EL SIMIHUINQUI O BASTÓN DE MANDO.



Resultado de imagen para EL SIMIHUINQUI O BASTÓN DE MANDO.


Orfelio Ulises de nacionalidad argentina, estuvo ocho años
en un monasterio del Tibet, aprendiendo tecnicas de meditacion
y concentracion, etc, etc.

Durante aquellos ocho años, en algun momento, los monjes le hablaron del Misterio de Parsifal, de las tierras de Argentum, y de como este habria viajado desde la Francia antigua, hasta unas tierras desconocidas denominadas por los Misticos, Argentum, significa "Tierra de Plata".

Despues de estos ocho años, regreso a su pais Argentina, y segun el mismo Orfelio Ulises, guiado telepáticamente por los monjes tibetanos, se dirigio a la Provincia argentina de Cordoba, a la zona del Valle de Punilla, donde se encuentra el Cerro Uritorco, famoso por los avistamientos .

En 1930, cierto día Orfelio Ulises se siente como atraído a trabajar en las cercanías norte del cerro Uritorco. A poco de remover tierra y cascotes, pone al descubierto un mortero o conana de granito, con su mano de piedra, al lado. Entusiasmado, por ese hallazgo de tanto valor continua excavando cuando la pala tropieza con un objeto que el maestro cree es de metal por el sonido que produce.

El Bastón es también conocido como la "Piedra que Habla", la "Piedra Imán" o la "Piedra de la Sabiduría" y dicen que posee maravillosos poderes, que lo convierten en una pieza tan deseada como el Santo Grial.
El Bastón de 1,10 m de largo, es una pieza de color negra esculpida en basalto, de unos cuatro kilos de peso.
Su pulido es característico del período neolítico por lo que se calcula que fue construido hace unos 8000 años aproximadamente por orden del gran Cacique Voltán o Multán de los indios Comechingones.
En torno al Bastón se realizaron estudios con detectores electromagnéticos y espectrales que desmostraron que el propio Bastón generaba intensos campos electromagnéticos de origen desconocido.
Según un poema de Escenbach, trovador alemán, el Caballero Parsifal acompañado de una expedición de caballeros templarios, cruzarían el Atlántico mucho antes de haberlo hecho Colón, transportando hasta Argentum (Argentina), una considerable colección de objetos sagrados.
Entre ellos se dice que se encontraba el Santo Grial , el cual debería ser depositado junto con el Bastón de Mando, en el cerro sagrado de Viarava (Uritorco - Córdoba).
Orfelio Ulises, era un iniciado hermético que vivió ocho años en el Tibet, donde recibió de mano de los lamas las indicaciones correspondientes para encontrar la mítica pieza que se encontraba en Argentina. La cual apareció junto a otras dos piezas, una piedra circular y una tercera que dejó allí enterrada.




Antes de su muerte Orfelio Ulises consideró que la persona más adecuada para custiodar esa pieza era Guillermo Alfredo Terrera, que tuvo en su poder el Bastón de Mando hasta el día de su muerte, que le llegó el 19 de noviembre de 1998.



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/

— 

No hay comentarios:

Publicar un comentario