EL FOCO DE ILUMINACIÓN DEL NUEVO MUNDO






En julio de 1957 el Bienamado Maestro el Morya dijo:
Aquellos peregrinos que buscan ser guiados y la iluminación espiritual de hoy en adelante serán atraídos por la América del Sur tal como lo habían sido anteriormente por el Oriente. Para este fin, los Rectores de las Fuerzas de la Naturaleza y del Reino Elemental realizan los preparativos para proporcionar medios naturales de acceso al hasta ahora no tocado Foco Espiritual de Iluminación en las Montañas de los Andes. Las informaciones sobre el Retiro de Aramu-Muru en el Lago Titicaca, Perú, fueron dadas hace mucho tiempo a aquellos que estaban prontos para dicho conocimiento. El Rayo Permanente entra en el planeta Tierra por dos lugares.
el Aspecto Masculino entra por el Himalaya en el Oriente
el Aspecto Femenino por el Lago Titicaca
El Aspecto Masculino fue prominente a todo lo largo de las edades de la historia de la Tierra, pero ahora el Aspecto Femenino se está destacando a medida que la Tierra penetra más profundamente en las vibraciones del Séptimo Rayo. El Aspecto Femenino, por su entrada en la zona del Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos, llegará a ser evidente en el futuro. Interesa subrayar que tanto por la cultura como por otros aspectos el Tibet y el Perú se parecen a tal punto que una fotografía de uno cualquiera de estos países puede muy bien tomarse por la del otro. Pero si comprendemos que en la superficie de la Tierra hay dos zonas por las cuales penetra el Rayo Permanente, la explicación es sencilla.
Para mayor confirmación del Foco de Iluminación del Nuevo Mundo, Phra Sumangalo, monje del Monasterio del Angel de la Guarda (Wat Doi Suthep Xieng Mai, Tailandia), escribió recientemente a la Abadía, diciendo:
“Asia está espiritualmente en bancarrota. Pero vos estáis en una región que tiene su pralaya –periodo de descanso o de sueño- y ahora vuelve a despertar a las cosas del Espíritu. América del Sur es, más que cualquier otra tierra, el país del futuro en todos los aspectos, una tierra de promesa espiritual”.
En marzo de 1957 la Hermandad de la Iluminación Dorada de los Ángeles, California, dijo:
“Los llamados son continuos en la Senda de la Luz para que todos escapen de ellas… de las fuerzas oscuras…y se unan para establecer el Reino del Amor y la Paz”.
En junio de 1952 el Puente a la actividad en pro de la libertad, dijo:
“! Signos de una Nueva Aurora! Se abren nuevos canales, no para sustituir a los antiguos, sino para ayudarlos; los trabajadores vienen al frente de todas partes, los Amigos de la Gran Hermandad Blanca se levantan en todos los rumbos. Y ningún hombre puede detener la arremetida del Poder Cósmico de Cristo que deja en libertad a las Corrientes Espirituales de la Hora. No tendrán éxito si por desdicha tratan de enfrentar las corrientes de la Nueva Aurora. Además, tales individuos han de perecer bajo la Ley misma que provoca el retorno del Amor generado que ellos otorgan, o la oposición al progreso que ellos nutren. Nunca como hoy cabe decir en verdad de los Jefes Espirituales del Mundo, y de todos los nuevos canales, “por su fruto, los conoceréis”. ”
Ahora por doquier, aún más que en 1952, los canales del Infinito Padre del Amor y la Sabiduría Divinos se abren y traen a su pueblo palabras de consolación e instrucciones para los días de la catástrofe venidera. Pero la Jerarquía y los visitantes del espacio nos han asegurado que el mundo no va a terminar. ¡Muy al contrario! Se producirán muchos cambios geológicos sobre la Tierra, sí, pero es preciso reconocer en esos grandes eventos la profetizada “salvación que se acerca”.
Durante muchos años los Maestros de otros planetas en nuestro Sistema Solar y en otros Sistemas Solares y hasta en otras Galaxias han estado en comunión con los Adeptos Instructores o Maestros que residen en el planeta Tierra. Se resolvió finalmente en 1956 que las Escuelas de Misterio de la Tierra, que operan en un cuerpo espiritual con el nombre de Gran Hermandad Blanca, empezarían inmediatamente a develar algunos de sus antiguos secretos y verdades al mundo exterior. Comentado esta decisión en 1956, Aramu-Muru dijo en el Lago Titicaca:






“…en adelante no guardaremos silencio. Empero no abrimos aún nuestra senda ni nuestra entrada al profano, ni tampoco las perlas de la gran sabiduría, serán echadas a los cerdos, porque hay “cerdos” sobre la Tierra y en la Tierra. Pero el planeta no tardará en quedar limpio de ellos. No son merecedores aún de recibir la Divina Sabiduría. Nos ocupamos de los millares de corazones y almas hambrientos, y prestamos oído a su hambre y sabemos dentro de nuestro ser que esa hambre sólo puede ser saciada con el verdadero maná que proviene de nuestro Infinito Padre. No os sorprendáis si podéis oír ahora libremente las palabras de la Gran Hermandad Blanca que es la Jerarquía para todas las Hermandades de la Tierra. ¡Llegó ahora el momento de la acción! Llegó para nosotros el momento de hablar, y hablaremos, porque estamos allanando diligentemente el camino para que Sus pasos sean oídos en todo el mundo. El Reino ya no está cerca, el Reino está aquí, y El ha de manifestarse pronto a todos los hombres.  Hemos esperado este tiempo con ansiedad a lo largo de los siglos. ¿No es acaso el momento de regocijarse aun cuando sobrevenga una catástrofe en el mundo? Pero mediante esta purificación catastrófica el hombre heredará la divinidad. Buscad en las colinas la salvación que se acerca. No desesperéis por causa de la catástrofe, sino contempladla como un agente de Iluminación y belleza. “Todo será hecho nuevo” como está escrito. ¡Sólo quedará la Verdad!”.
“En adelante todos los Retiros y Santuarios, las Escuelas de Misterio, los Shan-Gri-Las de la Gran Hermandad Blanca trabajarán en un contacto más estrecho y abrirán sus puertas a aquellos que están prontos para la Senda de la Luz. Sus lugares secretos de escondite serán revelados, pero solamente a los Estudiantes de Vida que permanecen en Su Luz. Los Retiros Interiores han sido, en verdad, un misterio para el mundo exterior; han obrado en secreto para que la humanidad supersticiosa e ignorante no se volviera contra ellos y los destruyera. Han conservado el antiguo y arcano conocimiento para que el Remanente heredase el legado Espiritual en el momento del Nuevo Amanecer. Ya ha sonado la trompeta; oímos a lo lejos los apagados sonidos de la Séptima Trompeta. ¡Las huestes de ángeles han proferido su llamamiento y ahora nos daremos a conocer!”.
Los Maestros y Hermanos del espacio ayudarán al hombre en la Tierra después de la catástrofe, pero no impedirán el desastre. En el periodo posterior a la catástrofe aterrizarán en gran número, y es su idea ponerse en contacto con los Retiros de la Gran Hermandad Blanca donde el Remanente se ha de reunir. Debido a los cataclismos que tendrán lugar en Oriente, los Estudiantes de Vida son orientados hacia la América del Sur, donde en las montañas de los Andes está situado el Nuevo Foco Mundial de Iluminación. Por lo tanto, prosiguen los llamamientos para “que entre ellos venga Mi pueblo”. Los Retiros Interiores han de hablar ahora a través de sus muchos canales para que las Ovejas del Rebaño puedan oír el Llamamiento.
La Hermandad de los Siete Rayos trabaja al presente en estrecho contacto con la Hermandad del Monte Shasta en California, la Hermandad del Teton Real, en el Oeste de los EE.UU., la Hermandad de la Vestidura de Oro en la India, y muchas otras Hermandades y Ordenes. Claro es que la cooperación es completa con todos los miembros de la Jerarquía de la Gran Hermandad Blanca.
El conocimiento que sólo estaba reservado a los iniciados, es ahora impartido directamente a los individuos que están fuera de los Retiros Interiores, y los hombres, las mujeres y los niños de todas las razas se reunirán en esos Retiros y celebrarán un Gran Congreso Espiritual y Filosófico. La nueva tierra profetizada saldrá, en verdad, de su pralaya y se unirá con la Jerarquía de la Tierra y las Estrellas y será la guía del Remanente que ha de permanecer en la Tierra en los días venideros.

EL SECRETO DE LOS ANDES



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/

SAIKU

La Tierra rodeada de basura espacial



Más de 700.000 objetos de entre uno y 10 centímetros de diámetro orbitan la Tierra a gran velocidad, un auténtico peligro para naves y satélites

La basura espacial contiene tuercas, tornillos, 70.000 gotas radiactivas de combustible nuclear, y un guante de astronauta perdido en 1965, todo viajando a 28.000 kilómetros por hora.

El satélite Vanguard I, lanzado por Estados Unidos en 1958 y operativo hasta 1964 lleva medio siglo sin control y lo convierte en el objeto artificial inactivo más antiguo alrededor de nuestro planeta. Seguirá dando vueltas durante al menos 200 años.
Se han destruido satélites mediante impacto de misiles como ocurrió el 11 de enero de 2007, cuando el ejército de China lanzó uno de ellos al satélite meteorológico Fengyun-1C. Desperdigó por el espacio 150.000 fragmentos de chatarra de más de un centímetro, de los cuales unos 3.000 de ellos tenían más 6 centímetros. Este suceso es el que más basura espacial ha generado.



Los escombros rodean nuestro planeta y pueden llegar a constituir un problema. Se han detectado hasta 16.530restos de satélites y cohetes. Es la cra más sucia de la investigación espacial.

La basura espacial que orbita la Tierra ha alcanzado los 16.530 escombros de satélites y cohetes, lo que supone 131 objetos más que los que había desde el 30 de junio de este año, según se desprende del último informe trimestral de la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales, al que ha tenido acceso Europa Press, y que ha sido publicado esta semana.
Por ‘basura espacial’ se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.
De manera desglosada, de los 16.530 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la ‘Commonwealth of Independent States’ (CIS) –Reino Unido y sus colonias– se mantiene, con respecto a los del trimestre anterior, como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6.195 objetos; seguida de Estados Unidos con 4.945, y de China con 3.726.
Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con tan sólo con 86 cuerpos, uno más que en 2011, y de los que concretamente 41 proceden de explosiones y 45 son cohetes, cuerpos y demás escombros.
Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y ‘tiran a la órbita terrestre’ aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 492 franceses, los 199 que tiene Japón, o los 175 indios, según se desprende de este informe de la NASA.
El programa de la NASA encargado de controlar la basura espacial es el ‘U.S Space Surveillance Network’ (SSN). La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.
Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.


POR REDACCIÓN BUENA VIDA

Los objetos mayores de 10 centímetros pueden ser localizados desde la Tierra con radares y telescopios, el resto no y los pequeños, precisamente por no verlos, son los más peligrosos, capaces de destrozar o hacer graves daños a las naves. Tengamos en cuenta que un cuerpo del tamaño de 1 centímetro, como una canica, a 10.000 kilómetros por hora, libera tanta energía en el impacto como una granada de mano.
Más de 20.000 objetos con un tamaño mayor a 10 cm flotan alrededor de la Tierra. La ISS, que es la mayor nave construida por el hombre, tan grande como un campo de fútbol (100 x 100 metros), quedaría completamente destruida al toparse con desechos superiores a los 10 cm. La energía que se liberaría sería enorme, y el desastre, total.
Ya de hecho, los astronautas de la Estación Espacial Internacional, se vieron en serios apuros cuando un grupo de desechos pasó a solo 250 metros de ellos. Los seis astronautas se tuvieron que refugiar en dos naves rusas Soyuz, acopladas a la Estación, por si era necesaria la evacuación. En 2009 el satélite de telecomunicaciones estadounidense Iridium 33, que estaba activo y a una altura de 776 kilómetros, debería haber pasado según los cálculos a 584 metros delsatélite militar ruso Kosmos 2251, fuera de servicio desde 1995, pero los cálculos fallaron y los satélites chocaron dejando 2.000 fragmentos en el espacio de más de 10 cm y cientos de miles de restos más pequeños.

Con información de: www.abc.es y EFE

http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


SAIKU

“The Nightmare”, el aterrador documental que revela la verdad sobre la parálisis del sueño

“The Nightmare”, el aterrador documental que revela la verdad sobre la parálisis del sueño

En Mundo Esotérico y Paranormal hemos dedicado varias publicaciones al fenómeno conocido como parálisis del sueño, con la única intención de ofrecer una explicación para todas esas personas que creen que su origen puede ser sobrenatural. Todo comienza cuando accedemos a la fase REM, nuestros cuerpos se paralizan automáticamente, con la excepción del movimiento de los ojos y la respiración. Esto nos impide hacernos daño mientras soñamos.
Pero en algunas ocasiones, las personas se despiertan en este estado, paralizadas pero plenamente conscientes. Es a partir de este momento que comienzan los fenómenos inexplicables, como la sensación de ser observados, de haber ver algo más en la habitación con ellos, ver como una criatura se sienta en sus pechos e incluso agarrándoles en la cama. Normalmente, las personas que investigan sobres este enigmático problema de sueño rara vez profundizan en las probabilidades paranormales.
Es mucho más fácil buscar una explicación científica que descubrir queentidades demoníacas pueden acceder a nuestra realidad, mientras dormimos. Pero ahora un nuevo documental sobre la parálisis del sueño explora uno de los fenómenos más aterradores que afecta a más de un 10% de la población, para hacerles saber que no están solos.
The Nightmare
Muchas personas sufren en silencio la parálisis del sueño. Según un reciente estudio, 30% de las personas encuestadas aseguraron haberlo experimentado al menos una vez en su vida, pero se cree que un 10% de la población lo sufre con cierta frecuencia. Algunos piensan que es un signo de enfermedad mental, mientras que otros están convencidos de que se trata de una experiencia sobrenatural real.
The Nightmare es un documental estadounidense dirigido por Rodney Ascher, estrenada el 26 de enero en el Festival de Sundance, que cuenta la experiencia de ocho personas de Manchester y de Nueva York, como Connie, un ex ateo que se pasó al cristianismo después de alejar a “sus visitantes del sueño” mediante la invocación de oraciones, y Forrest, quien crea máscaras de Halloween con las caras que veía durante la parálisis del sueño.
Ascher, quien también fue víctima de esta experiencia en el pasado, descubrió en Internet que no era el único y de hecho se dio cuenta de que su trastorno del sueño tenía un nombre, y que lo sufrían miles personas de todo el mundo. Cada vez son más las personas que comparten sus videos en la red, descubriendo lo que han pasado durante la noche, desde lo banal a lo escalofriante.
Pero lo más sorprendente es que Ascher no decidió contar con la ayuda de médicos o especialistas del sueño para “The Nightmare”, ya que siempre ofrecen una respuesta muy genérica y demasiado científica para un fenómeno que podría tener su origen en lo paranormal. En cambio, optó por un tono vivencial más envolvente, en un intento de capturar la esencia de todos aquellos que lo sufren, en lugar de describirlo clínicamente.
Lo que podría parecer en un principio una película de terror, adquiere un aire diferente cuando se trata de algo que está pasando a las 2 de la madrugadadurante más de tres décadas. Presencias oscuras durante la parálisis del sueño; personas con sus vidas arruinadas por culpa de ello y que luchan día a día para evitar ser dominadas por fuerzas invisibles. Sin embargo, a otros les resulta una experiencia rica, un mondo totalmente nuevo con seres de otras dimensiones.
Parálisis del sueño y las entidades demoníacas
Pero como hemos comentado en diversas ocasiones, durante cientos de años se ha estado escribiendo sobre la parálisis del sueño, de diferentes maneras. Si haces una búsqueda rápida en Google sobre la “Parálisis del sueño” lo primero que verás será la obra de Johann Heinrich Füssli “La pesadilla (The Nightmare)” de 1781, que muestra como un incubo oprime el pecho de su víctima mientras duerme. Pero lo más sorprendente es que si miramos a través de la historia del arte y la literatura encontramos representaciones similares de bestias, brujas y demonios nocturnos en las culturas de todo el mundo.
The Nightmare documental parálisis del sueno
El pueblo Miao (hmong), un grupo étnico de Laos, tienen a un “demonio” en la parálisis del sueño que ellos llaman tsog tsuam. Curiosamente, 117 refugiados de los Miao que fueron reubicados en Estados Unidos murieron inexplicablemente mientras dormían a finales de 1970. Fue a partir de esas misteriosas muertes que los científicos postularon la existencia del síndrome de la muerte súbita nocturna inesperada.
Pero la otra versión fue que los laosianos no pudieron hacer frente al tsog tsuam durante el sueño, ya que no contaban con la ayuda de los chamanesy rituales que impedían el ataque de la entidad demoníaca. El director Wes Craven, quien murió el 30 de agosto de 2015, se inspiró en este caso para crear a Freddy Krueger, el personaje principal de la saga de películas de terror “Pesadilla en Elm Street (A Nightmare on Elm Street)”.

Fuente: http://www.mundoesotericoparanormal.com/

TÚNEL ARTIFICIAL EN LAS MONTAÑAS CASCADAS.




J. C. Brown un buscador de oro, afirmó haber encontrado un túnel artificial en las montañas Cascadas de California, en 1904. 
Dijo que al ingresar al extraño túnel encontró una cámara subterránea revestida con planchas de cobre. 
La caverna contenía esqueletos humanos y escudos de oro, y en sus paredes existían jeroglíficos que nuestro buscador no pudo descifrar. 
Tratándose de un hombre práctico y sin deseo alguno de ser considerado como un loco, Brown aguardó a hacer una fortuna antes de hablar. 
Ello le tomó los siguientes 30 años, hasta que en 1934 se dirigió a Stockton, en California, el pueblo más próximo al túnel y organizó una expedición con 24 personas, cuando en la noche del 19 de Junio de aquel mismo año desapareció inexplicablemente. 
Nadie volvió a verlo jamás. 
La policía montó una investigación para averiguar si había pedido dinero prestado, basado en el tesoro que esperaba encontrar, pero sus sospechas resultaron infundadas. 
Brown no debía dinero a nadie y no encontraron razón alguna para su desaparición a menos que se hubiera acercado demasiado a ciertos secretos a los cuales la Humanidad no debería aún tener acceso.

Jacques Bergier



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


TÚNEL ARTIFICIAL EN LAS MONTAÑAS CASCADAS.

SAIKU

El Enigma de Roncador: ¿un mundo intraterreno?


Es imposible describir todas las consecuencias personales que me trajo el viaje al Manú de 1996 y el encuentro con Alcir. Mi vida dio un giro tremendo. Ya nada sería igual... Al poco tiempo de esa experiencia ya me encontraba compartiendo mi testimonio y las investigaciones que realizaba sobre el mundo intraterrestre y el fenómeno ovni por varios países, dedicado a tiempo completo a ello. Había escrito mi primer libro a los 22 años. Todo se había dado muy rápido. Y en mi mente seguía sonando la voz de Alcir en Pusharo, pidiéndome dedicación a la tarea de difundir la existencia de la Jerarquía “antes de que todo fuese entregado”. Lo que debe entregarse o revelarse es el tesoro que protegen en sus Retiros Interiores: la verdadera historia de la Tierra. Esa información no sería solo para los contactados. Está destinada a ser otorgada a toda la humanidad, aunque el proceso es lento y gradual desde nuestra perspectiva humana.
Pienso que la labor que ha recaído en nosotros, los testigos de los encuentros cercanos, sólo procura “activar” el recuerdo de ese pasado. Todos, queramos o no, estamos involucrados con el gran proceso de transformación planetaria. Algo que los Maestros del mundo subterráneo conocen muy bien al ser ellos descendientes del remanente atlante o muniano, aunque suene a una locura.
Paititi no es la única “ciudad perdida” vinculada a la Hermandad en las selvas de América del Sur. Sabemos de diversos enclaves ocultos bajo el inmenso manto verde. He participado de varias expediciones a esos lugares de poder. Y en ellos sentí la misma energía que Paititi. Como no podía ser de otra forma, el relato de hombres de blanco, avistamientos ovni y los infaltables túneles que recorren cientos de kilómetros, es una constante que no obedece al azar.
Uno de esos lugares que recuerda en cierto modo a Paititi se halla en Brasil: la Sierra del Roncador.



La desaparición del Coronel Fawcett

En el inmenso estado brasileño de Mato Grosso (901.420 Km ²) se esconde un enigma tan apasionante como el misterio de Paititi. En el corazón de la llamada Sierra del Roncador, se halla el ingreso a un mundo perdido que se protege tras su indócil selva y las flechas de los aguerridos indios del Parque Xingú. Un escenario que parece haber sido extraído de una película de ficción. No obstante, al dar un vistazo a este paisaje, es inevitable asociarlo con Paititi. Más aun al encontrar claros indicios que apuntan a una raza de seres superiores que viviría en las entrañas de la Tierra y que, por si ello fuera poco ―al igual que otros puntos en el planeta que los mencionan― estarían protegiendo los anales de la  “verdadera historia del hombre, su origen y misión”. Una afirmación que se repite una y otra vez.
Desde hace mucho se ha mencionado la zona del Roncador como un paraje que “esconde” uno de los ingresos a ese mítico y esquivo reino subterráneo. Un punto en el mundo que es rico en diversas leyendas y, también, en misterios. No gratuitamente, en 1925 el investigador George Lynch sostuvo en la prestigiosa revista Science at Vie que en el inexplorado Mato Grosso se halla el origen de todas las civilizaciones de occidente. Recordemos que ese mismo año, el Coronel inglés Percy Harrison Fawcett ―medalla de oro de la Real Sociedad de Geografía de Inglaterra y jefe de la comisión encargada de delimitar las fronteras entre Perú y países vecinos― llevó a cabo una arriesgada expedición hacia aquellas selvas indomables. Un viaje del cual no regresaría.



Arriba: fotografía del Coronel Fawcett

La desaparición de Fawcett, debido a sus intachables credenciales y reconocimientos, encendió un interés inusitado en esta región del Brasil. Más de un investigador se preguntaba qué diantres había ocurrido con este Coronel, que más tarde inspiraría al propio Steven Spielberg el hoy famoso personaje de Indiana Jones, quien, al igual que Fawcett, se zambullirá en la selva y otros puntos del mundo en pos de misterios.
Lo inquietante es que Fawcett partió en busca de una ciudad secreta en el Roncador, denominada por él “Z”. Y hasta la fecha, a más de ocho décadas de su expedición, no se sabe a ciencia cierta qué pasó con el avezado Coronel, que desapareció de pronto en medio de las selvas del Xingú con sus dos acompañantes, su hijo Jack, de 22 años, y el fotógrafo Raleigh Rimmel. Un detalle intrigante en torno a su desaparición fue revelado en 1952 por otro de sus hijos, Brian, quien afirmó, con seguridad aplastante, que si su padre entró en aquella ciudad perdida que buscaba, la “gente” de allí no le habría dejado salir... ¿Quiénes no le habrían dejado salir?
La propia esposa del Coronel había sostenido que cuando vivían en el extremo Oriente aparecieron unos “hombres extraños” que le anunciaron hechos extraordinarios para el futuro de toda la familia, anticipando, incluso, el destino de Fawcett. Esos hombres serían “emisarios” de la Hermandad Blanca o Academia Invisible que vigila el mundo. A todo esto se sumó el descubrimiento científico de Machu Picchu por Hiram Bingham, en 1911, hecho que daría al Coronel mayor fuerza a su convicción de partir al Roncador, años más tarde. La “invitación” de aquellos misteriosos personajes y la noticia de Machu Picchu fue el primer estímulo. Pero no el único.
El nombre “Roncador” se debe a los extraños sonidos que parecen surgir del suelo. Un hecho inexplicable en el lugar ya que el viento no puede generar tremendos fragores que parecen generarse en las entrañas. Ya se ha descartado cualquier tipo de actividad sísmica en la zona. Entonces, ¿quién o qué genera esos sonidos, que a veces son metálicos o mecánicos? Estos datos fueron interpretados por Fawcett como el indicio de actividad de un mundo subterráneo.
El explorador, desde luego, sabía que en Brasil ―así como en otras regiones aún sin investigar de América del Sur― yacían escondidas ancestrales ciudades de piedra, ocultas bajo el conveniente manto selvático. Ya en sus viajes por el continente, Fawcett había oído hablar de “indios rubios, de ojos azules”, como remanente de una cultura olvidada que llegó desde tierras muy lejanas luego de un cataclismo. Aquel hilo lo aventuró en 1921 a la búsqueda de la ciudad perdida de Bahía, también en Brasil.  Pero lo cierto es que al margen de su silenciosa pesquisa ―poco se sabe en realidad lo que encontró Fawcett y decidió callar― existe un centro arqueológico en Bahía, concretamente en Igatú, cerca de Andarai en plena meseta Diamantina. Algunos la conocen como “La Machu Picchu de Brasil”.
Es importante echar un vistazo a ese misterio en Bahía por cuanto es la ciudad que aparece en el “manuscrito 512”, que se conserva en la Biblioteca Nacional de Río de Janeiro. La existencia de ese enclave, y las revelaciones del polémico texto, pusieron a Fawcett tras una “pista” que él creía lo llevaría a una ciudad de piedra abandonada, en donde reposaría la clave para ingresar al mundo intraterrestre.

El Manuscrito 512

Habría aparecido a mediados del Siglo XIX, con el controvertido título: “Relación histórica de una oculta y gran población antiquísima sin habitantes que se descubrió en el año 1753”.
El documento, carcomido en parte, inicia su relato narrando una expedición de bandeirantes al interior del Brasil. Aquel grupo había partido de Sao Paulo. Se cuenta allí que gracias a un venado blanco ―que salió de la nada― fueron guiados hasta las mismísimas ruinas de una ciudad de piedra. Los aventureros, luego de haber sorteado un valle de tupida selva e innumerables ríos, se hallaron atónitos ante una entrada formada por “tres arcos de gran altura”, coronados con inscripciones. Entonces decidieron entrar. Y allí descubrieron, en el centro de una plaza de esta ciudad abandonada, una columna de piedra negra, coronada por la estatua de un hombre señalando con la mano derecha, en dirección norte...
El manuscrito narra otros detalles extraordinarios de esta expedición que aumenta aún más la intriga. El relato, sin duda, empuja a cualquiera a lanzarse en busca de aquellos misterios. Pero, ¿quién fue el autor? ¿Y hacia dónde apunta la presunta estatua humana que hallaron? Penosamente, al hallarse parcialmente carcomido por las termitas, ciertas partes del documento se perdieron y se pensó que entre ellas estaba el nombre de quien lo redactó. Ante ello, algunos historiadores, como era de esperarse, dijeron que todo era un fraude. Sin embargo, era cuestión de tiempo y estudio dar con el nombre del autor de “512”. El historiador Pedro Calmón, luego de un minucioso trabajo, logró identificar al autor del manuscrito: el capitán Joao da Silva Guiamares, fallecido entre 1764 y 1766.
El texto, originalmente, había sido descubierto en las estanterías de la Biblioteca Pública de la Corte de Río de Janeiro. Más tarde se reprodujo, aunque parcialmente, en el primer número de la revista del Instituto, exactamente en el año 1839.
Fawcett conocía al dedillo la narración de aquel insólito documento de apenas 10 páginas, pero que contenía la información suficiente para orientar al Coronel hacia otras ciudades perdidas en el Brasil. Actualmente, el Manuscrito 512 continúa entre los archivos de la Biblioteca Nacional de Río de Janeiro, en la sección “manuscritos”, serie “obras raras”. Y es así: quedó solo como una obra rara.
No obstante al misterioso texto, el estímulo más poderoso con que contó el Coronel para penetrar finalmente el Mato Grosso, fue otro. Y quizá tan inquietante como el relato del mismo manuscrito.

Arriba: Fawcett sostenía la existencia de anacondas gigantes en la selva amazónica.


El atlante de basalto

El hecho que motivó finalmente a Fawcett a partir en busca de “Z” en la Sierra del Roncador fue una extraña estatuilla de estilo egipcio, hecha en basalto negro (roca volcánica vitrificada), que llegó a sus manos gracias al famoso novelista Sir Rider Haggard ―autor de la fascinante obra “Las minas del Rey Salomón”― quien la consiguió, precisamente en el Brasil, a fines del siglo XIX. Una estatuilla de basalto que recordó a Fawcett el relato del Manuscrito 512: una piedra negra que se alzaba en medio de la ciudad de piedra, con la figura de un hombre sobre ella señalando al norte… ¿Podía ser una casualidad? ¿También era de basalto esa estatua?

Para averiguar si había alguna conexión, el Coronel recurrió a una discutida investigación psíquica por recomendación expresa de sus amigos de la Sociedad Teosófica. Así, a través de la psicometría, se determinó que la extraña estatuilla (de unos 25 cm. de altura), venía de la Atlántida. Supuestamente, fue rescatada por un superviviente que la mantuvo a su custodia en una ciudad de piedra construida en la selva de Brasil… Lo curioso es que la estatuilla representaba a un sacerdote sosteniendo una tabla con 24 extraños signos. Al parecer, Fawcett logró descifrar 14 de estos símbolos al hallarlos en piezas de cerámica prehistórica, también halladas en Brasil. Y se piensa que utilizó esta información para alcanzar su objetivo. Aquella escritura, se dijo, era una especie de “contraseña” o “password” para entrar en el mundo perdido del Roncador. Aunque todo esto suene tan raro y fantasioso, hay que decir que existen diversos estudios serios sobre la inscripción que esgrime la estatuilla.
Arriba: representación de la estatuilla de basalto. El “sombrero” del personaje recuerda es casco de Alcir. Y los símbolos de la tabla que sostiene se asemejan a los que muestran algunas de las láminas de oro halladas en la Cueva de los Tayos.
El estudioso argentino de origen israelí Aldo Ottolenghi, en su obra “Civilizaciones Americanas Prehistóricas” (1980), se adentra de lleno en el misterio de esos signos. De acuerdo a su opinión ―y hay que decir que es un experto mundial en escrituras ancestrales― por las complejas y exactas características que muestra la estatuilla como “lenguaje arcaico”, constituye una prueba de su autenticidad.
Por alguna razón, esa estatuilla llegó a manos de Sir Haggard para que, finalmente, Fawcett la posea como la ratificación de un viaje que venía pensando realizar. El objeto ―como si se tratase de una profecía― acompañó al osado explorador inglés en su último y extraño viaje al Mato Grosso. ¿Tenía que devolverlo a su lugar de origen?

Matalir-Araracanga: la ciudad que truena
Aquel es el nombre nativo con el que se suele identificar a la ciudad intraterrestre del Roncador. Como mencioné anteriormente, debe su denominación al extraño ruido, a veces como de “truenos”, y otras ocasiones como de “máquinas”, que parece surgir del suelo. Matalir-Araracanga sería la presunta instalación subterránea que genera aquellos “sonidos imposibles”. Pero no necesariamente se trata de tecnología de los intraterrestres. Algunos místicos suponen que en verdad nos encontramos ante mantras o “cánticos sagrados” de los habitantes subterráneos del Roncador. Como fuere, este fenómeno de los “sonidos” ha sido reportado en otros puntos similares en todo el mundo, incluyendo el propio desierto de Gobi.
En el caso del enclave que comparte China y Mongolia, se ha oído muchas veces que las caravanas que atravesaban el desierto asiático escuchaban un “canto antiguo” salir de las entrañas de la tierra. Inmediatamente todo quedaba en silencio. Hasta los animales que venían con la caravana se calmaban. Incluso el viento, frecuente en aquellos parajes, también, misteriosamente, desaparecía. Al cabo de unos instantes más, todo volvía a la normalidad… Entonces los lamas allí presentes afirmaban que este hecho sucede cuando el Rey del Mundo, el Supremo Maestro de Shambhala según sus creencias, está orando por la humanidad. ¿Ocurre lo mismo en Roncador?

Sólo he citado aquí los datos más resaltantes que envuelven a ese lugar mágico del Mato Grosso. En agosto de 2004 tuve la ocasión de estar allí, y puedo dar fe de los “sonidos” y avistamientos ovni que se ven en la zona. Y un sinfín de relatos de gente que desapareció buscando la entrada al mundo subterráneo o al propio Fawcett.


Una de las expediciones más sonadas se llevó a cabo en 1996, bajo la iniciativa del empresario brasileño James Lynch. Pero el tipo no tuvo mucha suerte: los indígenas secuestraron a todo el equipo durante varios días, y sólo fueron liberados tras pagar un cuantioso rescate. No obstante, ello no quiere decir, necesariamente, que una suerte similar corrió la expedición del intuitivo Coronel.
Quizá, Fawcett no murió bajo un inesperado ataque de los indios, o picado de muerte por alguna víbora. Nunca se halló su cuerpo.  Sólo algunas falsas noticias del supuesto cráneo del Coronel que pronto fueron desmentidas desde Inglaterra al comparar el hallazgo con los registros dentales en el Ejército al que sirvió en la Primera Guerra Mundial. ¿Y si el Coronel llegó a su destino, siguiendo los acertijos del Manuscrito 512 y el mensaje secreto de la estatuilla de basalto? Al menos así lo pensaba su familia.

http://www.legadocosmico.com/


http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


El Enigma de Roncador: ¿un mundo intraterreno?

SAIKU

VIAJE A LA LUNA NEGRA..






Uno de los viajes fundamentales y no sólo en sentido astral, sino físico, fue su viaje a la Luna Negra, recibido como viajero en una cosmonave de más de 600 metros de envergadura, guiado por el extraterrestre Woodok...

Como las veces anteriores, Eugenio Siragusa recibió claramente indicación telepática de partir al día siguiente para un encuentro físico en el Valle del Águila, un valle no lejano a los puntos donde había tenido los anteriores encuentros físicos con los tripulantes de cosmonaves.

En la comunicación telepática, también le había sido indicado que esta vez no se encontraría con un disco de los habituales de 12 metros de diámetro, sino con una Cosmonave de más de 500 metros de longitud.


A la hora exacta del día indicado, Eugenio Siragusa se encontraba en el Valle del Águila. Había anochecido y reinaba una absoluta soledad.
Cuando Eugenio vio la astronave estuvo tranquilo; más tranquilo que otras veces. La nave se estabilizó a una distancia de un tiro de piedra, en una zona desierta próxima. Eugenio se fue acercando en aquella dirección.


La nave le pareció enorme. Sin apariencia real de abertura, en uno de los laterales se hizo como un hueco y comenzó a emerger una escalera que fue extendiéndose hasta llegar a tierra. En aquel momento hizo su aparición uno de los Extraterrestres con quienes se había encontrado en otras ocasiones y le hizo indicación de subir.


La astronave, vista de cerca, tenía otra coloración. Penetró en una especie de halo que había ido variando del amarillo azulado al verde esmeralda. Se sentía una sutil vibración. En el interior de la astronave le dio la bienvenida el comandante, de nombre Woodok, con quien había tenido anteriores contactos.


Inmediatamente se produjo el despegue. El señor Siragusa no sintió más que una leve presión. Para seguir el viaje le habían sentado en un sillón anatómico, aparentemente de cuero o plástico. El sillón estaba diseñado para permitir el descanso de la columna vertebral, dejando completamente libre la caja torácica, terminando en un cabezal.
En el interior de la nave había espaciosos corredores que daban a compartimentos. Algunos de dichos compartimentos eran enormes laboratorios espaciales. Otros, eran cómodos dormitorios con camas anatómicas.


El señor Siragusa pudo conocer dos de los compartimentos fundamentales de la nave: el compartimiento de análisis y control de vuelos y el compartimiento donde se encontraban los controles de vuelo. En el primero, había grandes cuadros cartográficos, paneles luminosos que mostraban las líneas magnéticas de la Tierra y el espacio, y televisiones enormes que mostraban en imágenes la zona que se estaba sobrevolando. Muchos de estos paneles tenían enormes zooms que permitían acercar y alejar las imágenes a voluntad para tener un, visión de alejamiento o aproximación deseada. El compartimiento de los controles poseía un aparato que llamó poderosamente la atención del señor Siragusa: una especie de televisión cuatridimensional o globular, que recibía proyectaba imágenes, inclusive de la propia nave y el propio interior durante el vuelo. Eugenio Siragusa se vio proyectado en la pantalla de televisión, como si la toma hubiera sido hecha desde otra nave. Desde su sillón anatómico podía seguir el vuelo, las imágenes y las incidencias en la televisión globular. En unos segundos, vio la Tierra del tamaño de un balón de fútbol.
El viaje había comenzado a las 20,30 hora solar. Siete minutos más tarde la nave llegó a la Luna Negra.


La Luna Negra, según definición del propio Eugenio Siragusa, es un satélite artificial que la ciencia ha localizado muy bien. Hace habitualmente el recorrido de Luna a Venus y regresa. Su objetivo preciso es mantener la Luna en su órbita y evitar su aproximación y choque con la Tierra. La trayectoria del satélite se realiza describiendo un ocho entre la Luna y Venus, Moon Mafa, según gráfico adjunto:


La Luna Negra, en su interior, era una auténtica ciudad flotante, una ciudad maravillosa y de ensueño. Un grupo de mujeres saludaron al nuevo viajero. Entre ellas había un terrestre que también había llegado de la Tierra. Eugenio Siragusa se encontraría nuevamente con él en Italia. Era un mecánico nacido en Bolonia, llamado Galli.
Eugenio Siragusa fue conducido a un gran salón en forma de herradura, brillante, como si estuviera tapizado con placas de plata. A lo largo de la pared había una serie de nichos de cristal luminoso. En ellos, sentados en estado de desdoblamiento controlado, estaban los cuerpos de numerosos seres.


Telepáticamente, preguntó qué significaba aquello, quiénes eran. La respuesta fue:
Se trata de hermanos en misión sobre el planeta Tierra. Para nosotros el desdoblamiento controlado es como para vosotros el sueño. Pueden desplazarse a la Tierra y volver. En la Tierra realizan este trabajo astral unos seis millones de seres del espacio. Les está permitido hasta los 80 años.


Luego deben retornar. La vida media de uno de nosotros es de 1.200 años terrestres.
Eugenio Siragusa preguntó mentalmente por el origen de la Luna. La respuesta fue ésta:
La Luna es, en contra de la creencia de los científicos terrestres, tan joven como la Tierra. La Tierra, como la Luna y las otras dos lunas desaparecidas, nacieron con el sistema solar de la explosión de una estrella supernova. Los otros satélites se estrellaron en épocas diferentes sobre el planeta Tierra, destruyendo Mu y la Atlántida.


La Luna está habitada desde hace 175.000 años, justo el tiempo en que la Confederación Interestelar puso allí sus primeras bases. No es aconsejable habitar sobre la superficie lunar porque el núcleo central ígneo cósmico del satélite está en continua contracción, con pérdida de masa. Los cráteres lunares no son debidos a la caída de meteoritos o impactos, sino al vacío que la pérdida de masa de la superficie provoca, causando sedimentos imprevistos. Además, la superficie de la Luna está sometida a tremendos estertores derivados de la influencia de los océanos terrestres. Cuando el coloquio hubo terminado, la nave emprendió nuevamente el viaje de regreso. En total, Eugenio Siragusa había recorrido 470.000 kilómetros y el viaje había durado exactamente dos horas y veinte minutos. El trayecto había sido: Tierra Luna Negra Tierra.

Eugenio Siraguza-Victorino del Pozo



http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


VIAJE A LA LUNA NEGRA..

SAIKU

La civilización pleyadiana.












La civilización pleyadiana se originó muchos miles de años atrás, no en Las Pléyades, un sistema solar muchísimo más joven que el nuestro, sino en la Constelación de la Lira. 

Cuando se declaró la guerra, antes de que el planeta fuese destruido por las fuerzas draconianas,, gran parte de la población emigró a otros sistemas estelares, a las Pléyades, a las Híades y a un planeta que orbitaba cerca de una estrella llamada Vega. 

En otro viaje interestelar, los nuevos pleyadianos descubrieron la Tierra y su vida primitiva evolucionando en una atmósfera hospitalaria para ellos. 

Desde aquél momento, según Semjase, la Tierra había sido destruida dos veces por sus propios habitantes: la primera vez por una civilización desarrollada a partir de los primeros pleyadianos quienes permanecieron y se casaron con los primeros seres humanos; la segunda, cuando otra generación de pleyadianos colonizaron la Tierra y produjeron una tecnología avanzada hasta que, de nuevo, la guerra destruyó el planeta. 

Semjase y los pleyadianos que eligieron regresar de nuevo a la Tierra eran descendientes de una pacífica fracción liriana, que ahora se sentía responsable de guiar a la Tierra en su evolución espiritual. 

Para que los humanos terrestres evitasen los retrocesos que, tiempo atrás, habían experimentado sus antepasados pleyadianos.
Unas tres mil naves de otros sistemas estelares de la galaxia visitaban la Tierra cada año: 


Billy Meier

http://saikumisterios.blogspot.com.ar/


La civilización pleyadiana.

SAIKU