LOS CHAKRAS DE LA TIERRA

Chakras


De acuerdo con muchas antiguas culturas, hay una conexión entre la Tierra y nosotros, pequeños pobladores que la habitan desde hace millones de años. Mucho se ha hablado de la energía que posemos y de cómo está ligada a todo lo viviente. De las conexiones que existen entre los seres humanos, entre éstos y los animales, plantas y ríos.
Según el hinduismo, contamos con puntos energéticos que se encuentran en distintas partes de nuestro cuerpo. Puntos que han sido denominados chakras y que se localizan en el campo energético que rodea el cuerpo físico. Los chakras están unidos entre sí por un canal energético que corre a lo largo de la espina dorsal. La función de estos puntos es la de llevarnos a la autoconciencia y transmitir energía a otros niveles. Son los puntos que revitalizan nuestro cuerpo, tanto el físico como el espiritual.
De acuerdo con el creador de Chakras terrestres, Robert Coon, la Tierra también cuenta con estos puntos energéticos.
La Tierra está viva y tiene un proceso evolutivo. Cuando nos detenemos a observar los detalles que hay en ella, podemos encontrarnos con diseños sorprendentes. Es la arquitectura de la naturaleza y la vida, y no hay arte que se le compare.
Coon explica que la Tierra tiene siete chakras, cuatro vórtices elementales y trece grandes portales terrestres. Los chakras, localizados en distintos puntos y de la Tierra, tienen la función de mantener la salud y buen estado del planeta, así como transmitir y recibir energía. La energía de estos chakras se expande en forma circular con un radio de cientos de kilómetros, pero, al igual que sucede en los humanos, hay veces que estos están cerrados.

Sabemos que la Tierra es nuestro hogar, que en ella habitan distintas especies animales y vegetales. Que en este planeta azul fluyen ríos, agua dulce que se desliza sobre las montañas y forma cascadas. Sabemos que hay árboles que necesitan del agua para nutrirse, y que a la vez ellos permiten nuestra existencia. Dependemos del oxígeno que las plantas pueden darnos, a la vez que ellas necesitan de los nutrientes que posee la tierra. Las flores crecen y nos deleitan con hermosas formas y colores; y las abejas son los polinizadores más importantes de éstas, sin las que no podríamos vivir. Queramos aceptarlo o no, todos los seres vivientes estamos conectados y la existencia de unos depende de los otros. No en vano existe una cadena alimenticia que mantiene el balance de nuestro planeta. 
Cuando hablamos de la Tierra, solemos referirnos a ella únicamente como un planeta en el que hay vida. Pero, ¿no podríamos considerar que la Tierra está viva?
Según Coon la Tierra tiene vida propia, lo que le hace posible la comunicación con otras especies. La energía localizada en distintos puntos permite que se transmita información, y la mayor parte de ésta emana de los Chakras de la Tierra.

Chakra uno: Monte Shasta
Monte Shasta
El Monte Shasta es un volcán situado en las montañas Cascade en Siskiyou, California. En esta región hay muchas montañas que se consideran poderosas, como Shasta y Rainier. La energía se transmite del Monte Shasta en dirección al Monte Rainer, ubicado en Seattle, Washington. Este chakra es considerado como la base del sistema de energía del planeta, y se encarga de regular la fuerza vital universal y la integración de las especies. 

Chakra dos: Lago Titicaca
Lago titicaca
Se localiza en los Andes Centrales, entre Bolivia y Perú. En el lago Titicaca se encuentra la Piedra Titicaca, un centro geométrico y segundo chakra de la Tierra. Es aquí el centro de la creación de especies, así como donde ocurren los avances evolutivos de las especies ya existentes. En relación con el cuerpo humano, el lago Titicaca representa el chakra sexual. La comunicación entre el primer chakra y este se lleva a cabo a través de la llamada arteria ley del mundo: La Serpiente Emplumada (masculina). Esta corriente telúrica da la vuelta al mundo, pero proviene de el árbol de El Tule en México, y el lago Titicaca es uno de los cruces más importantes de la Tierra. 

Chakra tres: Uluru y Kata Tjuta
kata
Uluru es una formación rocosa que se localiza en el centro de Australia, mientras que Kata Tjuta, conocido coloquialmente como “Las Olgas”, es un grupo de formaciones rocosas situadas al suroeste de Alice Springs. Estos dos puntos conforman los sitios de mayor interés del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta y son el plexo solar. La función de este chakra es la de mantener la vitalidad de la Tierra y todos los seres vivientes. La sabiduría de este punto se transmite al resto del mundo por la arteria ley Serpiente Arcoíris (femenina), la cual viaja por el camino de la vida. De Uluru se transmite a Kata Tjuta, una vez ahí transmuta en distintos diseños que darán vida a nuevas especies. Luego la Serpiente Arcoíris viaja a Bali.

Chakra cuatro: Glastonbury y Shaftesbury
Glastonbury
Estos puntos se definen como el chakra corazón del planeta. Glastonbury se localiza en Somerset, y es famoso por ser hogar del Santo Grial, y Shaftesbury se encuentra al norte de Dorset; ambos en Inglaterra. Cuando la energía se une entre Glastonbury y Shaftesbury la arteria ley Serpiente Arcoíris lleva las frecuencias del Santo Grial a todos los seres del mundo: de Uluru a Bali, luego al Monte Kailash (chakra siete), a Sérguiev Posad en Rusia, y a Shaftesbury-Glastonbury.

Chakra cinco: La Gran Pirámide
Piramide giza
Este chakra es considerado como la garganta; lugar de donde emerge la voz de la Tierra. Este chakra se localiza en Medio Oriente y es vital para la estructura de la Tierra; de los cuatro vórtices, que regulan cualidades relacionadas con los cuatro elementos: fuego, aire, agua y tierra. Este chakra es muy importante porque habla de la relevancia de saber escuchar. La Tierra habla y nadie parece escucharla. 

Chakra seis: El centro de Activación Aen, móvil
Europa
A diferencia del resto de los chakras, este tiene un centro geométrico y está en constante movimiento. Este “tercer ojo” se mueve durante el amanecer hacia el Oeste 1/12. Estos son llamados Aeons y son tomados de los 12 signos del zodiaco. Este chakra se mantiene un lugar entre 150 y 200 años, para después disolverse. Cuando llega el momento, la Tierra envía una señal para que las fuerzas se unan e inauguren una nueva era. El propósito de lo anterior es tomar la sabiduría para abrir nuevos caminos de evolución. Actualmente se localiza en Europa.

Chakra siete: Monte Kailash
monte kailash
Este monte se localiza en parte de los Himalayas en el Tíbet, lugar en donde originan ríos como el Indo y Sutlej. Es la montaña más sagrada de los Himalayas y es el centro del chakra corona. Es aquí donde se realiza el evento de la luna llena en abril y mayo, por lo que su relación con ella es muy importante. Este chakra se encarga de documentar los propósitos de la Tierra. Es en este punto, durante la celebración anual de la luna llena, que los seres pueden encontrar su propósito verdadero en este mundo. 
Son muchos los enigmas que hay en torno a nuestro hogar, a los seres que la habitan, e incluso sobre nuestra propia existencia. Lo que es innegable es que dependemos de otros seres para sobrevivir y que si no hacemos algo por proteger la Tierra, seremos los únicos responsables de nuestra destrucción. 
***
Referencia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario