Feng Shui o el arte de vivir

Imagen relacionada
Techos

Cuando la habitación tiene un techo demasiado alto o demasiado bajo,
no invita a la relajación. Para solucionarlo, siempre hay formas de hacer
que resulte más confortable.
Puesto que los techos bajos se consideran yin, estas habitaciones son
ideales para los propósitos yin, como dormitorios o salas de meditar y
de yoga. Para equilibrar un techo bajo:
* Coloca luces indirectas enfocadas hacia el techo, pintándolo de blanco
o de un tono pastel brillante.
* Utiliza colores claros y brillantes en toda la habitación.
* Utiliza espejos cuando sean apropiados.
* Evita al máximo los colores oscuros.
* Los muebles bajos mantienen la estancia a escala y el techo parece
más alto.
Por su parte, los techos altos pueden parecer más una gran galería o un
teatro que un lugar confortable y acogedor para vivir. Para equilibrar la
abundancia yang de un techo alto, puedes "trazar una línea entre el
cielo y la tierra", concepto Feng Shui para separar el espacio habitable,
o sea la "tierra" del "cielo". Para ello puedes dibujar una línea sólida
alrededor de una habitación, utilizando:
* Molduras
* Revestimientos con paneles de madera
* Cenefas pintadas con molde
* Papel pintado
* Estantes con objetos ligeros como cestas, tejidos o flores
* Cuadros a la misma altura, alrededor de la habitación
* Construir un altillo creando dos espacios acogedores

Vigas: flechas envenenadas

Las vigas a la vista se consideran potenciales flechas envenenadas en el
Feng Shui; producen una molesta sensación de pesadez, sobre todo
cuando te sientas o duermes directamente debajo de ellas. Cuanto más
grandes, oscuras y bajas, más peligrosas son. Por lo tanto hay que
intentar neutralizarlas en la medida de lo posible, aligerando y elevando
las vigas grandes, oscuras o bajas, y reduciendo el desagradable peso
del mundo sobre nuestra cabeza.
Una forma de armonizar las vigas es pintándolas o tiñéndolas para que
hagan juego con el techo, o de color blanco o tonos pastel claro.
También se pueden suavizar añadiendo ángulos curvados que sugieran
un arco en cada uno de sus extremos, o se pueden "elevar" utilizando
artísticamente la iluminación, como una guía con pequeños focos de luz
blanca a lo largo de las vigas.
En el Feng Shui tradicional se colgaban dos flautas de bambú en la viga,
formando ángulos de 45º para romper simbólicamente la influencia
dominante de la viga en la habitación. Estas flautas se colgaban con las
boquillas hacia abajo para representar que la música fluía hacia arriba,
elevando la viga. En Occidente podemos sustituir las flautas de bambú
por cualquier clase de objeto de madera, o bien sugerir sutilmente
estas líneas angulares pintándolas sobre la viga.
Otros objetos (reales o pintados) que "aligeran" vigas son las plumas,
las guirnaldas de flores, las enredaderas, los pájaros, los ángeles, las
banderas de oraciones, estandartes de seda, y móviles. Siempre deben
ser cosas livianas para no agravar la sensación de peso sobre la cabeza.

Directrices rápidas para la sala

* Exprésate y muestra al mundo quién eres.
* Ordena tus muebles para que mejore la circulación del chi.
* Coloca el mueble principal (puede ser el sofá) de forma que domine la
visión de la puerta.
* Elimina o suaviza las esquinas y ángulos en punta.
* Establece un equilibrio justo con el número de objetos decorativos
que expongas.
* Haz pruebas antes de cambiar los colores.
* Elige muebles cómodos, seguros y bonitos.
* Abre y realza los rincones de la habitación.
* Pon la televisión y demás equipos electrónicos detrás de puertas
cerradas, cuidando que tengan espacio para que circule el aire cuando
estén encendidos.
* Compensa los techos altos y las vigas pesadas.


Imagen relacionada

Asegura que tu comedor nutra cuerpos y almas

En el Feng Shui, el comedor se asocia al
elemento tierra. Es el lugar en donde se
comparten los regalos de la tierra y los
cuerpos reciben el nutritivo chi.
Procura crear una atmósfera que incite a
comer, un lugar que tenga su propio ambiente
íntimo y tranquilo. Puesto que la nutrición es
esencial para la salud y el bienestar, el Feng Shui nos exhorta a diseñar
un entorno agradable y sereno para las comidas. Desconecta el
teléfono, sintoniza música suave, pon la mesa, enciende velas y come
tranquilamente. Coloca los muebles, las plantas, las alfombras y otros
objetos para que activen el chi favoreciendo la reflexión, la digestión y
la conversación.
La ergonomía (el estudio de las necesidades fisioestructurales del
cuerpo humano) desempeña un papel muy importante para la comodidad
en ese espacio. Las sillas del comedor, cuando son ergonómicamente
correctas, sostienen el cuerpo e invitan a la relajación.
Por más curiosas, caras o de diseño que sean tus sillas, lo principal es
que pasen la prueba de seguridad y comodidad. Para que cumplan su
función, han de ser estables y soportar tu peso sin que te dobles o te
caigas. Las sillas con patas que sobresalen o con respaldos decorativos
que pinchan o cortan se han de dejar en la tienda de exposiciones.
Busca sillas con asientos que tengan una forma apropiada y estén
acolchados o tapizados y con respaldos que acojan el contorno de tu
cuerpo. Esto significa que a la mayoría de las sillas de madera, plástico
y metal se les han de poner cojines para que sean cómodas. Una
recomendación muy útil: siéntate siempre en una silla antes de
comprarla. Llévate un libro o una revista, y cuando veas una que te
guste, siéntate durante un ratito para asegurar que a tu cuerpo le
gusta.

Una vista deliciosa

Dedica unos minutos al día a sentarte en todas las sillas de tu comedor
y observa la vista desde allí. Muchas personas tienen una silla favorita, pero nunca han visto qué perspectiva se ve desde las otras sillas que están alrededor de la mesa. Instala reguladores de la intensidad de luz en todas las lámparas para crear la atmósfera perfecta cuando sea necesario. Elimina también las cosas que molestan la vista, como ese montón de cartas en la mesita del frente, o el cúmulo de llaves de la familia. Tu meta es crear un lugar de serenidad en donde la buena digestión y las conversaciones
interesantes estén aseguradas.
Observa si tu mesa de comedor y las patas de las sillas encajan bien
juntas. ¿Estás sentada demasiado alto o demasiado bajo para estar
cómoda en la mesa? ¿Puedes mover la silla sin chocar con el refuerzo o
la pata de la mesa?
Elige sabiamente la forma de tu mesa. El Feng Shui prefiere las mesas
redondas u ovaladas que se pueden agrandar según las necesidades.
Esto favorece la flexibilidad, la igualdad y el buen flujo del chi. Las
esquinas de vidrio no redondeadas se consideran "flechas venenosas"
por su peligrosa punta. Evita también las mesas de vidrio transparente,
pues esto da la sensación de que la comida está flotando y obstaculiza
la relajación.
El tamaño también es importante. Una pareja necesita la acogedora
intimidad de una mesa pequeña para su uso diario, mientras que una
familia necesita una mesa más grande.
Los ventiladores de techo son necesarios en algunos climas, pero
cuando están colgados directamente sobre la mesa del comedor, puede
hacer que las personas se muestren irritables, con ganas de discutir y
acabar de comer cuanto antes. Por eso, cuelga los ventiladores de techo
lo más alto posible y procura no hacerlo directamente sobre ningún
mueble. Es mejor que elijas un modelo sencillo con un color neutro, sin
luz incorporada.
Las obras de arte pueden afectar positiva o negativamente a la
cualidad nutritiva del comedor. Así, los cuadros con imágenes de frutas,
verduras, flores, paisajes, marinas o personas disfrutando de una
comida campestre son una buena elección, mientras que el arte que
asuste o en el que domine el color o el contenido quitan el apetito.
Un espejo puede resultar hiperactivo para el comedor, sobre todo si es
grande y refleja a los comensales. Como habrás observado, en muchos
restaurantes utilizan colores brillantes, arte recargado y espejos para
que la gente coma más de prisa y así deje espacio para los nuevos
clientes. ¡Que no te pase lo mismo!
Honra a tus sentidos en cada comida eligiendo los colores, las texturas,
los aromas, los sonidos y los sabores que quieres tener como "invitados"
habituales en tu mesa. Incluye velas, flores, manteles, música suave y
otros detalles que enriquezcan tu experiencia de comer.

Directrices rápidas para el comedor

* Crea una atmósfera tranquila.
* Asegúrate de que la mesa y las sillas seas seguras y cómodas.
* Procura que todas las sillas tengan una vista agradable.
* Elige arte que sea sereno y apetecible.
* Quita los ventiladores de techo situados justo encima de la mesa.
* Coloca decoraciones que agraden a todos los sentidos.

Resultado de imagen para Feng Shui o el arte de vivir

Los cinco elementos de todo buen hogar

Nos gusta que nuestro entorno no sea ni demasiado frío ni demasiado
caliente, ni oscuro ni claro, ni pequeño ni grande, sino sencillamente
correcto. Preferimos el equilibrio entre los dos extremos denominados
yin y yang. El Feng Shui dice que cuanto más extremo sea el diseño de
nuestra casa, más incómodos nos sentiremos. La mayoría de las
personas es más feliz y está más a gusto en una equilibrada mezcla de
rasgos yin y rasgos yang en su entorno.
Cada habitación de tu casa necesita un tratamiento individual. Cuando
el yin y el yang están equilibrados, todas las habitaciones te resultan
cómodas y bonitas, un paraíso personal que
nutre y protege tu salud, felicidad y
prosperidad.
Detente un momento a observar la
habitación en la que te encuentras ahora.
Utilizando la tabla que viene a continuación,
haz una lista de los rasgos yin y los yang, y
define cuál predomina. Considera si
añadirías cosas o quitarías algo para
resaltar el equilibrio entre el yin y el yang.

TABLA DE CARACTERÍSTICAS
 YIN
Oscuro
pequeño
decorado
horizontal
curvado
redondeado
suave
bajo
fresco
frío
floral
tierra
luna
femenino

TABLA DE CARACTERÍSTICAS
YAN
brillante
grande
liso
vertical
recto
angular
duro
alto
templado
caliente
geométrico
cielo
sol
masculino


En el Feng Shui, los elementos madera, fuego, tierra, metal y agua
se consideran los bloques básicos de toda la materia existente en
nuestro planeta. Según el Feng Shui, los seres humanos estamos
constituidos por los cinco elementos y, por lo tanto, nos sentimos mejor
cuando también se encuentran en casa.
Aunque muchas personas perciben cuando hay un
exceso o una carencia de algún elemento, normalmente
no saben cómo arreglarlo. ¿Qué color iría bien aquí,
rojo o azul? ¿La mesa ha de ser redonda o
rectangular? ¿Qué queda mejor, un espejo o un objeto
decorativo? La respuesta a este tipo de preguntas es
sencilla cuando sabemos leer los elementos, lo que hace de ellos una de
las herramientas más misteriosas del Feng Shui. Aprende a reconocer y
a combinar los cinco elementos y podrás ver exactamente lo que
necesita cada habitación para estar perfectamente armonizada.
Para determinar el equilibrio general de una habitación, utiliza las
siguientes listas de asociaciones relacionadas con los cinco elementos.
Haz una lectura general de cada habitación y anota si hay elementos
que predominan, que apenas están presentes o que no existen.

Elemento madera

Energéticamente fomenta la intuición, la creatividad, la flexibilidad y la
expansión. Este elemento se encuentra en:
* los muebles de madera, paneles y accesorios
* todas las plantas y flores, incluso de seda, plástico y secas
* los paños de algodón y las fibras como el rayón
* las tapicerías, el papel de pared, las cortinas y la ropa de cama con
estampado de flores
* cuadros o carteles de paisajes, jardines, plantas y flores
* columnas, pilares, pedestales y postes
* el papel
* las rayas
* los tonos azules y verde.

Elemento fuego

Éste activa las cualidades de liderazgo y enciende relaciones
emocionales saludables entre las personas. Este elemento se encuentra
en:

* la iluminación, incluida la eléctrica, con aceite,
velas, chimeneas y la luz natural del sol
* artículos hechos de animales, como pieles,
cuero, huesos, plumas, seda y lana
* los animales de compañía y los salvajes
* cuadros de personas o animales
* cuadros de amaneceres, fuego u otro tipo de iluminación
* triángulos, pirámides y formas cónicas
* tonos rojos, incluidos el rosa, el naranja, el magenta y el castaño

Elemento tierra

Potencia la fuerza física, la sensualidad, el orden, el sentido práctico y
la estabilidad. Este elemento se encuentra en:
* el adobe, los ladrillos y las tejas
* cerámicas y objetos hechos de arcilla
* formas cuadradas y rectangulares
* cuadros de paisajes, como desiertos o campos de cultivo
* tonos amarillos y ocres

Elemento metal

Mejora la agudeza mental y la independencia, y fortalece la
concentración, incluso en los momentos de estrés. Este elemento se
encuentra en:
* todos los metales, incluidos el acero inoxidable, el cobre, el latón, el
hierro, la plata, el aluminio y el oro
* el cemento, las rocas y las piedras, incluidos el mármol, el granito y
las losas
* cristales y piedras preciosas
* cuadros y esculturas hechas de metal o piedra
* formas circulares, ovales y arqueadas
* color blanco y tonos pastel claros
Elemento agua

Favorece la espiritualidad, la inspiración, la relajación y la capacidad de
fluir. Este elemento se encuentra en:
* ríos, estanques, fuentes artificiales y lugares de cualquier tipo donde
haya agua
* superficies reflectantes, como cristal tallado, vidrio y espejos
* formas fluidas, amorfas y asimétricas
* cuadros donde haya agua
* el color negro y todos los tonos oscuros, como el gris carbón y el azul
Marino

Combinaciones artísticas

A medida que vayas aprendiendo a identificar los cinco elementos,
observarás que hay muchas cosas que combinan varios de ellos o todos
a la vez.
Los acuarios, tradicionalmente muy apreciados en el Feng Shui por sus
cualidades para activar el chi, reúnen todos los elementos en una
armoniosa combinación. El agua y el recipiente de vidrio representan el
elemento agua; las plantas simbolizan el elemento madera; los peces, el
elemento fuego; la arena representa el elemento tierra; y las rocas, el
elemento metal.

Es posible decorar cualquier habitación con los cinco elementos; pueden
ser de cualquier tamaño que resulte apropiado para el espacio. Es una
buena idea realizar una disposición básica de objetos en zonas que
necesiten energía, como el garaje, un dormitorio extra o el sótano. Esta
acción positiva marca el inicio del cambio y potencia el chi.

Aprende a manejar los ciclos

Generación. Cuando introduces los cinco elementos
en una habitación, estás conectando con el ciclo de
generación en el que cada elemento nutre y sustenta
al otro en perfecta armonía. El agua nutre a la
madera; la madera alimenta al fuego; el fuego
produce la tierra; la tierra crea el metal, y el metal
retiene el agua. Cuando en un lugar están presentes los cinco
elementos, se consigue un equilibrio natural.
Control. En este ciclo, los elementos se dominan y controlan entre sí: la
madera consume a la tierra; la tierra estanca el agua; el agua apaga el
fuego; el fuego funde el metal, y el metal corta la madera. Este ciclo es
muy útil cuando estamos buscando el equilibrio en casa. Si domina un
elemento, el ciclo de control nos mostrará al que puede equilibrar
rápidamente el chi. Una vez que hemos equilibrado el elemento
dominante con el elemento que lo controla, podemos volver al ciclo de
generación y refinar nuestro trabajo básico.
Los extremos elementales abundan en nuestra arquitectura y
habitaciones. Los motivos monocromáticos y la repetición constante de
una forma son dos de las cosas que se suelen ver en las casas
occidentales. Aunque percibamos el efecto como espectacular o
moderno, la gente no se sentirá cómoda pues, en esencia, domina un
elemento mientras que otros no están presentes. Recuerda que tu meta

final es reunir armoniosamente los cinco elementos en cada habitación.
Vale la pena observar la diferencia cuando percibimos que una
habitación resulta confortable.

Referencias rápidas para trabajar con el ciclo de control

Cuando el elemento dominante es la madera:
* introduce el elemento metal para controlarla
* refuérzala con la tierra y el fuego
* compensa con toques de agua
Cuando el elemento dominante es el fuego:
* introduce el elemento agua para controlarlo
* refuérzalo con el metal y la tierra
* compensa con toques de madera
Cuando el elemento dominante es la tierra:
* introduce el elemento madera para controlarla
* refuérzala con el agua y el metal
* compensa con toques de fuego
Cuando el elemento dominante es el metal:
* introduce el fuego para controlarlo
* refuérzalo con madera y agua
* compensa con toques de tierra
Cuando el elemento dominante es el agua:
* introduce el elemento tierra para controlarla
* refuérzala con el fuego y la madera
* compensa con toques de metal

Aprovecha las superficies de tu cocina

Puesto que la cocina se relaciona con el elemento madera, puedes
adornarla fácilmente con hortalizas y frutas, como boles de frutas
frescas, bandejas con frutos secos y panes, ristras de ajos, tarros de
hierbas, cestas con verduras frescas y jarrones con flores.
Revisa la superficie de trabajo de tu cocina.
Además del correo y otros artículos migratorios
que se van acumulando (desde juguetes y
zapatos, hasta maletas y revistas), busca todos
los pequeños utensilios que desordenan la zona.
Superficies con objetos, sí; objetos sin
superficies, no. Recuerda que el orden propicia
armonía.
Reivindica tus superficies de trabajo en la cocina para los
electrodomésticos, utensilios y comida que utilizas diariamente... y
retira todo lo demás. El lema es: "úsalo a diario o guárdalo". Cuando
limpias de "intrusos" las superficies de trabajo, renuevas y das
vitalidad a toda la cocina y dejas mucho espacio para divertirte
haciendo comidas creativas.
En el Feng Shui, la comida se asocia a la salud y la riqueza. Cuando
disfrutamos de una situación próspera podemos comprar los alimentos
de mejor calidad y más nutritivos, lo cual refuerza otra de nuestras
mayores riquezas: la buena salud.
Dado que la comida simboliza el puente entre la salud y la prosperidad,
se ha de dedicar especial atención al lugar donde se cocina. Mantén

limpia la encimera (mesada) y usa regularmente todos los quemadores,
que representan la circulación abundante de riqueza en tu vida.
Si cuando cocinas quedas de espaldas a la puerta, coloca un espejo o
algún otro objeto reflectante (una bandeja de metal brillante o una
barra metálica para colgar utensilios) detrás o al lado de la encimera.
Esto abre el espacio y a quien cocina le permite ver lo que tiene detrás.
La encimera está relacionada con el elemento fuego, mientras que el
fregadero y los espejos se asocian al agua. Recuerda que en el ciclo de
control de los cinco elementos, el agua apaga el fuego. Si tu encimera
está situada al lado del fregadero, coloca cerca un símbolo
perteneciente al elemento madera, para activar el ciclo de generación
de los cinco elementos y equilibrar la relación entre el agua y el fuego.
Hay muchos objetos que pueden representar a la madera: cucharas,
boles y tablas para picar, así como fruta fresca, flores y plantas.

Iluminación armoniosa

Para cocinar y preparar la comida es necesario contar con una buena
iluminación, pero mejor que no sea fluorescente. Aunque sea económica
y de mucha luz, al ser de color blanco gélido hace que la gente se vea
fantasmagórica o incluso cadavérica. Tu cocina será mucho más
agradable si sustituyes los fluorescentes por luces incandescentes o
halógenas.

Feng Shui o el arte de vivir


http://saikumisterios.blogspot.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario