PLANTAS SAGRADAS: LA SALVIA

13000073_10207941856896188_6782783353077773905_n

Salvia, Hierba Dulce, Cedro y Tabaco, son las cuatro plantas consideradas sagradas para los nativos. 
La Salvia se utiliza ampliamente para muchos propósitos. Similar a la Hierba Dulce, se usa en muchos lugares geográficos de América del Norte, mientras que el Cedro rojo se utiliza sobre todo en las ceremonias en la costa noroeste. 
Todas las plantas sagradas parecen tener algo en común: la versatilidad con la que se utilizan. La Salvia, en función de la cultura en particular, puede ser usada en bolsas de medicina, repartidas en el piso de un temaxcal, o envolviendo implementos sagrados usados para la curación.
Hay dos tipos de Salvia, cada una con sus propias cualidades y sus usos. El humo de la Salvia blanca se utiliza tanto para purificar mente, cuerpo y espíritu, como los objetos sagrados antes de los rezos y las ceremonias. La Salvia blanca se puede quemar para meditar, para purificar el espíritu o para limpiar la vivienda. Se cree que el humo de la Salvia blanca proporciona una barrera que impide que los espíritus negativos entren en el lugar donde se celebra una ceremonia. 
Por otro lado, la Salvia apiana ha sido venerada por los primeros pueblos por sus atributos medicinales. La antigua creencia de que esta planta es curativa fue verificada por el análisis científico de sus propiedades que muestran que contiene propiedades antioxidantes naturales que protegen las células de toxinas y organismos del medio ambiente que causan las infecciones; es antifúngico, antiséptico y astringente.
Curiosamente, la raíz latina de la palabra Salvia es ‘salvare’, que significa curar.
Sabiduría Nativa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario