AGARTHA Y SHAMBALLA..




En la base de la montaña estaba una vasta planicie.
Desde nuestra perspectiva, parecía como si estuviéramos parados en medio de un gran tazón de tamaño fantástico. En lugar de un horizonte, la tierra se curvaba hacia arriba alejándose de nosotros en todas direcciones para perderse finalmente en el azul turquesa de arriba.
En el centro del cielo estaba suspendido un sol de magnificente belleza. Algo menor y menos intenso que el sol de nuestro sistema
solar, pero aun así, derramando una luz espléndidamente suave y dorada que iluminaba el paisaje entero con su sagrado brillo.
La tierra era rica en vida y belleza. Era un ambiente tropical casi perfecto.
Crecían flores de todo tipo extensa y profusamente. Su perfume flotaba en la brisa, ocasionándome una alegría casi infantil por la delicia del aroma, al recordarme los dulces días de mi juventud. De las florestas y llanuras fluían y burbujeabancorrientes de agua clara como el cristal.
El aire estaba vivo con los sonidos de aves e insectos cuyas ecos armoniosos se acentuaban y disminuían con el ritmo universal de la vida. En la distancia pude ver ciudades grandes y bellas, con edificios que parecían desafiar la ley de gravedad. Las estructuras, que parecían ser hechas de cristal y piedras preciosas, brillaban con la increíble y radiante luz cósmica.
Mucho creen que Agharta es la ciudad en el centro de la tierra. Sinembargo, Agharta es realmente el nombre de la región y no solo una ciudad.
 Aquí reside el poder cósmico de la tierra. Todos los poderes de la materia, energía y dimensiones espacio temporales logradas por las criaturas vivientes, se originan en esta fuente cósmica. En esta tierra viven numerosas razas, con diferentes culturas
y tradiciones. Viven en una dimensión avanzada y mucho mas evolucionada, comparada con la vida humana en la superficie del planeta, en perfecta simbiosis con el mundo y su viviente realidad.
Otras razas diferentes de las de la tierra también ocupan esta tierra interdimensional de Agharta. Aquí hay grandes colonias de gente extraterrestre que se originan de muchos y diversos lugares en nuestro universo. Estos grupos se interrelacionan en diferentes niveles dimensionales.
La capital de Agharta es la ciudad etérica de Shamballa. Esta ciudad es la más alta expresión de esta civilización interna y vibra a frecuencias astrales. Ahí se concibe e instituye la idea creativa y el programa astral para la evolución de los mundos. En Shamballa moran extraordinarios seres que vibran a las más altas frecuencias del universo. Son seres libres, propietarios de la vida. Ellos construyen el destino. Viven juntos en grandes clanes, guiado por los Mayores.
El clan Mayor es el Guardián de La Palabra. El Mayor de este clan es la Mente
Directora de toda vida, adentro y afuera del planeta.
Ellos existen en estas altas frecuencias, totalmente libres del tiempo. Al moverse a través de diferentes planos temporales, quedan sujetos a sus efectos solo mientras permanezcan en ellos. Pero su entidad real permanece sin cambio ensu naturaleza inmortal.
Son el Alpha y Omega de toda vida en el Universo.
Llevan vestiduras, ricas, ligeras, de incomparable belleza y arte, con cintas doradas y arabescos multicolores. Son más altos que el promedio humano, con características fuertes y en extremo vitales que podrían ser comparadas con esos rasgos distintivos de la gente polinesia.
Arriba de nosotros en el cielo volaban grandes naves esféricas que bajaban en picada y se esquivaban en la brisa como los cometas de papel de Lhasa.
“Los Cristales de Fuego eran la fuente de poder delas antiguas civilizaciones de Atlantis y Mu.
Cada cristal contiene en su interior la energía de una estrella y permanecerá activo por miles de años.
Se dice que estas dos grandes potencias usaron sus cristales para hacerse la guerra y como consecuencia se destruyeron uno al otro al mismo tiempo.
Unas pocas piezas de estos cristales sobrevivieron el cataclismo, de esa manera obtuvimos el nuestro.
Los antiguos cristales eran por supuesto mucho más grandes y más poderosos que los nuestros.
Se nos considera un pueblo poderoso por nuestro Cristal de Fuego. Hay quienes quisieran quitárnoslo y tener nuestro poder, pero no dejaremos que eso suceda.
Igual que su contraparte celeste, el Cristal de Fuego en el centro del pueblo empezó a disminuir su luz imitando la caída de la noche.
Aun después de siglos de vivir bajo la tierra, esta gente aun necesitaba responder al ritmo antiguo del cosmos.
La noche en las cuevas con un Cristal de Fuego era equivalente al ocaso en la superficie. Era suficientemente oscura para dormir y sin embargo no tan oscura que alguien pudiera introducirse mientras uno dormía.


MI VISITA A AGARTHA.LOBSANG RAMPA

http://saikumisterios.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario