La Gran Pirámide es un excelente hito para la navegación aérea.

Resultado de imagen para la gran pirámide de guiza

Los cuatro lados de la Gran Pirámide enfrentan con precisión los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste. Los lados están tan exactamente dirigidos que la mayor desviación es sólo de la mitad de un grado  en el lado Este. Además, la Gran Pirámide está situada a menos de cinco millas (8,1 Km.) al Sur del paralelo 30. Por esto, la Gran Pirámide puede usarse como un punto de referencia para seccionar a todo el planeta en una red tridimensional de ángulos de 30, 60 y 90 con el polo Norte, polo Sur y Ecuador y conservando al centro de la Tierra como punto de referencia. Este hecho es especialmente útil porque la Gran Pirámide está situada en el centro de masas terrestres. Sólo conociendo las dimensiones de  la Tierra y teniendo el método de calcular la distancia que uno ha recorrido puede uno navegar efectivamente por aire desde la Gran Pirámide hasta cualquier punto sobre la Tierra, usando la red 30-60-90 y la dirección de la brújula indicada por la pirámide. La única desviación viene del hecho que la Tierra no es una esfera perfecta sino que está ligeramente achatada en los polos y abultada en  el Ecuador. Sin embargo, esa desviación es tan pequeña, apenas unos 43 kms., o 26,7 millas (0,0003667 o la fracción de 1/298) que puede ser fácilmente compensada. Es interesante notar que cuando la Gran Pirámide estaba recién construida era aún más valiosa como hito de navegación aérea que hoy puesto que al principio estaba cubierta con una costra de fina caliza blanca. Los bloques de caliza estaban tan precisamente encajados que la pirámide parecía a distancia como si hubiera sido tallada en un solo bloque de caliza blanca. La caliza reflejaba el Sol haciendo visible a la pirámide desde una distancia mucho más grande.
Acerca de esta característica única de las pirámides de la meseta de Gizeh surgen interesantes preguntas con respecto a estos monumentos:  Ya que servían tan bien en función de la navegación aérea, al menos ¿fueron ellas construidas con este propósito?  Si fuera así, ¿quién posiblemente pudo haberlas usado 2.000 años antes de Cristo?  La posible clave del acertijo puede estar en la Luna.

El 22 de Noviembre de 1968, el Washington Post puso un encabezado en primera página que decía: “Seis sombras de misteriosas estatuas fotografiadas sobre la Luna por una cápsula en órbita”. La historia del Post que más tarde recogió el Los Angeles Time describía una foto lunar tomada dos días entes por la cápsula espacial U.S. Orbiter 2 mientras pasaba entre 20 y 30 millas (32 y 48,3 Km.) por encima de la superficie de la Luna. La fotografía parece revelar seis espiras arregladas en un preconcebido patrón geométrico dentro de una pequeña porción del Mar de la Tranquilidad. La señalización de la sombra de los objetos lunares indica que ellos son todos figuras bien sea de conos o de pirámides. Aunque la prensa oficial de  la NASA no mencionó nada raro acerca de la fotografía, otra gente encontró la foto notablemente interesante. El Dr. William Blair del Instituto de Biotecnología de la Boeing estableció:

“Si las espiras en forma cónica realmente fueron el resultado de algún evento geográfico sería natural verlo distribuidos al azar. Como un resultado, la triangulación sería escalena (tres lados desiguales) o irregular. Ahora bien, aquella que concierne al objeto lunar llevan a un sistema básico  con coordenadas x, y, z para el ángulo recto, seis triángulos isósceles y dos ejes consistentes de tres puntos cada uno”.

En la revista Argosy, el ingeniero espacial Alexander Abromov fue más allá y dijo:

“La distribución de estos objetos lunares es similar al plano de las pirámides Egipcias, construidas por Cheops, Chephren y Menkaura en Gizeh, cerca de El Cairo. El centro de las espiras de esta “abaka” (arreglo de pirámides) lunar esta precisamente arreglada de la misma manera  tal como los ápices (picos) de las tres grandes pirámides.”
WILLIAM BRAMLEY LOS DIOSES DEL EDEN




No hay comentarios:

Publicar un comentario