Energía electromagnética canalizada por los monumentos megalíticos

Portada - Menhires de Avebury, Wiltshire, Inglaterra. (CC BY 2.0)



No lleva mucho tiempo estimular el sistema de circuitos electromagnéticos del cuerpo humano. De hecho, una pequeña variación en el ambiente puede ser suficiente para provocar un cambio en la conciencia de un individuo.
Las personas que visitan antiguos templos y monumentos megalíticos a menudo describen una sensación de este tipo. La explicación habitual es que dichas percepciones no son más que el producto de una fuerte impresión: el resultado de los estímulos visuales procedentes de la abrumadora experiencia de contemplar construcciones megalíticas como círculos de piedras, antiguos templos y pirámides.
Pero la cantidad de pruebas acumuladas demuestra lo contrario: que los megalitos y otros antiguos lugares sagrados realmente atraen, almacenan e incluso generan su propio campo energético, creando el tipo de entorno en el que es posible acceder a un estado alterado de conciencia.

La generación de campos de energía


En 1983, el ingeniero Charles Brooker llevó a cabo un exhaustivo estudio destinado a localizar campos magnéticos en emplazamientos sagrados. El objeto de la investigación en este caso fue el círculo de piedras de Rollright, Inglaterra. Un estudio magnetométrico del lugar reveló cómo el círculo megalítico atraía un flujo de fuerza magnética a través de un estrecho espacio entre las piedras que actuaba como entrada. Esta corriente magnética continuaba describiendo una espiral que iba a parar al centro del círculo, como si estuviera descendiendo en dirección a una madriguera.
Se descubrió asimismo que dos de los círculos de piedra del sector oeste pulsaban con anillos concéntricos de corriente alterna, de una forma que recordaba a los anillos que se forman en el agua de un estanque.
Imagen del estudio magnetométrico de las Piedras de Rollright. Adaptado de un esquema original de Charles Brooker. Magnetism and Standing Stones,(‘Magnetismo y Megalitos’) New Scientist, 13 de enero de 1983

Imagen del estudio magnetométrico de las Piedras de Rollright. Adaptado de un esquema original de Charles Brooker. Magnetism and Standing Stones,(‘Magnetismo y Megalitos’) New Scientist, 13 de enero de 1983

El análisis llevó a Brooker a afirmar que “la intensidad media del campo [geomagnético] en el interior del círculo era significativamente más baja que la detectada en el exterior, como si las piedras actuaran como un escudo.”
Estos descubrimientos nos ayudan a desentrañar cuál era la intención de las gentes de la antigüedad cuando construían estructuras megalíticas. En el templo de Edfú (Egipto), hay un muro en el que se observa lo que parece ser una receta para crear un espacio que difiera energéticamente del paisaje que le rodea: es decir, un templo. Las instrucciones describen cómo ciertos dioses creadores empezaban por levantar un montículo y ‘clavar una serpiente’ en ese punto, tras lo cual una fuerza especial de la naturaleza impregnaba el lugar y daba pie a la construcción del templo físico.
El símbolo de la serpiente siempre ha sido una metáfora, compartida por muchas culturas, de las serpenteantes líneas de fuerza de la Tierra, a las que los científicos denominan ‘corrientes telúricas.’

Control sobre las leyes de la Naturaleza


Parece que los antiguos arquitectos gozaban de un excelente grado de control de las leyes de la Naturaleza, ya que un reciente estudio de los campos energéticos del interior y los alrededores de Avebury, el círculo de piedras de mayor tamaño del mundo, demuestra cómo los megalitos están diseñados para atraer una corriente telúrica en dirección al monumento.
Los electrodos colocados en Avebury han revelado cómo su zanja circular interrumpe la transmisión de la corriente telúrica a través del suelo y canaliza la electricidad en dirección a la zanja, concentrando energía de hecho para liberarla a continuación en la entrada al monumento, en ocasiones con una magnitud doble a la detectada en los alrededores.
Las lecturas magnéticas de Avebury disminuyen por la noche, aunque siguen siendo de un nivel mucho más alto del que cabría esperar por causas naturales. Se recargan al amanecer, siendo atraída la corriente telúrica desde el terreno circundante hasta el círculo megalítico al tiempo que las fluctuaciones magnéticas del lugar alcanzan su punto máximo.
Los estudios llevados a cabo por John Burke, físico ya fallecido, también revelaron cómo las piedras de Avebury se encuentran deliberadamente dispuestas y alineadas para canalizar las corrientes electromagnéticas de tal modo que fluyan en una dirección predeterminada, utilizando un principio idéntico al de los modernos colisionadores de partículas atómicas, en los que los iones son conducidos a través del aire en una dirección concreta.

Círculo de piedras de Avebury. Fotografía: Freddy Silva

Círculo de piedras de Avebury. Fotografía: Freddy Silva
El efecto de los emplazamientos sagrados comportándose como dispositivos de concentración de energía electromagnética es posible gracias a la elección del tipo de piedra. Trasladadas a menudo a lo largo de enormes distancias, la piedra empleada en los monumentos megalíticos contiene cantidades notables de magnetita. Esta combinación hace que los templos actúen como enormes, aunque también débiles, imanes.

Tecnología espiritual


Este hecho ejerce una profunda influencia en el cuerpo humano, concretamente en el hierro disuelto que fluye a través de los vasos sanguíneos, por no mencionar los millones de partículas de magnetita que flotan en el interior del cráneo y la glándula pineal, que es en sí misma altamente sensible a los campos geomagnéticos, y cuya estimulación activa la producción de compuestos químicos como la pinolina y la serotonina, lo cual a su vez permite que se sintetice la sustancia alucinógena DMT. En un entorno en el que la intensidad del campo geomagnético disminuye, es sabido que los individuos experimentan estados mediúmnicos y chamánicos.
Una investigación exhaustiva llevada a cabo en la región francesa de Carnac, en la que se concentran unos 80.000 megalitos, revela una tecnología espiritual similar en sus monumentos. En un principio, el investigador principal, el ingeniero de electricidad Pierre Méreaux, era escéptico acerca de la posibilidad de que los megalitos poseyeran ‘poderes especiales’.
El estudio de Carnac realizado por Méreaux demuestra cómo los dólmenes amplifican y desprenden energía telúrica a lo largo del día, dando las lecturas más altas al amanecer. El voltaje y las variaciones magnéticas están relacionados e interactúan de acuerdo con un fenómeno conocido como inducción electromagnética . Según Méreaux: “El dolmen se comporta como una bobina o solenoide, en el cual las corrientes son inducidas y provocadas por las variaciones, más débiles o más fuertes, del campo magnético que le rodea. Pero la intensidad de estos fenómenos es nula a no ser que el dolmen esté construido con rocas cristalinas ricas en cuarzo, como el granito.”
Las lecturas realizadas en los menhires revelan una energía pulsante a intervalos regulares en su base, cargada positiva y negativamente y que llega hasta los 11 metros de altura de estos monolitos verticales, algunos de los cuales presentan grabados en los que aparecen serpientes. Las pulsaciones máximas y mínimas se repiten aproximadamente cada 70 minutos, lo que demuestra que los menhires se cargan y descargan regularmente.
Méreaux también observó cómo el voltaje de las piedras verticales del alineamiento de Grand Ménec disminuía a medida que se encontraban situadas más lejos del círculo de piedras, que en sí mismo actuaba como algún tipo de condensador o dispositivo para concentrar la energía.

Uno de los 80.000 menhires de la región de Carnac. Fotografía: Freddy Silva

Uno de los 80.000 menhires de la región de Carnac. Fotografía: Freddy Silva
La composición de las piedras y su capacidad como conductores de energía también se tiene en cuenta en el estudio de Méreaux y otros investigadores. Siendo muy ricas en cuarzo, estas piedras cuidadosamente escogidas son piezoeléctricas, es decir, generan electricidad cuando se comprimen o están sometidas a vibraciones externas. Los megalitos de Carnac, al encontrarse dispuestos sobre treinta y una fracturas del terreno en una de las zonas sísmicas más activas de Francia, presentan un estado de vibración continuo, lo que provoca que las piedras sean muy activas desde un punto de vista electromagnético.
Este hecho demuestra que los menhires no se erigieron en este emplazamiento por casualidad, entre otras cosas porque habían sido transportados desde una distancia de 97 kilómetros, sino porque su posición y orientación establecían una relación directa con el magnetismo terrestre.

Lugares sagrados y portales magnéticos


Las tradiciones de todo el mundo relacionadas con los Antiguos Misterios comparten un rasgo específico: en todas ellas se considera que ciertos lugares de la superficie terrestre concentran una cantidad mayor de poder que otros. Estos puntos, denominados “lugares del cervatillo” por los Hopi, se convirtieron a menudo finalmente en el emplazamiento de muchos de los centros sagrados y templos que podemos ver en la actualidad. Lo que resulta interesante es que en culturas muy diferentes se asegura que estos puntos están conectados con los cielos a través de un tubo hueco o canal, y que a través de esta conexión umbilical el alma puede entrar en contacto con el Más Allá durante los rituales. No obstante, estos canales también permiten que el mundo de los espíritus tenga acceso a nuestro ámbito físico,
En el año 2008, la NASA podría haber confirmado inconscientemente la veracidad de esta teoría cuando publicó detalles de una investigación sobre los ETF, (Eventos de Transferencia de Flujo), en los que la organización describía cómo la Tierra se encuentra conectada al Sol por medio de una red de portales magnéticos que se abren cada ocho minutos.
Estos descubrimientos ayudan a corroborar, desde un punto de vista científico, la antigua creencia de sensitivos y zahoríes desde los albores de la historia en que los monumentos megalíticos y antiguos templos son lugares aparte del mundo que conocemos en los que podemos conectar con regiones remotas que se encuentran más allá de esta esfera planetaria.
Sin duda los sacerdotes del antiguo Egipto consideraban a sus templos algo más que un simple conglomerado de piedras muertas. Todas las mañanas ‘despertaban’ a cada una de sus estancias mediante oraciones, tratando de este modo al templo como un organismo vivo que dormía por las noches y se despertaba por las mañanas.
© FREDDY SILVA 2016
Material basado en el libro del autor The Divine Blueprint: Temples, power places, and the
global plan to shape the human soul , Invisible Temple, 2012. Disponible en invisibletemple.com
Imagen de portada: Menhires de Avebury, Wiltshire, Inglaterra. (CC BY 2.0 )
Autor: Freddy Silva

Fuentes:
Charles Brooker. Magnetism and Standing Stones , New Scientist, 13 de enero de 1983
John Burke y Kaj Halberg . Seed of Knowledge, Stone of Plenty , Council Oak Books, San Francisco, 2005
Pierre Méreaux. Carnac: Des Pierres Pour Les Vivants , Kerwangwenn, Nature & Bretagne, 1992
Studies on the pineal and DMT : Serena Roney-Dougal, The Faery Faith, Green Magic, Londres, 2002; y E.C. May et al, Review of the psychoenergetic research conducted at SRI International, SRI International Technical Report , marzo de 1988

LAS BAJAS ENERGIAS




Somos bombardeados constantemente con energía de baja frecuencia e insultos, pero estos no nos afectan a menos que algo dentro nuestro aun este de acuerdo con eso que nos dicen, o que sea algo en lo que venimos trabajando para transformarlo.
Cuando somos neutrales, no notamos los ataques y reaccionamos, o quizás si los notamos, pero ya hemos trabajado eso y no nos dejamos afectar por ello.
Pero sino somos conscientes de esto, entramos como en trance, perdemos la claridad de discernir y la libertad.
Cuando tenemos temas no resueltos, estas energías perturbadoras tienden a alojarse en nuestro interior y es difícil soltarlas. Para poder interactuar concientemente con esta baja energia,no debemos permitirnos tomar los ataques.
Cuando podamos remplazar esa energia negativa que nos llega, y responder con una vibración alta, habremos logrado lo que los mas grandes seres lograron, la alquimia del alma.

The Return of the Divine Femenine


Cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro





Un estudio de la Universidad de Helsinki en 2015 afirmó que la música clásica tenía un efecto en los genes relacionados con la sensación de placer. De hecho, las personas que durante el experimento escuchaban una composición de Mozart mostraban una mejor actividad cerebral, la cual era aún mayor si se estaba familiarizado con ella.
Cerebro con unos cascos escuchando música
Julius Portnoy, musicólogo y filósofo, afirma que la música puede aumentar los niveles de endorfinas en el cerebro y producir, por tanto, estados de placer como de relajación. Incluso escuchar música puede cambiar las tasas metabólicas, los niveles de presión arterial, energía y digestión.
La música también se utiliza para el tratamiento de algunos trastornos psicológicos y enfermedades, ya que activa un gran número de regiones del cerebro de forma simultánea, y se conoce con el nombre de musicoterapia. Se trata de un tipo de terapia que utiliza a la música como herramienta para mejorar el estado de salud y bienestar de la persona. De hecho, se ha demostrado que es útil en rehabilitación, programas de bienestar y en el ámbito educativo.

Cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro

Los compositores musicales de las películas, saben muy bien cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro. Por lo tanto, utilizan el poder de la música como detonador de emociones, según su conveniencia. Un ejemplo de ello fue la insistencia del compositor Bernard Herman hasta conseguir convencer a Alfred Hitchcock para añadir música a la escena de la ducha en Psicosis. 
La música en el cine es sumamente importante, ya que sirve como manera de establecer relación entre el argumento y las emociones que se trasmiten al espectador.
No solo en las películas de terror la música juega un papel fundamental a la hora de generar miedo y angustia. Por ejemplo, en las películas de acción actúa como ese impulso que acelera nuestro ritmo cardíaco y nos hace estar en suspense durante determinadas escenas. O nos invita a la reflexión en las películas de misterio. Cualquier género cinematográfico se enriquece cuando la música sale a escena.
Algunos estudios confirman cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro. En 2010, se publicó un estudio en la Universidad de California que demostró que la sensibilidad que tenemos a los sonidos de alarma es muy similar a la de algunos animales salvajes. Sonidos utilizados por los compositores de bandas sonoras para genera angustia, inquietud o nerviosos.
Como vemos, la influencia de las bandas sonoras en el cerebro es inevitable, aunque la mayoría de las veces no nos demos cuenta de ello. De hecho, no hace falta que la música sea de una calidad óptima, basta solo con los tonos y frecuencias adecuados.

Los infrasonidos utilizados en el cine

Existen otras clases de sonidos en el cine -que no son las bandas sonoras-, y que afectan al cerebro: son los infrasonidos. Se trata de sonidos emitidos a niveles no audibles para el ser humano, pero con frecuencias que producen reacciones físicas naturales y emocionales. 
Estos infrasonidos acompañan a las bandas sonoras para reforzar sus efectos sobre el espectador y generan un estado emocional especifico según el género de la película. A través de ellos, los compositores son capaces de inducir en los espectadores emociones como el miedo o la tristeza, entre otras. Por ejemplo, en la película Paranormal Activity se tuvieron que emplear infrasonidos para asegurar que los espectadores experimentasen angustia y miedo en determinadas escenas de la película.
Como vemos, las bandas sonoras enriquecen la experiencia del espectador en el cine, ya que generan emociones, despiertan recuerdos y en buena medida, guían a lo largo de la historia. La música es un arte de posibilidades infinitas que se multiplican si la combinamos con el universo cinematográfico.
http://selenitaconsciente.com

DESCUBRE TU NOMBRE DE VIAJERO



https://saikumisterios.blogspot.com/

ENCONTRÁ EL ERROR

La imagen puede contener: una o varias personas

HAY ALGO QUE NO ESTÁ BIEN EN ESTA FOTO

PUEDES VER QUE ES?

¿Por qué la bandera que plantaron parece ondear? 



¿Por qué la huella que dejó Armstrong en el suelo es perfecta, como si fuera arena mojada? 

¿Quién filmó a Armstrong al descender del módulo si fue la primera persona en pisar la Luna?

¿Por qué no se ve ni una estrella en las fotos?

¡Todas las fotos tienen una iluminación rara y están demasiado nítidas! ¡Cómo si fuera Photoshop!

¿Por qué hay zonas bien iluminadas que deberían estar en sombra? ¡Es la prueba de que usaron focos! 

¿Por qué las sombras parecen ir en diferentes direcciones si hay una sola fuente de luz?

https://saikumisterios.blogspot.com

El plano Etérico y el propósito del alma




Somos seres multidimensionales, es decir, habitamos en distintos planos de existencia simultáneamente (el físico, el emocional, el mental, el causal, etc.), pero nuestra consciencia permanece siempre anclada al cuerpo más denso que ocupamos, que en estado de vigilia es el cuerpo físico. Sin embargo, todas las energías procedentes de estas otras esferas de la realidad en las que también estamos presentes, son canalizadas y transferidas a nuestro cuerpo físico para que podamos expresarnos tal y como lo hacemos en nuestra vida terrena. Este cometido lo desempeña nuestro cuerpo energético en el plano etérico.
La función del cuerpo energético o vital por consiguiente es doble, de un lado sintetiza las múltiples frecuencias de alta vibración que proceden de esas otras esferas de la realidad transformándolas en intensidades aptas para la vida orgánica, y del otro confiere vida al cuerpo físico nutriéndolo permanentemente de energía vital a fin de que éste pueda cumplir con su función biológica. De esto se desprende que un cuerpo físico saludable es el reflejo de un cuerpo vital armonizado y que un cuerpo vital debilitado o parcialmente bloqueado es la principal causa de molestias, dolores y enfermedades que tarde o temprano acabarán cristalizando en el cuerpo físico.
En la actualidad son muchas las terapias naturales y técnicas de sanación cuyo objetivo no es otro que el de restablecer este flujo de energía vital al que algunas otras culturas también denominan Ki, Chi o Prana. Y milenarios son los tratados de medicina natural de buena parte del mundo que describen con detalle la composición de nuestro cuerpo energético como un tejido invisible que recubre e interpenetra el cuerpo físico. Tenemos los meridianos de la medicina tradicional china y sus puntos de acupuntura, los puntos marma de la medicina ayurvédica de la India, los puntos jin shin jyutsu originarios del Japón y los siete centros energéticos principales o chacras por todos conocidos, entre otros.
La autenticidad que la ciencia médica oficial otorga tanto a la existencia de este cuerpo energético como a sus diferentes técnicas de sanación, es en la actualidad bastante aceptable si tenemos en cuenta que no es posible estudiar ni su composición ni su localización a través del método científico convencional. Por fortuna, son tan evidentes los efectos favorables que resultan de su aplicación terapéutica, que cualquier intento por negar esta realidad resultaría del todo en vano. De hecho, cualquier persona que se lo proponga es capaz de interactuar con su propio cuerpo vital y armonizarlo de manera intuitiva sin tener que disponer de ningún don o talento especial.
El cuerpo vital es invisible a los sentidos físicos debido a que se encuentra en un espacio dimensional distinto al del cuerpo físico, sin embargo, tal es su proximidad al plano físico que muchas personas son capaces de vislumbrar este cuerpo sutil como una especie de halo lumínico evanescente que rodea y envuelve al cuerpo físico.
En 1939 Semyon Davidovich Kirlian, un electricista de la antigua unión soviética, observó que si colocaba un objeto sobre una placa fotográfica y lo sometía a un campo eléctrico de alta frecuencia, elevado voltaje y baja intensidad, aparecía la imagen de una aureola luminosa a su alrededor. Así nació la popular cámara Kirlian y de la ingente cantidad de experimentos que llegaron a realizarse con todo tipo de objetos plantas, animales e incluso con el propio cuerpo humano, emergió una teoría:
“La energía que rodea a los organismos vivos estaría compuesta de electrones, protones y quizás otras partículas ionizadas y en estado de excitación. No se trataría de un caos sino de una unidad autosuficiente, un cuerpo de energía (…) que podría ser la explicación científica del aura o cuerpo etéreo”. Nona Coxhead
Podría decirse que el aura es la emanación energética que todo ser humano desprende en diferentes frecuencias en función de su estado o condición física, mental, emocional y espiritual. Es al equiparar estos rangos frecuenciales con los niveles de vibración que corresponden a cada uno de los colores que conforman el espectro de la luz (el arco iris), cuando podemos asignar un determinado color a cada tipo de energía.
Todos poseemos un poco de cada color (tipo de energía), pero suele haber siempre uno que destaca por encima de los demás y es entonces cuando hablamos de nuestra naturaleza energética. Cuando la gama de rojos es la energía predominante en una persona, ésta se mostrará como eminentemente práctica y terrenal. Los tonos anaranjados reflejan en cambio una mayor dosis de energía creativa y sensual; los amarillos indican una energía más de tipo mental; los verdes muestran una energía comunicativa que se aprecia en personas de carácter sociable y extrovertido; la gama de azules refleja un predominio de energía emocional y los colores índigo, violeta y blanco se corresponden con energías más intuitivas y espirituales.
La diferente gradación de estos colores denota 12 tipos de personalidad básicas que, bajo una gran diversidad de matices como son los aspectos armónicos o inarmónicos de cada chakra, hacen que cada emanación áurica ofrezca una imagen muy particular de la realidad energética de cada persona; que es lo mismo que decir, que define una particular forma de percibir la vida e interactuar con ella.
¿Pero el aura es causa o efecto de nuestra personalidad?
A primera vista todo parecería indicar que es el efecto, pues cuando una persona está tranquila y relajada los colores que aparecen en su aura son muy diferentes de los que esa misma persona mostraría estando altamente estresada, triste o excitada. Pero si nos centramos exclusivamente en la naturaleza energética de esa persona (su color predominante en el aura) sin tener en cuenta las circunstancias puntuales de cada momento, descubrimos que el aura es causa y no efecto de su personalidad.
Es decir, que todos venimos al mundo con una determinada configuración energética que ya está implementada en nosotros nada más nacer. Ciertamente podemos tratar de moldearla, de compensarla o equilibrarla a lo largo de nuestra vida con el fin de hallar armonía, pero a priori no la podemos cambiar. Soy consciente de que esta afirmación puede entrar en conflicto con la noción que podamos tener del libre albedrío, pero si entendemos que fuimos nosotros mismos quienes decidimos aceptar esta configuración energética como la más idónea para llevar a cabo una serie de aprendizajes en pro de nuestro desarrollo conciencial, comprenderemos que a niveles superiores no hay conflicto alguno sino una firme voluntad de evolución.
Cada uno de nosotros tiene un nombre, un rostro, un cuerpo, una historia, unas raíces, un país de residencia, un oficio, unos lazos familiares y afectivos, unas creencias, unas ideologías, unas habilidades, unos gustos…, así como toda una serie de vivencias y experiencias que han ido forjando un carácter y una forma de ser muy particular que nos identifica como seres únicos e irrepetibles. Todo este cúmulo de referencias a nuestra persona habla de nuestra personalidad, pero no de nuestra esencia primordial, de nuestro verdadero Ser. El Ser es el “actor” que interpreta un determinado “personaje” para cada “función”, pero una vez que ésta termina, solamente el personaje deja de existir, pues el actor, el Ser, regresa al hogar.
Existe por tanto un Yo profundo que está más allá del cuerpo y de la personalidad. Un Yo que no se identifica con ninguna faceta o expresión externa que nos pueda diferenciar de los demás, sino con el amor y la conciencia que reposa en lo más profundo de nuestro interior. Esta esencia primigenia es nuestro espíritu, nuestro verdadero Ser. Pero no es tarea fácil llegar a conocerse a sí mismo a este nivel. Habrá que conocer muy bien primero al personaje que estamos interpretando en este momento, aprender a quererlo, a valorarlo, a cuidarlo, a respetarlo y a agradecerle todo el conocimiento vivencial que nos está proporcionando, antes no logremos descubrir nuestra verdadera esencia tras él.
Y es que al fin y al cabo todo ello forma parte de un plan, un plan meticulosamente elaborado que sigue un programa, nuestro Programa de Vida Personal o propósito del alma.
El Árbol de la Vida Personal
Y para tratar de develar en qué consiste ese propósito de vida o propósito del alma que nosotros mismos nos impusimos antes de encarnar, nada mejor que hacer uso de la ancestral sabiduría de la Kabbalah (o Cabalá). Esta sabiduría antigua nos habla de 10 esferas (sefirot) que se corresponden con las diferentes fases en las que fue creado el Universo. Desde la fase de Emanación (Fuego), en la que se inició el proceso por medio de la voluntad y la expansión, seguido de la Creación (Agua) donde el amor, la fuerza y la belleza todo lo impregnó; hasta su Formación (Aire) y manifestación en el plano físico en forma de Acción (Tierra).
Así surge el Árbol de la Vida de la Kabbalah a nivel macrocósmico, que trasladado al ser humano (microcosmos) mediante una serie de cálculos numéricos que surgen del nombre, los apellidos y la fecha de nacimiento de cada persona, se obtiene el Árbol de la Vida Personal.
El Árbol de la Vida Personal es como un mapa interior que nos revela el recorrido energético que sigue la energía procedente del Cielo (la Fuente) y que en su trayectoria descendiente va atravesando cada una de las esferas que componen nuestro particular mundo espiritual, mental y emocional, hasta llegar al plano físico que es donde todo sale a relucir con nuestro sello personal en forma de acción.
Este recorrido consta de 22 caminos o senderos de aprendizaje por los que podemos transitar de muy diferente manera: con resistencia, con amargura, con dolor, miedo, o bien con serenidad, aceptación, fluidez, valentía…, todo ello va a depender de nosotros mismos, de nuestra capacidad de entendimiento, de adaptación y de superación personal. Cada persona tiene una serie de puntos débiles que conviene reconocer para aprender de ellos, así como de puntos fuertes o habilidades innatas que conviene desarrollar con el fin de llevar a cabo nuestra misión o propósito de vida de la mejor manera posible.
Se trata por tanto de una información muy precisa que nos permite conocer con detalle cual es nuestra configuración energética actual, qué senderos de aprendizaje hemos decidido recorrer, y en qué consiste ese propósito del alma que se halla oculto en nuestro inconsciente esperando el momento de emerger a la superficie para ser integrado a nuestro ser consciente.
Para muchas personas este conocimiento marca un antes y un después en sus vidas, pues de algún modo es como despertar a una comprensión mayor, es como trascender al “personaje” con todas sus singularidades y redescubrirse a sí mismo como al Ser libre, consciente, eternamente bello, divino e inmortal que realmente es.
https://hermandadblanca.org/plano-eterico-proposito-del-alma/

Significado psicoanalítico de los tatuajes y piercings


Resultado de imagen para piercing

Resumen de la conferencia de Vilma Mazzolini
el 13/5/05 en Granollers, Barcelona, titulada
JOYAS, TATUAJES Y PIERCINGS
para la Asociación La Salut es cosa teva.
Escrito por Alícia Ninou
Vilma Mazzolini es terapeuta en bio-psico-genealogía y desde hace años se dedica a ayudar a la gente para resolver bloqueos o problemas emocionales. Hace ocho años que se divorció, momento en que descubrió asombrada cómo sus hijos empezaban a tatuarse y ponerse piercings. Esto la intrigó mucho, así que empezó a observar e interesarse sobre este tema. Pronto se dio cuenta de que esta práctica era habitual entre los jóvenes de padres separados. Esto la impulsó a investigar todo lo relacionado con los ornamentos corporales, hasta el día de hoy, en que está punto de publicar un libro sobre el tema.
Vilma descubrió que los ornamentos del cuerpo nos hablan del sufrimiento, del bloqueo, o de las esperas inconscientes, muchas veces ocasionadas por nuestra genealogía. Ya sean modas, gustos personales o señales de reconocimientos de un grupo, las joyas, piercings o tatuajes, son indicadores de un malestar profundo, en el cual el corazón o el alma están encadenados por historias familiares vividas antes de nuestro nacimiento. Esto no quiere decir que sean “perjudiciales” o que los tengamos que eliminar, pero, como indicadores que son de un malestar normalmente inconsciente, es interesante poder saber o conocer qué es lo que nos están “diciendo” para poder hacer ese malestar visible i poderlo trabajar a nivel consciente.
Los piercings y los tatuajes han sido desde siempre, ya en las antiguas civilizaciones, señales de distinción tribales o de creencias. Por este motivo, estas marcas tienen una simbología y significado diferente en función de la cultura de la que cada persona provenga. Por lo que se refiere a Europa, que es donde Vilma ha centrado sus investigaciones, entre los años 500 y 1500 (la edad media) hubo un gran boom bajo el dogma del catolicismo, principalmente en España e Italia. En esta época, todo estaba relacionado con la religión. Por ejemplo, estaba prohibido derramar sangre, porque se decía que era “llamar” al diablo. Las joyas no cumplían una función estética –como ahora-, sino que eran el reconocimiento de una casta o de un oficio. Por ejemplo, los que llevaban un anillo en el dedo gordo de la mano derecha, quería decir que tenían un trabajo relacionado con la sangre: cirujano, carnicero, entrenador de perros, verdugos, etc.
A principios del S. XIII, un piercing en la lengua era señal de perjurio, y el agujero se hacía a los condenados con un hierro al rojo vio. Curiosamente, la gente que ha tratado con Vilma y que llevan un piercing en la lengua, admiten que son personas que no dicen toda la verdad, lo cual no quiere decir que digan mentiras. Acostumbran a ser jóvenes a los cuales les falta lo más esencial: la presencia de los padres, habitualmente por horarios de trabajo. Estos jóvenes acostumbran a inventarse un mundo imaginario familiar cuando están fuera de casa, creando unos padres diferentes a los que realmente tienen.
Un piercing en el ombligo bloquea la energía que circula por el meridiano Concepción, que va desde el periné hasta las dientes (medicina china). La consecuencia de esto es la esterilización, tanto en el caso de una mujer como de un hombre. Cuando está en la parte de arriba del ombligo, es un mensaje que se recibe del árbol familiar, el cual transmite una orden de no querer traer más hijos a este mundo para evitarles el sufrimiento. En la parte de abajo, es una decisión a nivel personal de no querer tener hijos. Vilma explica que de 40 mujeres que han consultado con ella por problemas de esterilidad, 18 de ellas llevaban un piercing en el ombligo. Estas 18, después de sacárselo, todas quedaron embarazadas. Vilma no tiene ninguna duda, pues, que un piercing en el ombligo es un método válido de anticoncepción, aunque aparentemente, no pueda parecer muy científico.
Los piercings en los labios, en cambio, están relacionados con los problemas de comunicación. Si es en el labio inferior, es señal de haber tenido un padre virulento con la palabra, y esta persona no quiere, no está interesado en comunicar. En el caso del labio superior, estaríamos hablando del árbol genealógico de la madre.
El origen de los tatuajes está relacionado con las violaciones, la prostitución y el adulterio. Explica Vilma que el año 1120 un rey francés decretó que ninguna mujer podía comerciar con su cuerpo. Las únicas que podían hacerlo eran las mujeres que vivían en los burdeles, y cuando salían al exterior, tenían que identificarse con un pintalabios rojo (de aquí vendría la asociación que existe todavía actualmente de unos labios rojos con una prostituta). Y cuando una mujer era violada y se quedaba embarazada, era llevada inmediatamente al burdel, donde tenía que trabajar para poder mantener a su hijo. Al violador, en cambio, sólo se le imponía una multa. Era así, siempre y cuando se tratase de mujeres pobres y humildes, porque en el caso de una mujer noble o rica, ésta era llevada a un convento, y el violador colgado. En el caso que una de estas chicas pobres intentase escapar de este destino, era marcada con una flor en el hombro izquierdo. Es decir, que cualquier tatuaje en el hombro, implica que en algún momento del árbol ha habido sufrimiento por estos motivos, el cual puede arrastrarse a través de diversas generaciones si en algún momento no sale a la superficie y se sana.
Un lugar donde antiguamente las mujeres se tatuaban y ponían joyas en los pies, era en los harenes. Un anillo en el dedo gordo, por ejemplo, era la marca de la “favorita”; en el segundo dedo del pie, de tener un hijo varón; en el tercero, de haber sido repudiada; en el cuarto, de haber sido llevada a otro harén; y en el quinto, de adulterio y condena a muerte. Hoy en día no se acostumbran a llevar joyas en los pies, pero sí que se pueden ver reminiscencias de esto en el tipo de zapatos que llevan las mujeres, qué tipo de ornamentos llevan en ellos, o qué dedos de los pies les rodean las sandalias que llevan. Otras joyas, como las pulseras, estaban relacionadas con las diferentes especialidades que tenían las prostitutas.
Los pendientes, en las orejas, han tenido diferentes simbologías a lo largo de los tiempos. Los filibusteros o corsarios, por ejemplo, llevaban un pendiente en la oreja izquierda. En cambio, los piratas, a la derecha. También antiguamente, un pendiente en un hombre era una distinción sexual, y en la marina en cambio, de ser un niño huérfano. En todo caso, los pendientes son un indicativo de ser propiedad de alguien. Hoy en día, por ejemplo, los chicos que llevan un pendiente en la izquierda, quiere decir que están muy ligados a su madre. Si la llevan en la derecha, que tienen una fuerte confrontación con ella. En los dos casos, implica que estamos hablando de una madre “castradora” y dominante.
Los piercings en la nariz son una herencia de los bufones del rey, a los cuales el rey ataba una cuerda (en la anilla) para hacer con ellos lo que quisiera. Se decía que los bufones eran tratados peor que los perros. Estamos hablando, pues, de una simbología de cabeza de turco. En otros sitios, como en un pezón, son indicadores de no haber tenido leche materna, y todo lo que va asociado a ella, es decir, falta de amor.
Según Vilma, pues, todos estos piercings alivian estos malestares internos que llevan dentro las personas, sin saberlo. Pero esto no quiere decir que curen o sanen estos problemas, que continúan existiendo. La solución es intentar averiguar el motivo, hacerlo consciente y trabajarlo. Y a esto se dedica Vilma. Si la vais a ver, sólo viendo las joyas que lleváis, dónde las lleváis, el material con qué están hechas, los piercings, los tatuajes… os podrá dar un montón de información sobre vosotros. Increíble, pero cierto.
Alícia Ninou

Que ocurre al morir?


No hay ninguna descripción de la foto disponible.


En realidad poco sabemos y poca certeza hay, pues es justo al trascender que podriamos salir de esta matrix.
Al momento de morir es donde somos reciclados y reenviados a esta granja para seguir siendo explotados y utilizados como generadores de energía, en un nuevo cuerpo y sin memorias anteriores.
Cuando abandones tu cuerpo fisico las cosas si aparecerán como te las han contado : el tunel con la luz al fondo que ejercerá una irresistible atracción sobre ti, tus seres queridos, tu abuelito, tu tía favorita, tu amor adolescente, tus amadas mascotas, o buda, jesucristo, krisna según la religión que has profesado en vida, Einstein, Newton, Galileo si eres un científico, Dali y Da Vinci si eres un artista etc etc... Hasta Frank Sinatra te podrá recibir cantando "New York" si fuera tu canción favorita. Quien se presente ante ti, no es más que un disfraz, tras el cual esta un alienigena depredador que cumple con el deber de engañarte.
Por qué será así tal cual como te lo han contado? Porque ese es el programa que te han insertado para poder seguir manipulandote una vez dejes la materia.
Seguirás a ese alguien que promete guiarte en tu transición al otro mundo (San Gorgorito, tu papá o Firulais), entrarás al tunel y te será robada la memoria y el conocimiento que has acumulado en esta vida por lo que te presentarás ante un tribunal karmico sin saber quien eres ni que has hecho. Te pasaran la película de cualquier vida terrible ( podrás ser un asesino en serie o un tenebroso destructor de cualquier índole) y te asegurarán que deberás volver a la Tierra a reparar tus errores. Tambien pueden convencerte que eres el nuevo Mesías que la humanidad está necesitando y que eres requerido para salvar al mundo... En fin te agarraran por donde seas más vulnerable, la vanidad, la culpa, la compasión etc. Lo importante para ellos es que entres en su ciclo de explotación encarnando nuevamente. ( este proceso toma generalmente 72 horas de duracion)..
Que quiere decir todo esto? Aunque suene muy duro tus seres queridos, tus afectos que han fallecido ya no existen como tales. Ya han sido reciclados y viven otra vida lejos de la memoria de la vida compartida. ( si, lo se, para mi también fue muy duro saber esto) o si ese familiar estaba consciente al morir y logró mantener su memoria pudo trascender por sobre las 12 ( o 15) dimensiones de esta matrix y es libre, así que celebralo!
No hay muertos andantes, no hay sueños con familiares o seres queridos desaparecidos, todos son disfraces para manipularte. No caigas en la trampa.
Por mi parte, no entrare a ningún tunel. No seguiré a nadie pues se que todos son disfraces, no miraré a los lados ni atrás y avanzare.
Como preservar la memoria y recordar todo esto para no ser atrapados una vez más?
Aún no lo se. Pero no tengo dudas de que lo sabré. Así que seguiremos investigando.
*Crearon un sueño en el que estás secuestrado, excava en ti mismo la salida*

MonicaMaria/facebook

y tú que piensas de esto?

En la filosofía y cultura Vedica milenaria escrita en el idioma Sánscrito.
Se dice que el último pensamiento que tengas a la hora de partir será en lo que reencarnes.
Aparte de los karmas acumulados tanto positivos y negativos.
Un asesino será asesinado x el que el asesino en esta vida ojo x ojo diente x diente mientras no se perdonen seguirán en ese Samshara de ciclos repetitivos

https://saikumisterios.blogspot.com