CIUDAD VOLANTE DE INDRA







Podemos leer en la gran epopeya sánscrita del Mahabharata que Maia, el constructor, el ingeniero y arquitecto de los asuras, diseñó y
construyó un gran habitáculo de metal, que fue trasladado al cielo. Era solamente
uno de muchos habitáculos similares. Cada una de las divinidades Indra,
Yama, Varuna, Kuvera y Brahma, disponía de uno de estos aparatos metálicos y
voladores.
El gran sabio de la antigua tradición, Narada, explica que la ciudad volante de
Indra se hallaba ininterrumpidamente en el espacio. Estaba rodeada de una pared
blanca, que producía destellos de luz cuando el vehículo se desplazaba por
el firmamento.
Otros aparatos automáticos se desplazaban libremente bajo agua y en las profundidades
de los océanos de una forma similar a los modernos submarinos.
El texto sánscrito del Mahabharata se refiere normalmente a los aparatos volantes
con el nombre de «vimanas».
Pero habla también de grandes ciudades —colonias— espaciales, de grandes
ciudades submarinas, y de ciudades subterráneas.
Arjuna, una de la divinidades, disponía de un indestructible vehículo volador anfibio,
pilotado por su ayudante Matali.
Todas estas construcciones y aparatos voladores, submarinos y subterráneos,
están descritos en la epopeya del Mahabharata con gran lujo de detalles, con
detalle de sus medidas y descripción de sus características.
También Valmiki, el autor de la otra gran epopeya hindú, el Ramayana, nos
habla con absoluta naturalidad de los vehículos que —a voluntad de su piloto—
volaban libremente por el aire. También eran metálicos y brillaban en el cielo.



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/




No hay comentarios:

Publicar un comentario