientes“, sin embargo, son, en su morfología, más parecidas a la de los reptiles herbívoros, y sugieren una dieta omnívora. Se cree que el desarrolló el dinosaurio Troodon durante millones de años, hubiese podido derivar en un ser que tuviese una semejanza extraordinaria a un humanoide reptil y, por lo tanto, se parecería a aquellos seres descritos por las personas que afirman haber visto extraterrestres reptiloides.  Nadie puede negar que hubiese podido ocurrir un salto evolutivo desde dinosaurios clásicos a reptiles humanoides en otra dimensión, en otro planeta, o quizás en la Tierra, antes de que los dinosaurios se extinguiesen. Pero, de hecho, ¿se extinguieron todos? La paleontología moderna, o estudio de fósiles, indica ahora que no todos los dinosaurios murieron por el choque de un meteorito hace 65 millones de años y se cree que algunos continúan viviendo actualmente. Además, tenemos  la evidencia de que las aves son descendientes de los dinosaurios. Y mientras los cuerpos de la mayoría de los dinosaurios podrían haber sido destruidos, su conciencia habría sobrevivido, porque la conciencia es energía y la energía es indestructible. Sólo puede ser transmutada en una forma diferente. ¿Qué sucedió con esta conciencia de dinosaurio que dominó la Tierra durante 150 millones de años?. Como antes hemos visto, los más tempranos relatos de Asiria, Babilonia, del Antiguo Testamento, China, Roma, América, África, India y otras partes, presentan historias de dragones y serpientes. El símbolo de serpiente también ha sido encontrado en la antigua Gran Bretaña, Grecia, Malta, Egipto, Nuevo México, Perú y por todas las islas de Pacífico. Hay una inconfundible semejanza entre algunos dinosaurios y las representaciones antiguas de dragones. Varias especies de pequeños lagartos indo – malayos, con alas palmeadas, se parecen tanto a los dragones que se les ha dado el nombre de Draco, en honor de la constelación estelar de la que se cree son originarios los reptiloides. Hay un lagarto acorazado, llamada Moloch Horridus, que también tiene una apariencia de dragón. Como curiosidad digamos que Moloch es una deidad fenicia antigua a la que sacrificaban niños hace miles de años y a la que se dice que todavía hoy se ofrecen sacrificios en rituales satánicos.  Charles Gould, que ha escrito exhaustivamente sobre dragones y reptiles, dice: “Hay una especie perdida de lagarto que hibernaba y que era un carnívoro que tenía alas como de Dragón y estaba protegida por armadura y púas“. Se cree que su hábitat era las tierras altas de Asia central y su desaparición coincidió con la Gran Inundación o Diluvio.  Pero todavía hay avistamientos de “lagartos voladores” gigantes en áreas remotas del mundo, especialmente en México, Nuevo México y Arizona.

Imagen 19
Los Anunnaki, ¿quiénes eran y de dónde venían?Se han especulado distintos orígenes. Una posibilidad, defendida por Sitchin, es que sean extraterrestres; otra es que sean intraterrestres,  que viven en el interior de la Tierra; una tercera posibilidad, que maneja principalmente Icke, es que sean seres que manipulan a la humanidad desde otra dimensión, “poseyendo” cuerpos humanos. Los investigadores del fenómeno reptiloide concluyen que probablemente algunos se originaron en la constelación estelar de Draco (el Dragón). Es una constelación del norte lejano, que es circumpolar para muchos observadores del Hemisferio Norte. Es una de las 88 constelaciones modernas, y una de las 48 constelaciones listadas por Ptolomeo. El polo norte de la eclíptica es en Draco. Aunque muy grande, Draco no tiene estrellas especialmente brillantes. La cabeza del dragón está representada por un cuadrilátero de estrellas situadas entre Hércules y la Osa Menor. El sistema de Draco incluye la estrella Thuban, que una vez fue la Estrella Polar del Norte, con la que las pirámides egipcias están orientadas. De acuerdo con las investigaciones de Graham Hancock, el antiguo complejo de templos en Angkor Wat en Camboya es una réplica de la constelación de Draco, tal como se habría visto el 10.500 a.C.  Ésta es la época en que la Tierra y los sobrevivientes humanos y, tal vez, extraterrestres, habrían estado recuperándose del cataclismo del 11.000 a.C y reconstruyendo la civilización. El investigador Robert Bauval dice que las pirámides en Giza se alinean con las estrellas del cinturón de Orión, tal como habrían estado el 10.500 a.C., cuando Orión estaba en el punto más bajo en su ciclo. Se cree que de Orión procede otra raza extraterrestre que opera en la Tierra. Hancock y otros investigadores sugieren que la esfinge de Giza, que se cree que es más antigua que de lo que se dice, habría estado orientada directamente hacia la constelación de Leo en esa misma época, el 10.500 a.C. Bajo el océano de Japón hay una estructura fantástica, Yonaguni, que también podría remontarse a 10.500 a.C. Hay muchos que han cuestionado estos hallazgos, especialmente la sincronización de las pirámides de Giza con Orión, pero por lo menos han provocado un área importante de investigación, incluso si prueban no ser exactos en todos los detalles. Es ciertamente asombroso cómo las estructuras y templos antiguos de sociedades aparentemente inconexas, en todas partes del mundo, se alinean con gran precisión astronómica, matemática y geométrica. Pero estas sociedades no estaban inconexas. En realidad tenían los mismos orígenes. Los templos en Angkor Wat están cubiertos de imágenes de reptiles, una característica de todas las culturas antiguas, incluyendo la egipcia, la centroamericana y la india.

Imagen 7

El Profesor Phillip Calahan, en su estudio de las misteriosas torres redondas de Irlanda, ha dicho que están colocadas con un sincronismo extraordinario en relación a las constelaciones de estrellas del cielo del hemisferio norte, durante el solsticio de invierno. Y las torres se alinean más perfectamente con la constelación de Draco. Según Phillip Calahan, la cabeza y los ojos de la formación de Draco, tal como están diseñados en el suelo en Irlanda, están ubicados a cada lado del lago Neagh (Lough Neagh), justo en el centro de Irlanda del Norte. El lado oriental de Lough Neagh está cerca de la capital, Belfast. John Rhodes, uno de los más importantes de los investigadores de la presencia reptiloide, dice que podrían ser invasores del espacio que se mueven de planeta a planeta, infiltrándose secretamente en la sociedad anfitriona y controlándola al final. Los seres reptiloides, se dice, llevan a cabo secuestros para que sus científicos puedan estudian la biología de especies terrestres, incluyendo la humana, y poder introducir su código genético reptil en las especies que desean manipular. Esto implica un programa de cruzamiento y eso es precisamente lo que los textos sumerios describen en relación con los anunnaki. Rhodes añade que: “Desde sus bases subterráneas, los ETs reptiles establecieron una red de infiltrados cruzados humano – reptil dentro de varios niveles de los complejos industriales militares, organismos gubernamentales, grupos de estudio ovni / paranormal, órdenes religiosas y fraternidades, etc. Éstos cruzados, algunos inconscientes de sufrir “control mental”, interpretan sus papeles como “agentes reptiles”, preparando el escenario para una invasión de ETs reptiles“. Rhodes dice que después de que los reptiloides invaden un planeta desde el espacio y desde sus bases subterráneas, la población de la superficie se rinde rápidamente a su armamento superior. Entonces los reptiloides despojan el planeta de sus recursos como agua, minerales e información de ADN. La infiltración en la sociedad humana vía sociedades secretas es un método clave del control reptiloide. El escritor e investigador estadounidense, William Bramley, concluyó en su libro Dioses de Edén, que los anunnaki crearon una sociedad secreta llamada la Hermandad de la Serpiente, también conocida como la Hermandad de Babilonia, que ha sido empleada para manipular la humanidad. EstaHermandad de la Serpiente es el núcleo de la red global de sociedades secretas de hoy, incluyendo los Illuminati, que se cree están controladas por los anunnaki.

https://despiertacordoba.wordpress.com/


SAIKU

1 comentario:

  1. Evidentemente existen variedades de extraterrestres. Unos con buenas intenciones, otros con afán de dominio. Mucho de lo que se habla aquí puede rayar en la fantasía, induciendo además a la confusión y al Temor. La realidad inmediata es que los que gobiernan el mundo y ocultan información, son las MAFIAS Y ESTAMOS A TODO NIVEL DOMINADOS POR ELLAS. Pero notemos que si hubieran malas intenciones, bastaría que dejaran caer un virus altamente letal y nadie absolutamente quedaría sobre la faz de la Tierra. En consecuencia, nos necesitan como esclavos a distinto nivel :trabajos, experimentos, etc.

    ResponderEliminar