LA TRANSMUTACIÓN — ENERGÍAS QUE INTERVIENEN- — EL SERVICIO CONSCIENTE



06/07/1995

Mas allá de las instrucciones, consejos y palabras, es importante recibir las energías puras que
son las verdaderas portadoras de todo cambio, de toda transformación.
A menudo, entre los enredos de la materia, se olvida que la transmutación :
1. Ya está hecha en los niveles sutiles. Vuestro espíritu está ya transmutado y navega hacia
niveles más altos.
2. Que, para que esta realidad de espíritu evolucionado se manifieste en materia, es necesaria la
ayuda de las energías superiores.

Hay algo muy importante a clarificar y es que la transmutación no la hace el ser individual, sino
el Ser-Unidad con el Todo.
Así pues, las energías transformadoras vienen y son creadas de la
Gran Energía-Una Universal (Dios Todopoderoso).
De la Gran Energía, nacen infinitas energías
diferentes, cada una de ellas destinada a una función específica.
Una de las misiones de la energía pura es la EVOLUCIÓN: la TRANSMUTACIÓN de los seres
en entidades cada vez más puras, más sutiles vibratoriamente y más luminosas.

Por lo tanto, es muy necesario entender que todo ser que anhela crecer y transformarse, necesita
la ayuda de la energía superior para hacerlo.
Nada puede hacer uno por sí mismo, más que
prepararse, purificarse y entregarse con la máxima apertura y humildad para merecer tales
energías puras.
Éstas al llegar al ser, producirán en él un efecto transmutador-elevador.
Cuanto más purificado sea el ser, más fácilmente recibirá y aprovechará sus energías y las que
recibe de lo Alto.
Cuanta mayor entrega y fe tenga el ser, mayor será el grado de pureza de las
energías con las que tomará contacto por la Ley de Afinidad energética, y por lo tanto, más
rápidamente se producirá la transmutación.
Sin embargo, tampoco se trata de obsesionarse por la perfección y la purificación.
Cada ser puede
y debe saber hasta dónde puede y debe llegar.
Muchas veces la perfección está aún lejos; o se
encuentra ya próxima, pero el ser no la reconoce.
Y es que todo esto carece de importancia
absolutamente.
No es importante saber cómo se estaba, o cómo se está, es IMPORTANTE
SABER QUIÉN SE ES, Y HACIA DÓNDE CAMINA ESE VERDADERO SER ESENCIAL.
Formas, detalles y análisis son secundarios totalmente. Son tan sólo instrumentos de
manifestación en un momento dado, y después de un tiempo, las formas pueden tomar otro
aspecto totalmente distinto.
Lo importante en todo caso es preguntarse, ¿quién soy yo? ¿hacia dónde camina mi Ser? ¿qué
propósito necesita realizar para crecer, para evolucionar? Un mismo propósito puede tomar miles
de formas y éstas pueden llegar a ser hasta opuestas entre sí —siempre en apariencia— .
Porque lo importante es la realidad esencial; hacia ella debemos dirigirnos sin descanso, dejando actuar a
las formas siempre en armonía con este propósito.
En todo esto que se explica, hay ciertas actitudes inútiles, que por otra parte son muy corrientes.
Nos referimos a actitudes de desánimo por no lograr “lo que la personalidad piensa que es la
perfección”. Esto no es más que soberbia o actitudes de auto-enjuiciamiento y auto-castigo por
“no ser perfectos”, pero no al juicio del propio espíritu, sino a juicio de la personalidad, ya sea
propia o de otros. Por eso es tan importante saber quién es el que está enjuiciando, tomando
decisiones y controlando los propios actos y actitudes: el propio Ser interno o la personalidad
propia o ajena.
Pensad, meditad acerca de todo esto, que aunque parece simple, es la base del verdadero
discernimiento, y el verdadero discernimiento es la base, a su vez, de la libertad y del Servicio
útil y correcto.



Paz y Amor.

Consejos de Ancianos de Erks.

Manual del Caminante Eterno







No hay comentarios:

Publicar un comentario