El Alma de los Animales . Rudolf Steiner




Resultado de imagen para el alma grupal de los animales



Necesitamos destacar que muchos animales de nuestro entorno realizan acciones, y se relacionan entre ellos, lo cual es algo difícil de imaginar sin la posesión de un alma. Un ejemplo es el de la fidelidad de un perro. Sólo con dificultad podemos dejarnos llevar por el pensamiento de que no vive en su ser interior algo análogo a lo que vive en el hombre. Si consideramos ciertas actuaciones ¿podemos hacer caso omiso de una elevada actividad espiritual?. Consideremos, por ejemplo, la presa de un castor. El desarrollo de estas artísticas construcciones supondrían un gran esfuerzo espiritual en el hombre. Una profunda sabiduría existe, en este caso, en la manera en la que ciertas vigas se sitúan casi exactamente en el ángulo correcto, para la caída del agua y según las condiciones prevalecientes.


Consideremos las hormigas. En cada montón de ellas se puede ver algo parecido a un estado ordenado y sabio de seres humanos, incluso transcendiendo al hombre moderno. Las hormigas se dividen en tres grupos: trabajadoras, machos y hembras. Se puede demostrar que las trabajadoras son muy listas, las hembras más estúpidas y los machos mucho más. Todo en su estructura está perfectamente organizado, la forma en la que obtienen todo lo necesario para la construcción y para el cuidado de las crías, la manera en la que conducen sus expediciones recolectoras, etc.  Si todo esto en el estado humano necesita un alma, entonces no podemos negarla en estas criaturas. La gente se satisface siempre con la explicación del “instinto”, pero nunca intentan pensar en lo que subyace detrás de este “instinto”. 

         Hemos de considerar ahora el otro lado, sin pasar por alto la distinción radical entre lo que el hombre desempeña con su alma, y el animal con la suya. Como un ejemplo empezaremos con un hecho definitivo. Los viajeros han notado a menudo que si encienden un fuego, a causa del frío, cuando se van, vienen los simios a calentarse. Sin embargo, nunca observan que uno de ellos haya recogido algo de madera para mantener el fuego. No se puede llegar a esta combinación, y eso es algo extremadamente importante. No pueden nunca, por el propio poder espiritual, hacer algo nuevo, tal como azuzar el fuego, etc.  
Resultado de imagen para el alma grupal de los animales
Si queremos claramente entender el alma animal debemos empezar por su diferencia con el alma humana. Una diferencia mayor entre el alma de los animales y la humana es que usted puede escribir una biografía de cada alma humana, pero no de la de los animales. Esto es muy importante. Si se pregunta acerca de sus intereses en diferentes seres se encontrará que tiene el mismo interés por un hombre individual que el que tiene, en el caso de los animales, por todo un grupo similar de ellos. Piense en un león. Usted siente lo mismo acerca del abuelo del león, que del padre, hijo o nieto del león, una idea que le aparecería  incongruente si la aplica al ser humano. 

         No tiene sentido cuando el dueño de un perro, quizás, mantiene que podría escribir la biografía de su perro. Usted podría escribir también la biografía de cualquier mascota, o sobre la diferencia de la vida de un alfiler y una aguja. Esto es sólo una distinción exagerada.  Justamente lo mismo que diferencia a toda una especie animal de otra, es lo que distingue a una persona individual de otra. 
Resultado de imagen para el alma grupal de los animales
Un alma común vive en un grupo entero de animales. Al igual que sus diez dedos son miembros de sus manos, todos los lobos son miembros del alma grupo de los lobos. 
El alma de los animales se encuentra en el plano astral, conectada con cada miembro de su grupo por medio de un hilo. Al objeto de comprender como surge el alma grupo animal es necesario tener claro lo que hace que el ser humano sea lo que es físicamente.

Rudolf Steiner


 Las  Presencias en conciencia del Reino Animal tienen ya la sabiduría aprendida en las Almas Grupales Mineral y Vegetal, por lo tanto, poseen un Cuerpo Físico, otro Etérico, y como animales empiezan a desenvolver el Cuerpo Astral. La Conciencia del Reino Animal domina en el Astral Inferior en animales muy primitivos, como los animales feroces; por eso, allí vivencian deseos bajos y muy pocos deseos superiores, aunque hay animales domésticos que los vivencian al tener afecto y fidelidad de sus amos. Aquí se comienza a desenvolver mínimamente la inteligencia, de manera mental, como sucede en los animales domésticos, que empiezan a tener visos leves de razonamiento.

     La mayor actividad del Alma Grupal Animal se da en el Plano Astral.

     Las guían a las presencias , por medio del Alma Grupal Animal, para que se introduzcan en el Reino Animal, donde comienzan por ser microbios, amebas, hidras, etcétera.

     En el Reino Animal, los Átomos Maestros Permanentes reciben vibraciones mucho más variadas que en los Reinos inferiores, como en el Vegetal y el Mineral; debido a ello, se diferencian más rápidamente. A medida que esta diferenciación avanza, la multiplicación de las Almas Grupales se produce muy rápido, disminuyendo el número de tríadas Inferiores en cada una de ellas.

     El Alma Grupal Animal se divide repetidas veces, hasta que finalmente cada Tríada Inferior tiene su propia envoltura separada. Así llega el momento en que cada Alma Grupal se encuentra con una sola Tríada Inferior. Así va evolucionando hasta que queda una sola forma animal agregada al Alma Grupal; cuando eso sucede, el animal está a punto de individualizarse. Esto ocurre, por lo general, con los animales domésticos más avanzados......

Jerarquías Creadoras,
 Rubén Cedeño

No hay comentarios:

Publicar un comentario