RITUALES PARA EL EQUINOCCIO OTOÑO/PRIMAVERA


HEMISFERIO SUR

Equinoccio de Otoño o Primer Día de Otoño : Rituales para conectar con la Naturaleza y volver a empezar


Resultado de imagen para OToño

El 21 de marzo marca el final del verano, la estación de la plenitud, por lo que, a partir de ahora, y hasta el solsticio de invierno, los días serán más cortos. La luz comienza su viaje de regreso a la oscuridad. Pero esta fecha es también el inicio de una segunda cosecha para muchos productos de la Tierra. De ahí que desde la Antigüedad los pueblos agrícolas hayan multiplicado los rituales en torno a ella para darle la bienvenida y atraer una nueva prosperidad. 

A continuación de presentamos varios de ellos para que te conectes con la Naturaleza y comiences nuevamente: 

Altar de otoño para el bienestar: 
En un lugar tranquilo de tu casa extiende sobre una pequeña mesa una tela de color tierra o uva. Pon sobre ella un cuenco que contenga hojas de roble (curación), bellotas (longevidad), avellanas (reconciliación y felicidad en el amor), ramitas de pino (dinero) o ciprés (protección) y unas granadas (poderes psíquicos y sabiduría). Junto a ellas pon una copa con vino blanco (alegría) y enciende una vela marrón o hecha de miel (abundancia material). Enciende una ramita de incienso de pino, de ciprés o de enebro, todos ellos protectores. Activa el altar, es decir, enciende velas y el incienso los días de la próxima Luna creciente . Luego, una vez a la semana durante todos los meses de otoño. Mientras esté activado siéntate como mínimo diez minutos frente a él. Relaja tu respiración y visualiza todo aquello cuanto desees conseguir. Cuando desees desactivarlo extingue la llama de las velas con un apagador o con tus propios dedos. 

Transformación completa: 

El otoño es también una época muy propicia para reflexionar sobre el principio y el final de todo. Recuerda que el apego al pasado impide la llegada de lo nuevo. No tengas miedo al cambio. Si deseas liberarte de preocupaciones y ver transformada tu vida, realiza este sencillo ritual. Escribe en una hoja blanca, no muy grande, todo cuanto desearías transformar en tu vida. Dibuja símbolos que representen tus sueños junto a cada línea. Luego, acude en un día otoñal en el que sople viento a un lugar elevado, a ser posible una colina o una montaña. Permanece de pie ante el aire, respira y piensa cómo penetra el viento en tu mente y te ayuda a conseguir tus propósitos. Luego siéntate y contempla el cielo mientras imaginas que bebes con los ojos el color azul. Si hay nubes en el firmamento, sigue su curso con la mirada al mismo tiempo que inspiras y espiras lentamente. Escucha el latido de tu corazón. Por último, ponte de pie y entrega tu hoja al viento a la vez que visualizas con todas tus fuerzas tus cambios. Si la brisa se lleva el papel rápidamente, tus deseos se cumplirán pronto. Si el folio cae junto a ti, inténtalo de nuevo. Tres tentativas fallidas significan que tendrás que poner mucho de tu parte para cambiar las cosas.

Libérate de bloqueos energéticos: 

Llena la bañera con agua caliente y pon un cuarto de kilo de sal marina en ella, junto con unas gotas de aceite de almendras. Enciende una vela plateada, entra en el agua y relájate. Siente cómo la sal limpia todos los pensamientos y las actitudes negativas de los que deseas deshacerte. Visualiza tus defectos o aquellos comportamientos que te crean problemas en tu vida cotidiana como si fueran una enfermedad de la que te liberas. Respira profundamente. Realiza el ejercicio como mínimo durante diez minutos. Luego quita el tapón de la bañera y observa cómo se marcha el agua y con ella todo lo que suponía una carga mental o física para ti. Cuando la bañera se haya vaciado por completo toma una ducha de agua templada o fresca. Sécate y apaga la vela.

Hechizo para ganar dinero: 

El primer de Luna creciente de Otoño, coloca un plato hondo o una fuente con agua en tu ventana o terraza e intenta que un rayo de luz lunar se refleje en él o que, al menos, quede expuesto a su influjo. Pon una moneda o una joya de plata en el recipiente. Luego sumerge las manos en el agua mientras te concentras en tu necesidad de riqueza. A continuación deja que las manos se sequen solas. La tradición asegura que en los veintiocho días siguientes recibirás dinero de una fuente inesperada.

Rentabiliza tu caudal espiritual: 

El otoño simboliza la madurez del año y, por eso, es el momento idóneo para reflexionar sobre los logros espirituales.  Ha llegado la hora de que tomes contacto con tu energía espiritual. Aunque el ritual para conseguirlo se puede hacer en el suelo de tu casa, será mejor si encuentras un lugar en plena Naturaleza. Elige una postura cómoda y visualiza tu espíritu como si fuera el de un niño. Habla con él y pídele que entre en contacto contigo. Mientras lo haces, procura sentir el latido de tu corazón al tiempo que notas cómo la energía de la Tierra penetra en tu interior. Respira profundamente. Repasa mentalmente los comportamientos negativos que te gustaría eliminar de tu vida y las facetas positivas que te gustaría potenciar. Luego pide a tu espíritu/niño que te ayude a conseguir tus metas en esta nueva etapa y que te recuerde tu objetivo al menos una vez al día. Practica este ejercicio durante diez minutos. Por último, en tu habitación, pon un plato con un puñado de tierra. 

(Especial El Intransigente) 

HEMISFERIO NORTE

Resultado de imagen para primavera
Si el solsticio de verano es la noche más mágica del año, el equinoccio de primavera no se queda por detrás. Si quieres recibir la primavera de la mejor forma y conseguir que sea un estación cargada de positivismo, descubre algunos rituales con los que darle la bienvenida a la época en la que todo florece.
Aunque tan solo hayan transcurrido unos meses desde el inicio del año, nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan ser purificados y es por ello que debemos renovar nuestras energías ayudándonos de la fuerza de la entrada de la primavera. Celebrado en casi todas las culturas del mundo, el equinoccio de primavera es el momento en que el sol ilumina de la misma forma al hemisferio norte y al sur. Para aprovechar este momento mágico en el que todo recobra la vida (los animales abandonan la hibernación y las flores comienzan a brotar) lo mejor que puedes hacer es limpiar tu vida de energías negativas y abrazar todo lo que te traiga la primavera.
Tras el invierno, el equinoccio significa la vuelta a la luz del mundo ya que trae consigo a la primavera. La primavera suele llegar el 21 de marzo, sin embargo la verdadera fecha del equinoccio es es el 20 de marzo, día en el que como ya hemos dicho, el sol ilumina por igual a los dos hemisferios de la tierra. El ritual pagano del equinoccio está relacionado con la diosa Ostara de la mitología germana la cual traía la luz y la fertilidad después del invierno. Por ello todos los rituales de este día tienen que ver con la fertilidad y la renovación.

Para limpiar las malas energías

Debes afrontar la primavera cargada de postividad y dejando fuera de tu vida todas las malas energías, por ello una limpieza de aura puede ser muy efectiva. Si sientes que en tu casa el ambiente está muy cargado, puedes limpiar tu aura y tu hogar de malas vibraciones a través de la sal y el vinagre. Sencillo y efectivo.

Toma un vaso de cristal y rellena un tercio con sal. A continuación, cubre con vinagre la sal hasta que quede la misma proporción de sal que de vinagre. Coloca el vaso en un plato y déjalo en algún lugar de tu casa en el que no moleste mucho. A partir de los 13 días comenzarás a observar la reacción química por la cual el vinagre empieza a evaporarse.

Si la sal comienza a trepar por el vaso significará que se está limpiando el lugar de malas energías, si tan sólo se evapora el vinagre querrá decir que no había ninguna mala energía. Dependiendo de la forma que tenga la sal, su significado será distinto. Si las escamas de sal son redondeadas la mala energía es consecuencia de las pequeñas rencillas tan habituales en un hogar. Si la sal toma forma puntiaguda, cuidado, ya que eso quiere decir que sí que hay energía negativa en tu vida, probablemente creada por alguien que tiene malos pensamientos hacia ti. No te preocupes con el resultado que muestre tu vaso, gracias a este sencillo ritual habrás logrado limpiar tu aura y podrás comenzar de nuevo.

Visita un lugar alto

Desde los egipcios hasta las tribus precolombinas, las construcciones piramidales se consideraban una forma de estar más cerca de los dioses y por supuesto de conectar con el astro rey. El día del equinoccio, intenta visitar un lugar alto para recibir toda la energía del sol durante este periodo en el que se encuentra más cercano a la tierra.

Un buen momento para la jardinería

Con la primavera la fertilidad de la tierra está en su punto álgido y las semillas que plantes agarrarán mejor. Aprovechando un periodo tan especial como el equinoccio, planta semillas en función de lo que quieras lograr para que su efectividad se vea aumentada. Romero, clavo, estragón, girasol, manzana o cereza te ayudarán a atraer el amor. Jazmín, geranio, castaño de indias o cedro por su parte, ayudarán a atraer y conservar el dinero. El perejil es bueno para combatir el mal de ojo, la ortiga para las malas energías y así con una amplia variedad de plantas y árboles. ¡Conviértete en una experta de la jardinería!

Viste de blanco

Tanto el 20 como el 21 de marzo intenta vestir de blanco para abrazar toda la energía positiva que trae consigo el equinoccio. La luz que trae el sol después del invierno es la base del equinoccio y al vestir de blanco atraes en cierto modo ese positivismo. Además, no olvides que el blanco es el color de la pureza.

Otras formas de celebrar el equinoccio

Los mayas también celebraban este día. Uno de sus rituales era al dios Chaak. Ofrecían a esta deidad de la lluvia tabaco, maíz y actualmente incluso aguardiente. De este modo se aseguraban la fertilidad de los campos.

También dentro del mundo anglosajón, una tradición como la de los huevos de Pascua tenía su aquel durante el equinoccio ya que al regalar huevos de pascua en tonos claros aportabas alegría a la persona a la que se los regalaras.

Para los egipcios también era un día señalado debido a la posición del dios Ra, representado por el sol. De ellos ha trascendido hasta nosotros un ritual por el cual atraer la buena suerte a través de un escarabajo a modo de amuleto para la protección de las malas energías.

El equinoccio influye notablemente en los signos de aire, así que si éste es tu caso, ya sabes, limpia tu vida de malas energía y deja que la positividad de la primavera guíe tu vida porque tendrá mayor repercusión si en ti si eres un signo de agua.
enfemenino.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario