Witaicón, el sacerdote supremo de la mitológica ciudad de Erks





Witaicón, el sacerdote supremo de la mitológica ciudad de Erks, es visualizado cuando navega por el cielo del Uritorco, Ongamira, LosTerrones o San Marcos Sierras y en muchas oportunidades, es observado surcando el espacio, en diversas localidades de Argentum y de remotos parajes de Surarmórica.

Cuando Witaicón toma corporeidad, tiene 10 menos dos metros con cuarenta centímetros de altura, delgado; viste de larga túnica y no posee ninguna facción en su rostro: Al aparecerse, pone mano izquierda sobre el plexo solar, y estirando la mano derecha, en el clásico saludo del Solticio, dice con voz pausada y normal: "Yo soy Witaicón". Si después de su saludo solar, impone la mano derecha sobre la cabeza de uno de los presentes, se siente un alto grado de energetización.

En el barrio de San Telmo de la Capital Federal, en un salón rodeado de árboles, donde dábamos, clases el sacerdote Witaicón fue invocado insistentemente por mantras cósmicos y sonidos de percusión y en medio de una gran tormenta eléctrica, cuyos truenos daban pavura y la luz de los relámpagos iluminaba el salón con sus luces amarillas. De pronto se visualizó un destello fortísimo que pasó delante de casi los cincuenta alumnos que estaban en clase y Waitacón se corporizó en una de las esquinas del salón, frente a los asistentes y todos pudieron observarlo, como un ser delgado, de gran altura;:cubierto por una túnica de tela, pero sin facciones en su cara, que levantando el brazo derecho en el saludo solar, exclamó: "Yo soy Witaicón" y en un instante desapareció del lugar.

Una niña llamada Victoria, de 12 años de edad que se encontraba sentada en una silla en el salón, entre su madre y su tío, se levitó como cuarenta centímetros del asiento y Teresa Catán, su mamá y Jorge Catán, el tío allí presente, tuvieron que tomar a la niña de los brazos, para evitar que con la elevación o levitación pudiera tener un accidente.

Si tantas personas en el Uritorco y en lugares cercanos o remotos, pudieron percibir, visualizar o corporizar al sacerdote Witaicón, no es de extrañar que el Maestro Saruma lo conociera y nos lo presentara en el cielo de Los Terrones, como un ente metafísico de poderosa luminosidad y difundido en Argentum, como otra verdad de las tantas que enseñara Saruma, en el breve, pero provechoso tiempo que permaneció el maestro tibetano, entre nosotros.

El despertar de Simihuinqui, es otro de los planteos que motivó a Saruma, a conocer personalmente el Bastón de Mando que tenía su larga historia metafísica en muchos países del continente asiático y que también fuera conocido y reverenciado entre los hiperbóreos euroasiáticos y los primitivos pobladores de Armórica a quién llamaban, no sólo como Bastón de Mando o Toki Lítico sino también como Piedra Imán, porque iba a congregar o reunir a todos los pobladores primitivos del continente armoricano.


SARUMA-
Terrera





SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario