Nuestros guardianes protectores: los gatos

                                                                                                                                                                        gatosdomesticos




Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, sin embargo no hay ninguna expresión que explica la relación entre un gato y su amo. 
Aunque pueda parecer que los gatos no tienen ninguna ‘función’ en la vida de los humanos más allá de ser mascotas. 

Los gatos son nuestros guardianes en el mundo energético ya que poseen un vínculo muy especial con el mundo mágico. 

Mientras el gato está despierto y se pasea por la casa, ‘limpia’ la casa de energías negativas y cuando duerme las transforma en algo positivo. 

El gato tiene una visión privilegiada y puede ver y percibir todo lo que ocurre en nuestra casa, las zonas donde hay baja circulación Chi vital, donde se encuentras espíritus positivos, pero también insectos microscópicos.

Cuando el gato maulla muchas veces no se esta quejando sino que esta dando una señal de atención, como por ejemplo que el aire de una determinada zona esta contaminado con energías negativos. 

Aunque no lo parezca el gato absorbe el estrés que padecemos en nuestra vida diaria y que contamina nuestra casa de  energías negativas. 

Es posible que el gato enferme porque hay un exceso de energías negativas en el aire. Así, cuando el ambiente esta cargado de energías positivas, el gato se encuentra en muy buen estado.

Al soñar el cuerpo físico se separa del cuerpo astral. 
El cuerpo astral es transportado a una dimensión sin tiempo ni espacio, donde nosotros soñamos. 
Allí, los gatos se convierten en nuestros guardianes protectores, ellos son nuestros compañeros en el viaje astral y cuidan de nosotros alejándonos de los espíritus indeseables. 
Esta es la principal razón que explica porque les gusta dormir con nosotros. 

Ellos actúan como radares protectores en nuestro hogar y  cuando soñamos se convierten en guardianes.

Además, los gatos nos enseñan amar. 

Un amor libre, no sumiso, respetador del arbitrio ajeno y de las diferencias. 
Por eso tantas personas tienen dificultad en convivir con gatos y los encuentran “interesados”. 

Primero, tú tienes que conquistar la confianza del gato y después él te respetará.  

El gato te demostrará afecto cuando realmente este preparado y no cuando tú se lo mandes. 
Desde el punto de vista energético, personas que tienen alergia a los gatos son personas que tienen dificultad en dejar entrar el amor a sus vidas.

Cuando hay muchas personas en la familia y un único gato, él puede quedar sobrecargado absorbiendo la negatividad de todos. 

Es bueno tener más de un gato para dividir la carga entre ellos, sobre todo en esos casos de familia numerosa. 

Si tú no tienes un gato, y de repente aparece uno en tu vida, es porque tú necesitas lo necesitas. 
El gato quiere ayudarte en esta etapa. 
Si tú no lo puedes acoger, debes encontrarle un hogar. 
El gato llegó hasta ti por alguna razón que tú no puedes comprender a nivel físico, pero tú puedes descubrirlo a través de los sueños. 

Muchas veces el gato aparece, cumple su función y se va.

 Quédate atento a la forma como los gatos reaccionan a las visitas en tu casa.

 Muchas veces ellos están intentando protegerte de un campo energético negativo o pesado

No hay comentarios:

Publicar un comentario