NAVES ESPACIALES.




En las naves espaciales se encuentran seres extraterrestres y también seres intraterrenos. 
Su función es ayudarnos en esta delicada transición planetaria. 
Desde el punto de vista espiritual, ciertas civilizaciones intra-terrenas alcanzaron el mismo nivel de desenvolvimiento que algunas extraterrestres. Por esto, siempre estuvieron ayudando inteligentemente a la evolución de la raza de superficie. El trabajo de los seres intraterrenos más avanzados se unifica, en esta época, con el de pléyades que dan cumplimiento al Plan Evolutivo para la Tierra. Pléyades, es un término que se emplea para designar a los seres extraterrestres, cuando ellos provienen de regiones incorpóreas del cosmos, son seres de elevado grado evolutivo.
Como consecuencia, tratándose del grado de desenvolvimiento, existe una diferencia entre los hombres de superficie, aún ligados al ego efímero, y los intraterrenos, que alcanzan ya ciertos estados sublimes de consciencia cósmica. Desde el punto de vista externo, esa diferencia también se manifiesta, pues,
mientras los primeros generalmente se encuentran conscientes sólo en el mundo tridimensional, los intraterrenos son capaces de viajar por distintos planos, tomando y dejando cuerpos físicos mientras lo necesiten.
No obstante, existen intraterrenos que, en términos de desenvolvimiento de consciencia, están varios grados por debajo de la humanidad de superficie, así como existen extraterrestres que no alcanzaron un estado evolutivo que los armonizara con las leyes universales controladas por el centro cósmico que todo lo rige.
Hay seres que viven en el centro de la Tierra y que están subordinados a otras leyes; son más primitivos que el ser humano de superficie y siguen un camino de purificación aún más riguroso que el seguido por el hombre. Djwhal Khul, el Tibetano, cuando en sus enseñanzas se refirió a esos seres, dijo que era muy peligroso tratar de conectarse con ellos.
Los mismos son mantenidos dentro de ciertos limites por grupos intergalácticos, para que no perturben el equilibrio terrestre, que está en proceso de
recuperación. Las naves espaciales que en la actualidad circundan la Tierra, trabajando su magnetismo y equilibrio, desintegran cualquier presencia intrusa que se insinúe en ella y que pueda interferir en su actual proceso de transición y de reconstrucción.
Los hermanos del espacio que están entre nosotros colaboran con un plan evolutivo amplio, que podemos conocer, aunque, por el momento sólo parcialmente. Tales Jerarquías, provenientes de estados de consciencia sublimes, trabajan junto a los intraterrenos en pro del advenimiento de una nueva
humanidad en la superficie de la Tierra, lo que ocurre de acuerdo con el plan establecido por los Consejos que guían la evolución de los universos. Ese plan incluye la incorporación de genes cósmicos en los hombres y la aplicación. sobre todo el planeta de la ley de la purificación. Quienes ponen en acción esa ley son jerarquías extraterrestres superiores, ligadas al Sol y a centros aún mayores.
Existen entre los extraterrestres aquellos que en el pasado integraban la evolución intraterrena y que se trasladaron, en el momento debido, a mundos más sutiles . Esos "lugares", como también los seres que viven en esas condiciones, pueden ser llamados pléyades. Esos seres superaron
el estadio de hombres de superficie después de haberlo vivido en otros planetas y después de haber vivenciado la ley del servicio, mientras se encontraban aún en esas civilizaciones. Todos estos seres y civilizaciones están sometidos a la ley evolutiva. Cada uno de ellos, sin embargo, expresa esa ley en un grado diferente.

Léxico Esotérico


 http://saikumisterios.blogspot.com.ar/

SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario