INCENDIOS ESPONTÁNEOS.






Uno de los fenómenos paranormales más raros es el de las combustiones espontáneas. Por lo general se trata de incendios súbitos que, sin causa aparente, destruyen electrodomésticos, muebles e incluso pueden llegar a cobrarse vidas humanas o de animales.




Los investigadores británicos Jenny Randles y Peter Houg, enunciaron una serie de hipótesis:

1-     REACCIONES QUÍMICAS. Combustiones espontáneas que se producen ocasionalmente con elementos inflamables como carbón, aceite y heno, sin una fuente exterior de ignición. Generalmente se producen cuando el oxígeno del aire, se combina con partículas reactivas. Es un proceso difícil de detectar y muy lento, que se produce con un calentamiento progresivo que desemboca en un fuego declarado. Otro proceso de combustión se deriva del metano emitido por cuerpos orgánicos en descomposición, que al entrar en contacto con el aire, puede arder.
2-   ELECTRICIDAD ESTÁTICA. Todos transportamos ese tipo de electricidad , lo mismo que los electrodomésticos que usamos a diario. En raras ocasiones un exceso de electricidad estática puede provocar una ignición. En 1934 se estudió en Italia, el caso de Ana Manaro, la “mujer luminosa” , que desconcertó a la Universidad de Padua, y al Colegio de Médicos de la ciudad. En ocasiones una extraña luminiscencia azul emanaba de su cuerpo, cuando estaba profundamente dormida. El fenómeno llegó incluso a ser grabado por una cámara de cine. Al aumentar el uso de la electricidd, aumentaron los fenómenos extraños y las combustiones anómalas.
3-   BOLAS DE FUEGO. Desde hace años que se dan avistamientos de bolas de energía que se forman espontáneamente tanto a cielo abierto como en interiores y a las que se achacan algunos incendios espontáneos. Se habla de “rayos en bola”, aunque muchos meteorólogos cuestionan incluso su existencia. Hace un tiempo, al estudiar ese fenómeno, al estudiar ese fenómeno el científico japonés Hiko Ohtsuki de la Universidad de Waseda en Tokio, determinó que de los 2.060 “rayos en bola”, denunciados en su país, el  97% no se produjeron durante tormentas.
4-   ELECTRICIDAD NATURAL: en lugares de mucha humedad y fuerte concentración de tormentas eléctricas, el riesgo de combustiones espontáneas aumenta espectacularmente. En Nova Scotia, Canadá , un lugar con estas características, se han dado muchos casos de explosiones inexplicables en los hogares, después de las tormentas. Considerando que sobre el planeta caen 100 rayos por segundo, podemos tener una idea de la electricidad no controlada que hay a nuestro alrededor.
5-   FUERZA INTERIOR: esto se aplica solamente en los casos de combustión espontánea en humanos. El incremento de microondas a nuestro alrededor, de tecnología a impulsos eléctricos, telefonía móvil y campos magnéticos, pareceb haber aumentado los casos de esa naturaleza. Hay una relación posible entre esas energías y ciertos fenómenos fisiológicos de las víctimas.


Estudio y redacción =@saiku


1 comentario: